Unimagdalena mejora la calidad de vida de madres magdalenenses

[themoneytizer id=”22300-1″]

La universidad del Magdalena capacitó a 325 madres de ocho municipios en proyecto de vida, ideas de negocio, marketing, gestión financiera y buenas prácticas de manufactura.

Con este proyecto se logró fomentar y fortalecer el carácter emprendedor de la mujer magdalenense, a través de actividades comerciales que garanticen el sostenimiento económico de sus hogares, para generar productividad y que logren insertarse en el mercado laboral, además de la promoción de la equidad de género.

 

La Universidad del Magdalena en el marco de su política “Más incluyente e innovadora”  a través de su Vicerrectoría de Extensión y Proyección Social, pone a disposición de la región su capacidad académica y operativa para la formación e intervención social de poblaciones vulnerables. Es por eso que agradece el voto de confianza depositado por la Gobernación del Magdalena para desarrollar esta iniciativa de manera conjunta.

En el marco de este cierre, se materializó la ruta de formación y capacitación propuesta en el “Desarrollo de un programa de generación de ingresos, a través del emprendimiento empresarial para madres cabezas de familia del Magdalena”, ejecutado específicamente en los municipios de: El Banco, Guamal, San Sebastián, San Zenón, Pijiño, Santa Ana, Santa Bárbara de Pinto y Remolino.

En ese sentido este Centro de Estudios Superiores capacitó a 325 madres de los 8 municipios previamente mencionados en: proyecto de vida, ideas de negocio, marketing, gestión financiera y buenas prácticas de manufactura, instrucción que estuvo a cargo de docentes altamente capacitados de la Alma Mater y que tuvo una duración de 3 meses, iniciando en el mes de septiembre y finalizando en el presente mes.

Es así como estas madres cabeza de familia se certificaron en Economía Solidaria, con el propósito de que al crear las 325 unidades productivas pudieran asumir sus negocios con mejor preparación, las áreas en las que emprendieron son: turismo con un 50%, servicios 22%, agroindustria 19% y manufactura 2%.

 En el municipio de Remolino específicamente se capacitaron 38 madres, de las cuales el 70% están en la línea de turismo; particularmente en gastronomía, el 16% en servicios como internet, modistería, entre otros, el 14% en agroindustria con negocios exclusivamente relacionados con actividades pecuarias. En ese sentido se entregó  la suma de $60.800.000 con un monto de $1.600.000 a cada una de las 38 madres del Municipio.

El ingeniero especialista Juan Carlos De la Rosa Serrano, vicerrector de Extensión Y Proyección Social de esta Casa de Estudios Superiores considera de vital importancia aportar a la sociedad magdalenense desde estos escenarios propicios.

“Hemos entregado un apoyo económico a las madres comunitarias de la zona sur y del municipio de Remolino en este departamento, hicimos un proceso de selección de las mejores ideas, para luego emprender un proceso de capacitación en temas de productividad, calidad de vida entre otros.

La idea es que el recurso entregado les sirva para mejorar sus condiciones de vida y puedan ejecutar sus proyectos de una manera productiva”.

 La Gobernadora del Magdalena, Rosa Cotes de Zúñiga, exalto la labor que desarrolla la Institución respaldada en sus políticas de inclusión e innovación, además del compromiso por la calidad de vida de los magdalenenses.

 “Gracias a  la voluntad institucional de la Universidad del Magdalena en cabeza de su rector Pablo Vera Salazar, por capacitar a todas estas mujeres; esto no tiene precio, ver la felicidad en sus rostros, hoy están recibiendo un incentivo para que empiecen a formar sus microempresas”.

 Una de las beneficiarias es Jesliz Acosta Bonnet quien manifestó “Quiero agradecer en nombre de mi familia a la Universidad del Magdalena por brindarnos esta oportunidad de crecer como personas y ser un ejemplo para nuestra comunidad y nuestra familia”.

 Cabe resaltar que la inversión total del proyecto asciende a $1.371.885.120, con un aporte de la Universidad de $171.885.120, ya que a pesar de estar en uno de los Departamentos con mayor índice de pobreza, Unimagdalena propende por cambiar esa realidad a diario a través de convenios, interinstitucionales, cooperando con el sector público y privado para asegurar una participación positiva en todos los escenarios pertinentes que se traduzcan en progreso para la nación.

Estas acciones cobran mayor sentido en el marco del proceso de Autoevaluación con fines de Renovación de Acreditación por Alta Calidad Institucional por el que atraviesa la Alma Máter, que en cabeza y bajo los principios de su rector, Pablo Vera Salazar, tiene presente que ser una universidad acreditada por alta calidad no es un título más sino una responsabilidad que se debe asumir con la pertinencia correspondiente siempre en pro del bienestar de la sociedad.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte