“Ricaurte y bustos tenían una organización criminal”

276

Ante la Juez 40 de control de Garantías, la Fiscalía General de la Nación imputó cargos al expresidente de la Corte Suprema de Justicia Francisco Ricaurte, por su presunta participación en el escándalo de corrupción y compraventa de decisiones judiciales.

La Fiscalía le imputó los delitos de concierto para delinquir agravado, uso abusivo de información privilegiada, tráfico de influencias y cohecho, que el jurista no aceptó. “No acepto los falsos cargos hechos por testigos falsos”, dijo.

En la imputación, la Fiscalía aseguró que Ricaurte y el también expresidente de la Corte Suprema de Justicia Leonidas Bustos, tenían una “organización criminal” para el direccionamiento de decisiones judiciales y manipulación de evidencia, al que integraron al abogado y luego Fiscal Anticorrupción Luis Gustavo Moreno, y que funcionaba mediante reuniones en la casa de Ricaurte, la de Bustos, en restaurantes y hoteles, en el país y en Miami.

La imputación de cargos de la Fiscalía dejó en claro varios asuntos: que Ricaurte y Bustos eran las cabezas de la supuesta organización y que Moreno hacía las gestiones que se le indicaban.

Además, se reveló un hecho hasta ahora desconocido: que las gestiones ilegales también se habrían hecho para frenar una imputación de cargos al exgobernador del Valle Juan Carlos Abadía. A este caso, se le suman los de Álvaro Ahston, Musa Besaile, Alejandro Lyons, Julio Manzur y en Fonade.

A esta hora, la Fiscalía pide cárcel para Ricaurte.

 

Tomado de Colprensa.

También podría gustarte