Para EE.UU Huawei encarna el peligro chino

316
[themoneytizer id=”22300-1″]

El gigante chino de las telecomunicaciones Huawei se ha convertido en Estados Unidos en la encarnación del peligro de una China acusada de amenazar a la principal potencia del mundo en los frentes económicos, tecnológico e incluso militar. 

 

Cargos contra Huawei

Estados Unidos reveló el lunes una larga lista de cargos contra Meng Wanzho, la directora financiera -e hija del fundador- de Huawei, acusada de violar las sanciones económicas que deben aislar a Irán, así como contra dos filiales de la empresa acusadas de espionaje industrial. 

Washington solicitó formalmente la extradición de Meng Wanzhou, arrestada en Canadá en diciembre.

Estas inculpaciones “exponen las acciones descaradas y persistentes de Huawei para explotar a compañías e instituciones financieras estadounidenses y para amenazar al mercado global libre y justo”, dijo el director del FBI, Christopher Wray.

La virulencia de las reacciones de Pekín y Huawei refleja la importancia que las autoridades chinas le dan a este tema, lo que complica aún más las ya difíciles relaciones entre las dos principales economías del mundo.

“Instamos firmemente a Estados Unidos a que ponga fin a la represión injustificada contra las compañías chinas, incluida Huawei, y que las traten de manera objetiva y justa. China defenderá firmemente los derechos e intereses legítimos de las empresas chinas”, aseguró el ministro de Asuntos Exteriores, mientras que Huawei negó en bloque los cargos.

 

Huawei sin 5G

Los esfuerzos de las autoridades estadounidenses, que prohibieron a los operadores locales que desarrollan tecnología 5G apelar a Huawei por temor a facilitar el espionaje por parte de los servicios chinos, no se detienen en su frontera, pues Estados Unidos lanzó una campaña activa para que sus aliados sigan su ejemplo.

Esta nueva generación de tecnología móvil, considerada esencial para el desarrollo de automóviles autónomos, así como para una gran cantidad de otros objetos conectados, plantea también problemas para asegurar el acceso a sitios y datos confidenciales.

Los expertos creen que el gigante chino es más innovador y más eficiente que sus competidores europeos directos -el sueco Ericsson y el finlandés Nokia- y señalan que la empresa nunca ha incumplido.

 

Más allá de Huawei

Los temores estadounidenses contra China van mucho más allá del caso Huawei. Se han investigado varios casos de espionaje en los últimos años, a veces sobre temas tan delicados como el F-35, el avión de combate multiuso de última generación o sobre espionaje industrial y comercial a gran escala.

El robo de propiedad intelectual y la transferencia forzada de tecnología son dos de los capítulos principales sobre los cuales los estadounidenses quieren ver un progreso significativo en las negociaciones comerciales en curso con Pekín.

Dos senadores, el republicano Marco Rubio y el demócrata Mark Warner, presentaron un proyecto de ley el martes para establecer una agencia de tecnología y seguridad adjunta a la Casa Blanca para coordinar la lucha contra la “amenaza a la seguridad nacional planteada por actores extranjeros, como China”.

Necesitamos una estructura para responder a la “amenaza china”, advirtió el senador Warner.

 

Negociaciones comerciales

Las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China se reanudan el miércoles en Washington para tratar de poner fin a la guerra comercial desatada por Donald Trump para forzar a Pekín a equilibrar la balanza comercial y poner fin a las prácticas “desleales”, como el intercambio forzado de tecnología y de propiedad intelectual, para los cual los estadounidenses insisten en un mecanismo de verificación.

Larry Kudlow, un asesor económico de Donald Trump, le gusta recordar una máxima de Ronald Reagan: “Confíe pero verifique”.

 

AFP

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte