Semana clave para definir situación de la delegación de PAZ del ELN

[themoneytizer id=”22300-1″]

 

Esta semana será definitiva para saber qué pasará con los miembros de la delegación de paz del Ejército de Liberación Nacional (ELN), que permanecen en La Habana, Cuba, luego de que el presidente de la República, Iván Duque, tomara la decisión de levantar la mesa de diálogos con esta guerrilla tras confirmarse que fueron los responsables de cometer el atentado terrorista en la Escuela de Cadetes Francisco de Paula Santander.

Pese a que el Gobierno Nacional desde el anuncio del levantamiento de las órdenes de captura de los  miembros del ELN ha insistido en no reconocer los protocolos firmados entre el Estado, el grupo armado y los países garantes, la disputa que Colombia sostiene con Cuba al respecto hace que el panorama a cinco días de cumplirse el plazo estipulado por dichos documentos, sea cada vez más incierto.

Este lunes, el alto comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, aseguró que Cuba tiene obligaciones internacionales que están por encima de los protocolos firmados entre el Estado colombiano, el ELN y los demás países garantes. Agregó que ese país está en la obligación de respetar el tratado que firmó hace varios años con Interpol, y de esta manera capturar y entregar a las autoridades los miembros de esa guerrilla que permanecen en Cuba.

“El protocolo de Interpol obliga en estos momentos a Cuba, que ya ha reconocido que estas tres personas: Nicolás Rodríguez Bautista, alias ‘Gabino’;  Israel Ramírez Pineda, alias ‘ Pablo Beltrán’; y Víctor Orlando Cubides, alias ‘Aureliano Carbonell’, están en su territorio, a capturarlos en este momento y entregarlos a autoridades de Interpol que estén presentes en la isla. Cuba no tiene en estos momentos ninguna justificación para no detener o entregar a estas personas que ya tienen una circular roja”, dijo el alto comisionado.

Sin embargo, el Gobierno cubano ha insistido, junto con Noruega, otro de los países garantes, que  piensa respetar el documento firmado entre las parte para facilitar la salida de los miembros negociadores del ELN de la isla, y a través de su canciller, Bruno Rodríguez, ha insistido en que Colombia y los miembros de la delegación del grupo guerrillero deben tener un acercamiento para que lleguen a un acuerdo.

No obstante, desde La Habana ‘Pablo Beltrán’, jefe del equipo negociador de esa guerrilla, le aseguró a Caracol Radio que desde ya su delegación ha sostenido varias reuniones con los países garantes para coordinar su regreso a la zona rural colombiana, que es desde donde opera el comando central.

“Nuestra delegación de diálogos sigue en Cuba, a la espera que el Gobierno colombiano cumpla con lo estipulado en los protocolos convenidos, y con la disposición de conversar con delegados gubernamentales. Lo avanzado en los diálogos con el anterior Gobierno no puede perderse, por cuanto es un importante acumulado de paz. El ELN quiere la paz y nunca dejará de hacer grandes esfuerzos por ella, pero si le siguen imponiendo la guerra, no tiene otra salida que defenderse, resistir y proseguir la lucha conforme a su condición de organización rebelde alzada en armas”,  fue el llamado que hizo Beltrán.

El jefe del equipo negociador del ELN también aseguró que el Gobierno había reconocido a los  delegados de paz de esta guerrilla desde el inicio de la administración del presidente Iván Duque y por tanto la mesa de negociación. Añadió que siempre tuvieron comunicación conjunta con miembros de la administración estatal y con personas cercanas al presidente.

Fue a partir de este momento que empezó crecer el rumor de que el exsenador Everth Bustamante había viajado de forma secreta a La Habana, Cuba, para reunirse con la delegación de paz del ELN, a pedido del presidente Iván Duque, sin embargo, este lunes el Gobierno aceptó que conocían de las visitas del excongresista, pero negó que lo haya autorizado.

“Conocida por el Gobierno Nacional la intención del Señor Everth Bustamente García de viajar a la isla de Cuba por decisión, cuenta y riesgo propios, el alto Comisionado para la Paz se permite certificar que no concedió ninguna autorización al señor Bustamante García para actuar ni interlocutar con el ELN en nombre del Gobierno Nacional, en materias relacionadas con eventuales diálogos de paz que son de su exclusiva competencia, circunstancia que ha sido reconocida públicamente por el propio exsenador de la República”, aseguró Ceballos.

El funcionario confirmó que el exsenador realizó los dos viajes a finales del año pasado, como lo había anunciado Noticias Uno hace algunos días, pero señaló que en esos momentos las órdenes de captura en contra de la delegación de paz de esta guerrilla estaban suspendidas.

En este sentido, Ceballos reiteró que en lo relacionado con los diálogo de paz existen restricciones basadas en el cumplimiento de la Ley de Orden Público, según las cuales, solamente podrán tener contacto con miembros del grupo armado ELN, aquellas personas autorizadas por el Gobierno Nacional a través del alto Comisionado para la Paz.

Previo a las declaraciones del alto comisionado, el exsenador negó haber sido designado por el presidente Iván Duque Márquez para hacer acercamientos con la delegación de paz del ELN en La Habana, luego de que Noticias Uno asegurara que había viajado dos veces por orden del mandatario.

“No soy funcionario público y de manera enfática declaro que tengo un profundo respeto por la dignidad Presidencial sin que el señor presidente, en algún momento, me haya solicitado realizar  actividad alguna en nombre de su gobierno y mucho menos en relación con los asuntos de paz y particularmente con el ELN”, aseguró el exsenador.

De esta manera, las expectativas del país y de la comunidad internacional están puestas en lo que pueda pasar con los exnegociadores de paz del ELN, sin embrago, Carlos Patiño, experto en relaciones internacionales, sostiene que la única salida que le queda al presidente Duque es el camino político, pero advierte que generalmente los convenios internacionales se cumplen.

Víctor de Currea señala que el Gobierno cubano es autónomo en las decisiones que tome en su territorio y, en este sentido, podría permitir la evacuación de la delegación hacia el territorio venezolano, a la luz de los protocolos firmados entre los países garantes. “Lo que se dificultaría sería el tránsito de los negociadores de Venezuela hasta la frontera colombiana, pero Colombia no puede hacer nada que viole los territorios, porque actuaría en contra del Derecho Internacional”.

Sin embargo,  advierte que la solución debe ser mediada por el diálogo político entre los Estados, teniendo en cuenta la imagen que Colombia está proyectando a nivel internacional.

 

 

BOGOTÁ (Colprensa).

[themoneytizer id=”22300-28″]

 

También podría gustarte