Se le disparó una escopeta y casi se mata

[themoneytizer id=”22300-1″]

Al parecer el hombre se propinó un disparo accidental que poco acaba con su vida.

Al parecer el hombre se encontraba manipulando el arma de fuego cuando de manera accidental accionó el disparador.

 

Con perdigones incrustados en el cuello y parte del cuerpo ingresó un obrero a una las instalaciones del hospital local del municipio de Ariguaní la tarde de ayer, luego de que se le disparara una escopeta que manipulaba.

Al parecer, el hombre, de quien no se conoció su identidad, estaba apertrechando el arma de fuego para salir de cacería en horas de la noche, pero en un descuido y de manera accidental accionó el disparador propinándose el tiro que por poco acaba con su vida.

Tras el hecho, algunas personas que se encontraban cerca al sitio, salieron corriendo para ver qué había pasado, hallando a este derramando sangre por el cuello, por lo que de inmediato lo auxiliaron y lo llevaron hasta el centro asistencial donde recibe atención médica de los galenos.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte