Contraloría en riesgo de suspender control fiscal

[themoneytizer id=”22300-1″]

Edilson Palacio, contralor general del Distrito de Santa Marta.

Lo anterior podría darse ante la grave crisis financiera que atraviesa

 

Una nueva señal de ´auxilio´ lanzó el contralor general del Distrito, Edilson Palacio, ante la crisis presupuestal que la entidad que dirige afronta, la cual la mantiene en altísimo riesgo de cerrar sus puertas.

El funcionario explicó que la circunstancia aludida es producto directo de no haber fortalecido presupuestalmente al organismo de control fiscal, tal como lo dispuso la Ley 1416 de 2010 y verse sometida solo a recibir incrementos en sus recursos de acuerdo al Índice de Precios al Consumidor -IPC- año tras año.

Palacio dijo que de acuerdo al presupuesto asignado para el 2019 a la Contraloría Distrital, este organismo al finalizar la vigencia va a tener que afrontar un déficit superior a los 70 millones de pesos solamente en los gastos asociados al cubrimiento de la nómina.

Es más, dijo el contralor, este año el incremento al rubro de gastos asociados a la nómina ni siquiera llegó al 3.18 del IPC, lo que complica aún más el panorama presupuestal de la entidad fiscalizadora.

Expresó que mientras el gobierno nacional ya autorizó un incremento del 6% salarial a los empleados de la Contraloría samaria durante todo el 2019, esa institución no sabe de dónde saldrán los dineros para terminar de cubrir, en la presente vigencia, lo que ello implica presupuestalmente.

“Si esta situación económica sigue así, tendríamos que cerrar la Contraloría porque nos tocaría el próximo año reducir en una tercera parte la nómina de personal y si llegamos a eso, el índice de afectación sería entre el 50 a 60% de la funcionalidad de la entidad”, dejó en claro el funcionario.

“Es una grave situación que hemos venido denunciado reiteradamente, pero que nadie hasta ahora ha tomado en cuenta, pese a que la Contraloría Distrital es un órgano creado con base en los parámetros constitucionales y, por ende, debe existir y cumplir a cabalidad con sus funciones siempre que se le dote de los funcionarios o contratistas que sean necesario para ello”, agregó.

NO ES UNA SITUACIÓN NUEVA

El contralor Palacio registró que la crisis presupuestal de la entidad a su cargo no es nueva, pero que año tras año se agudiza. Al tiempo, precisó que todo lo que hoy vive la Contraloría es producto de no atender, desde el 2010, los dictámenes de la Ley 1416 de 2010 que están orientados a fortalecer ese tipo de organismos para que no entraran en crisis.

Al respecto, reseñó que dicha norma legal estableció que en 2010 la contraloría distrital debía recibir el 2.7% de los ingresos corrientes de libre destinación que en ese año ascendieron a unos 45 mil millones de pesos es decir más de 1.200 millones de pesos que nunca recibió no ese ni en los posteriores nueve años que ya han transcurrido.

Advirtió que de mantenerse la actual situación presupuestal de la Contraloría ya se sabe que al terminar este año nada más en los gastos asociados a la nómina el déficit sería superior a los 70 millones de pesos y si prosigue el año entrante, no quedaría más remedio que cerrarla por cuanto no dispondría de los recursos para pagar sueldos y honorarios al personal que requiere la entidad para cumplir sus funciones.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte