Comunidad de Salaminita realizó plantón en la vía

En la vía que de Pivijay conduce hasta el municipio de Fundación 10 familias realizaron un plantón en señal de protesta.

[themoneytizer id=”22300-1″]

 

Los moradores del desaparecido corregimiento de Salaminita hoy convertido en caserío en el municipio de Pivijay decidieron hacer un plantón en la vía que los comunica hacia Fundación para exigir a las autoridades competentes por la reconstrucción total de sus casas.

El año pasado 10 familias cansadas de esperar a que el estado les cumpla  deciden retornar solos sin acompañamiento hacia ese sector  y hasta la fecha no ven la reconstrucción de sus casas, por lo que viven en condiciones precarias sin  servicios públicos y en predios donde conviven con los animales que toman agua cerca de un jagüey y hacen sus necesidades cerca a sus cambuches, por otro lado aseguran que no cuentan con energía eléctrica por lo que en las noches se alumbran con velas  y mechones.

El 16 de diciembre de 2016 el tribunal superior de Antioquia profirió sentencia a favor de la comunidad donde se ordena la reconstrucción total del caserío, por lo que hacen el llamado a las autoridades municipales para que cumplan y sé de inicio a la reconstrucción para que estas familias puedan tener el goce efectivo de sus derechos.

 

LA MASACRE

El 7 de junio de 1999, a Salaminita llegaron cerca de 30 paramilitares del frente Pivijay, al mando de Esteban. Citaron a toda la comunidad y asesinaron a la inspectora de Policía, María del Rosario Hernández, y a dos jóvenes, Óscar Barrios y Carlos Cantillo. Luego les dieron algunas horas al resto parairse. El 8 y 9 de junio comenzó el éxodo de más de 50 familias, la mayoría hacia los cascos urbanos de Fundación y Pivijay.

Algunos habitantes de las parcelas, en las veredas El Jardín y La Suiza, que se resistieron fueron amenazados o asesinados. Esa fue la suerte de Antonio Araque Bolaños y María Eloísa Gutiérrez, una pareja de viejos que se negó a irse porque aseguraron que era lo único que tenían. Con el abandono de las casas, los hombres del frente Pivijay comenzaron a hacer presencia permanente en el caserío, saqueando desde los cables eléctricos hasta la Virgen.

[themoneytizer id=”22300-28″]

 

También podría gustarte