El ´avispero´ político que armó el consejo Bolton no se detiene

[themoneytizer id=”22300-1″]

El apunte de la Libreta del consejero de seguridad de los Estados Unidos, John Bolton, “5.000 troops to Colombia”, para que se formara una gran controversia en las redes sociales, los micrófonos y la opinión pública en general.

No pasó mucho tiempo luego de que el mundo leyera el apunte de la libreta del consejero de seguridad de los Estados Unidos, John Bolton, “5.000 troops to Colombia”, para que se formara una gran controversia en las redes sociales, los micrófonos y la opinión pública en general, una polémica que – se anticipó – llegará al Congreso de la República.

Las posturas se dieron en los extremos, desde el Gobierno nacional que ha negado tener conocimiento sobre lo que significa la nota de Bolton, pasando por quienes creen que es una clara violación a la soberanía, hasta los que dicen que la ayuda de Estados Unidos se debe recibir para enfrentar el terrorismo, así sea sin hombres.

Desde el Ejecutivo colombiano se han pronunciado sobre el tema el canciller Carlos Holmes Trujillo y el ministro de Defensa, Guillermo Botero. El primero ha dicho que el Gobierno desconoce el alcance de dicha nota y la razón de ser de la misma. Añadió que el diálogo con Estados Unidos es constante y queprobablemente se indagará al respecto en un eventual diálogo. El jefe de la cartera de Defensa, por su parte, indicó que Colombia tiene una “una fuerza pública acorde a nuestras necesidades”, conformada por 447.000 hombres y mujeres.

Ya en el campo del debate, uno de los primeros en pronunciarse fue el expresidente Álvaro Uribe (2002-2010), quien aseguró que “Colombia no necesita soldados norteamericanos, pero es muy importante el apoyo logístico de los Estados Unidos para enfrentar la amenaza narcoterrorista”.

El también expresidente de Colombia Ernesto Samper Pizano (1994-1998) le respondió en parte a Uribe y le recordó que en su gobierno precisamente fue cuando se permitió que en suelo patrio se establecieran bases militares de esa nación.

“Nos tiene sin cuidado qué apunte Bolton en su libreta. Lo que nuestra Cancillería debe informar es si han existido conversaciones para un eventual envío de tropas de EE.UU. Después de las bases militares de Uribe, no sería raro que el Gobierno esté aceptando tropas extranjeras”, manifestó Samper y acotó en pregunta: “¿La anotación de Bolton tendrá algo que ver con la anunciada visita del jefe del Comando Sur de EE.UU., quien viene a ver cómo anda la seguridad en la frontera?”.

La senadora del Centro Democrático, María Fernanda Cabal, estimó que lo sucedido pudo haberse dado para aumentar la presión sobre Nicolás Maduro. “Mi opinión personal es que no creo que el mensaje de Bolton tenga connotaciones. Podría ser que lo hizo como una iniciativa de guerra psicológica contra Maduro”.

La posición más crítica hacia el presidente Iván Duque la dio el excandidato presidencial y senador Gustavo Petro, quien sostuvo que “si el presidente de Colombia está en secreto ayudando a una invasión de los EE.UU. sobre Venezuela, donde viven millones de colombianos que quedarían expuestos a perder sus vidas y bienes, entonces tenemos un Presidente al que no le importa la vida de sus connacionales”.

Incluso recordó el controvertido comentario que hizo el presidente Duque a comienzo de año en Cartagena cuando vino el secretario de Estado, Mike Pompeo, al agradecer el apoyo de ese país hace 200 años para la gesta libertadora. “¿Ya entienden por qué para Duque la independencia de Colombia no sedebe al venezolano Bolívar sino a los padres fundadores de los EE.UU.?”, indicó.

Por su parte, el senador del Polo Democrático Jorge Robledo sostuvo que “no hay una sola palabra en la Constitución de Colombia que autorice, con ningún propósito, que se estacionen tropas extranjeras en territorio nacional”.

El representante a la Cámara por el partido de las Farc Sergio Marín señaló que en un país con un gobierno decente ya habría una nota de protesta, “pero elsubpresidente es Duque”. Además, el senador indígena Feliciano Valencia se preguntó: “¿Entonces vamos a renunciar a nuestra soberanía para que invadan Venezuela? ¿Nos vamos a meter a un conflicto de proporciones desconocidas?”.

Sumado a estas voces desde la academia también se dieron posturas frente al tema. Claudia Dangond, experta en relaciones internacionales de la Universidad Javeriana, dijo que “sigue siendo una incógnita la nota del cuaderno de Bolton y no deja de generar cierta preocupación porque no sabemos qué tipo de conversaciones o planes pueda haber detrás de esto. Es claro que muchos estén haciendo conjeturas a esto y que por simple lógica se lleve a decir que estos dos hechos estén relacionados”.

Indicó además que “el mensaje de Colombia hacia el mundo y principalmente a Venezuela ha sido claro, en el sentido de decir que no se avala el gobierno de Maduro, pero su discurso y política exterior se hace sobre la base de un manejo diplomático y con pronunciamientos pacíficos, y no buscando entablar un agresión militar o una amenaza con el vecino país”.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte