El Parque Tayrona, un mes de descanso

714
[themoneytizer id=”22300-1″]

El parque Nacional Natural Tayrona estará cerrado desde el próximo lunes 28 de enero hasta el 28 de febrero de 2019; tiempo en el que los cuatro pueblos indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta realizarán rituales espirituales que ellos consideran pagamentos.

El descanso del Parque Tayrona se lleva a cabo por solicitud de los cuatro pueblos indígenas Kogui, Wiwa, Arhuaco y Kankuamo pertenecientes a la Sierra Nevada de Santa Marta, quienes realizarán los procesos culturales de limpieza, sanación, protección ambiental y espiritual.

Por medio de la resolución número 013 de 2019 Parques Nacionales Naturales de Colombia cerrará el ingreso de visitantes al Parque Nacional NaturalTayrona desde el próximo 28 de enero hasta el 28 de febrero de 2019.

El descanso del Parque Tayrona se lleva a cabo por solicitud de los cuatro pueblos indígenas Kogui, Wiwa, Arhuaco y Kankuamo pertenecientes a la Sierra Nevada de Santa Marta, quienes realizarán los procesos culturales de limpieza, sanación, protección ambiental y espiritual.

Así mismo, hace parte de una estrategia concertada entre estos pueblos y la entidad ambiental que busca darle un respiro a la fauna y flora del lugar, además permite la regeneración de los procesos naturales de las playas, los ecosistemas y las especies que habitan en el Parque Nacional Natural.

Gracias a los descansos realizados durante los años anteriores, se ha podido verificar la recuperación de los suelos, arroyos, quebradas, zonas acuáticas y del aire; la disminución del estrés de los ecosistemas y el aporte a la naturaleza, que por esa época del año enfrenta una temporada seca.

Este mes de descanso y silencio contribuye a los procesos de resiliencia de los diferentes ecosistemas terrestres y marino costeros del área protegida, lo que permite que se mitiguen las perturbaciones asociadas con el ecoturismo y aporte al mantenimiento de sus funciones en condiciones naturales.

DIRECTORA DE PARQUES EN EL CARIBE

Luz Elvira Angarita Jiménez, Directora Territorial Caribe de Parques Nacionales Naturales de Colombia, dijo que “este cierre tiene dos objetivos principales, uno de tipo ambiental que es garantizar el reposo que requieren estos ecosistemas después de una temporada tan fuerte y, teniendo en cuenta que el mes de febrero es el más seco del año en esta región del país. El segundo tema es cultural basado en los acuerdos con los cuatro pueblos indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta Arhuaco, Kogui, Wiwa y Kankuamo”.

Así mismo, agregó que “esperamos que este cierre sea igual de exitoso a los anteriores, puesto que ya se han visto en las ocasiones anteriores como el ParqueTayrona se ha podido monitorear en cada uno de los senderos y avistamientos de especies que normalmente no se ven cuando hay visitantes y como después cuando se abre realmente hay una mejoría en sus fuentes de agua”, señaló Angarita Jiménez.

LÍDERES INDIGENAS

Silvestre Gil, representante del pueblo indígena Kogui, sostuvo que “los cuatro pueblos siempre hemos venido tratando de proteger y conservar los espacios sagrados dentro del Parque Tayrona”.

Los pueblos indígenas realizan el cumplimiento de su cultura para fortalecer la parte ecológica que está en la parte ambiental, social, cultural y espiritual, toda vez, que allá se encuentran varios espacios importantes.

Las personas que visitan el Parque Tayrona han afectado la parte ecológica por la basura y el plástico, pero también traen otros pensamientos negativos que perjudican a la madre naturaleza, por lo tanto, cuando se cierra se lleva el proceso de saneamiento espiritual y material para que la Sierra Nevada de Santa Marta esté en equilibrio, manifestaron los líderes indígenas.

Los Mamos y líderes indígenas de los cuatro pueblos se van a encontrar los sitios sagrados para hacer un trabajo espiritual con unos recorridos, en se sentido, llevan a cabo unos pagamentos.

Por su parte, Juan Mojica Gil, representante de la etnia Wiwa, señaló que “vamos hacer un saneamiento o descanso en el Parque tanto en la naturaleza, la tierra y el agua porque lo necesitan; al entrar mucha gente se cansa, a partir de eso se hacen unos trabajos espirituales, una reflexiones, todos nos alimentamos del agua y vivimos de la tierra, nos concentramos a pagar esas deudas espirituales. No solamente los indígenas deberíamos pagar sino la sociedad porque todos vivimos de la tierra”.

LA SEGURIDAD EN EL PARQUE

Coronel Gustavo Berdugo Garavito, comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta, indicó que “se hizo una reunión en coordinación con Parques Nacionales, autoridades del Distrito, Armada Nacional y las mismas comunidades indígenas. Sabemos la gran importancia del cierre del Parque, esa oportunidad que tiene para recuperarse todo lo que tiene que ver con la flora la fauna, el tema de las comunidades indígenas para que también hagan esas reflexiones espirituales”.

La fuerza pública de manera coordinada dispuso de un personal para aquellos puntos de entrada, hacer los controles en sectores como Bahía Concha, Palangana, el Zaino y lo que tiene que ver con la vía principal.

Esas entradas van a tener un componente de Policía, Ejército y vigilancia de Parques Nacionales, como también es importante el tema de altamar, el personal de la Armada Nacional va hacer presencia y hacer controles de las embarcaciones.

“Tenemos una gran capacidad para hacer los controles al interior del parque con un fuerte de carabineros que va a patrullar la zona. Cabe resaltar que hay unas sanciones administrativas y penales a las personas que ingresen al Parque”, precisó el comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta.

Las autoridades realizaron un análisis de aquellos puntos de ingreso donde pueden hacerlo personas por desconocimiento o de manera internacional, en ese sentido, de manera preventiva generaron en estos sitios unos dispositivos coordinados con las demás instituciones. Son 50 hombres de la Policía entre carabineros, de turismo y de vigilancia, quienes estarán atendiendo cualquier requerimiento.

EL APOYO DE GUARDACOSTAS

Capitán de Fragata Jorge Sánchez, comandante de la Estación de Guardacostas en Santa Marta, añadió “como en los últimos cuatro años la Armada Nacional a través del cuerpo de Guardacostas se suma a esta actividad del cierre del Parque, básicamente nuestra actividad será en la verificación y el control marítimo para evitar que cualquier tipo de embarcación realicé actividades de ingreso al Parque y para evitar actividades de pesca que están totalmente prohibidas al interior del Tayrona; la idea es el control efectivo del mar que es una entrada complicada, pero que hemos sido muy exitosos en estos controles”.

Así mismo, sostuvo que “el dispositivo son dos patrulleras, una en la parte sur del Parque y la otra en la zona norte, sin embargo, vamos hacer patrullajes de manera continua en toda zona la litoral marítima del parque Tayrona. De estos se hizo una socialización y se sacó una circular a través de la Capitanía de Puerto donde se le informa a todo el gremio marítimo que está prohibida la navegación a ese sector teniendo en cuenta el cierre”, agregó el Capitán de Fragata de Guardacostas.

DETALLES DEL CIERRE

El Parque Nacional Natural Tayrona hace parte constitutiva del Territorio Ancestral, y en él se encuentran los puntos de Línea Negra y los sitios sagrados, que se deben proteger y respetar, por tanto, las comunidades indígenas realizan sus pagamentos para la limpieza, sanación, protección ambiental y espiritual del área protegida.

Los funcionarios durante el cierre continúan realizando recorridos de Prevención, Vigilancia y Control (PVC) y actividades de monitoreo de especies importancia ecológica, como el paujil, caimán aguja y mamíferos como el jaguar, es importante mencionar que durante el cierre en sendero y playas transitadas por visitantes aumenta el avistamiento de estas especies.

Febrero para el área protegida, según datos del Ideam representa el mes más seco del año, por ello medidas de manejo como el cierre permiten la mitigación de los posibles efectos de esta condición climática acentuada por el cambio climático.

Se realizan actividades de restauración de ecosistemas marinos, tales como instalación y mantenimiento de guarderías de corales de especies que se encuentran altamente amenazadas por el calentamiento global.

Se realizan jornadas de captura y extracción del pez león, que es una especie invasora predadora voraz de especies de peces, crustáceos y moluscos de los ecosistemas marinos.

Con las asociaciones de prestadores de servicios se realizan jornadas de recolección de residuos sólidos que llegan a las playas por causa de la deriva continental.

Se adelantan actividades que aporten al ordenamiento de las actividades ecoturísticas con actores estratégicos para el manejo del área Protegida, tanto en articulación interinstitucional como en articulación con actores locales, con el propósito de la mejora en el servicio cuando se vuelva a abrir el Parque.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte