Seguridad, principio fundante de bienestar

343
[themoneytizer id=”22300-1″]

La seguridad es desafío inmenso que requiere de instituciones fuertes, incorruptibles y presupuestos adecuados, especialmente por cuanto hay fragmentados más grupos y grupúsculos dedicados a subvertir el orden, para lo que han consolidado nuevas actividades ilícitas, lo mismo que incidido en una calamitosa modificación del mapa de violencia en los últimos años. Cambios muchos se han vivido en el orden regional, más homicidios, incremento generalizado y dramático de la violencia, hasta el punto de copar más unidades territoriales.

La atomización de los grupos delincuenciales activos, la corrupción endémica, galopante y la mala asignación presupuestal, han respaldado el colapso institucional, especialmente en los municipios. La inseguridad entre nosotros clama por acciones inmediatas, toda vez que es una problemática profunda que afecta en mucho la cohesión social por la forma en que ha evolucionado. Ejemplo atroz es la violencia intrafamiliar y muchas otras que van más allá del narcotráfico y la subversión, pero especialmente la que se viene dando contra las mujeres, lo que da para pensar en la existencia de una cercana articulación entre la desaparición, la trata y la explotación sexual, lo cual reclama una declaratoria de alerta de violencia de género contra las mujeres y acciones gubernamentales de emergencia para enfrentar este tipo de violencia en todo el territorio.

Y si bien el narcotráfico es un problema grande y grave, no es menos cierto que la inseguridad y la violencia tienen una condición estructural mucho más profunda, por lo que la inseguridad debe enfrentarse bajo un todo integral. La seguridad es fundamental en la vida de los pueblos ya que propicia una situación favorable para alcanzar su bienestar general.

La seguridad es fundamental para el bienestar general, la convivencia en libertad y en democracia, de ahí que la administración pública se comprometa con la ciudadanía y materialice ese compromiso en un marco normativo que consulte los principales problemas como quejas que tiene el sector, se focalice en terminar con tales cuestiones y avance en concretar la colaboración con las empresas de seguridad privada, las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, en la certeza de combatir en mejor manera las una y más formas delincuenciales, las cuales deben combatirse con todos los medios posibles en beneficio de la seguridad de la sociedad a la que hay que proteger y garantizar sus derechos y libertades, por ser real que se han desdibujado las fronteras tradicionales debido a una delincuencia cada vez más compleja, razón por la que la seguridad sólo pueda ser entendida de manera integral en la procura de tener unos territorios más seguros.

*Jurista

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte