Detienen en Nicaragua a periodista crítico del gobierno de Ortega

300

 

[themoneytizer id=”22300-1″]

El periodista Leo Cárcamo, crítico del gobierno de Nicaragua y director de prensa de radio Darío de León, fue detenido este martes por la policía sin que se conozcan cargos en su contra, denunció el propietario de la emisora.

Cárcamo fue detenido en la ciudad de León, 90 km al noroeste de Managua, donde funciona la emisora que ha encabezado la cobertura de las protestas antigubernamentales que estallaron en abril y dejaron más de 320 muertos, unos 700 detenidos y miles de personas en el exterior, según organismos de derechos humanos.

La denuncia fue publicada en Twitter por el propietario de la radio, Aníbal Toruño, quien está fuera de Nicaragua por asuntos de seguridad.

Cárcamo, un crítico del presidente Daniel Ortega, fue detenido cuando estaba en la puerta de la radio, le esposaron y subieron a la patrulla policial, dijeron sus colegas.

Toruño calificó la detención como “otro ataque” contra radio Darío. “Exijimos su inmediata liberación y hacemos responsable al gobierno por la seguridad e integridad de Leo”, agregó.

La policía no se había pronunciado sobre la detención o los cargos que se le imputan al periodista.

Las instalaciones de radio Darío fueron quemadas en el inicio de las protestas y meses después los equipos de transmisión fueron saboteados, hechos que según Toruño son responsabilidad de personas ligadas al gobernante Frente Sandinista.

Toruño se exilió a mediados de 2018 en Estados Unidos, por seguridad.

La Radio Mi Voz, también de León, cerró operaciones en diciembre por temores de seguridad para el personal, luego de que el local fuera allanado y que su director, Álvaro Montalván, fuera detenido varios días y liberado sin que se le formularan cargos.

Al menos 62 periodistas que trabajan para medios críticos al gobierno han abandonado el país en el contexto de las protestas, por temor a represalias, según organizaciones gremiales.

 

AFP

[themoneytizer id=”22300-28″]

 

También podría gustarte