La ESE recuperó ambulancia de su propiedad y está en buen estado

[themoneytizer id=”22300-1″]

Esta es la ambulancia que sin autorización oficial alguna y sin ninguna causa permanecía abandonada en un taller en Barranquilla.

Una ambulancia recientemente adquirida por el gobierno del Distrito de Santa Marta y entregada al Centro de Salud del barrio La Paz, que pese a estar en buenas condiciones técnicas fue abandonada en un taller de Barranquilla desde diciembre pasado, de donde fue recuperada esta semana por la Empresa Social del Estado -ESE- Alejandro Próspero Reverend.

La información la entregó el, gerente encargado de esa entidad, médico Jairo Romo, quien agregó que para poder volver a traer a Santa Marta ese vehículo asistencial se debió incluso acudir a la Defensoría del Pueblo en Barranquilla para que cediera el dueño del establecimiento donde permanecía, sin ninguna causa conocida y sin ningún tipo de autorización la misma.

El médico Jairo Romo también agregó a su denuncia que “la ambulancia rescatada en la capital del Atlántico fue enviada allá sin autorización de esta gerencia. Me dicen que el conductor que la llevó se llama Víctor y hace parte de la bolsa de empleo que mantenía contrato con la ESE, pero esa bolsa de empleo puede disponer del horario de los conductores, mas no de los bienes de la entidad que además son bienes del Estado, suministrada, en este caso, por la Secretaría de Salud”.

“No obstante, el señor encargado del taller se negó a entregarnos la ambulancia, argumentando que se le debían 30 días de parqueadero, por lo cual me tuve que trasladar con el presidente de la Asociación de Usuarios de la ESE, el señor René Henríquez y con un funcionario de la Defensoría del Pueblo de esa ciudad, siendo así como nos fue entregada la ambulancia ayer lunes, constatando que efectivamente se encontraba en buen estado”, aclaró.

Romo explicó que la cual estaba abandonada en un taller en Barranquilla por cuenta de la anterior administración de la citada entidad de prestación social, pese a que él ya estaba al frente de la misma en calidad de gerente encargado. Conforme a ello, el funcionario interino denunció que el delicado hecho obedece a un saboteo en contra del Distrito y la gerencia a su cargo.

“Yo recibí el encargo de la gerencia el día 17 de diciembre de 2018 y el día 19 de ese mismo mes fue enviada una ambulancia –que presta sus servicios en el puesto de salud de La Paz- a la Volkswagen en Barranquilla para su respectivo mantenimiento porque al parecer estaba dañada. Sin embargo, cuando llegué a esa ciudad me dijeron que el vehículo no tenía nada. Resultó que nos devolvieron fue una de Guachaca que sí estaba averiada y la que estaba en buen funcionamiento la dejaron en un centro de servicios de Barranquilla”, indicó el gerente designado.

“Todo esto hace parte de un plan prediseñado por personas inescrupulosas que buscan entorpecer nuestra gestión, aprovechándose que las otras ambulancias estaban dañadas –y esta era la única que funcionaba- para así dejar a la ESE sin el servicio. Por fortuna ya la ambulancia está acá prestando su servicio en La Paz y ya nos aprestamos a arreglar la de Guachaca que estará con nosotros a más tardar el día viernes”, acusó el directivo de la ESE.

 Sobre estos hechos, también se pronunció el presidente de la Asociación de Usuarios, René Henríquez: “El señor Jairo Romo y yo fuimos a Barranquilla y nos encontramos con que el jefe de talleres cobraba $ 3 millones 200 mil por conceptos de 30 días de parqueo, por lo que acudimos ante la Defensoría del Pueblo. Una vez regresamos con el funcionario del Ministerio Público, el señor de los talleres nos entregó el vehículo. Todo esto obedece a los malos manejos de la anterior administración de la ESE, la cual tenía la salud de los samarios en crisis”, aseguró Henríquez.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte