Italia permite desembarcar a 47 inmigrantes  

[themoneytizer id=”22300-1″]

El “Sea-Watch 3”, que se encontraba desde el viernes frente al puerto siciliano de Siracusa para protegerse del mal tiempo, “recibió instrucciones de dirigirse al puerto de Catania”, ubicado a unos 70 km más al norte, anunció una fuente ministerial al final de la tarde. 

 

Roma anunció un acuerdo con otros seis países europeos para repartirse a los 47 inmigrantes de un barco de la ONG Sea-Watch, que recibió la consigna de desembarcar en Catania, en el este de la isla de Sicilia.

El “Sea-Watch 3”, que se encontraba desde el viernes frente al puerto siciliano de Siracusa para protegerse del mal tiempo, “recibió instrucciones de dirigirse al puerto de Catania”, ubicado a unos 70 km más al norte, anunció una fuente ministerial al final de la tarde.

La comunicación oficial llegó poco antes de las 19h00 locales (18h00 GMT) a la tripulación, que necesitará dos horas para encender las máquinas y luego otras tres o cuatro más para atracar en Catania, según un fotógrafo a bordo, contactado por el AFP.

“El desembarco empezará en las próximas horas”, había dicho a mitad de jornada el primer ministro Giuseppe Conte Conte a la prensa, tras anunciar que “Luxemburgo se sumó a la lista de países amigos que respondieron a nuestra invitación”.

Los siete países que recibirán a esas personas rescatadas del mar Mediterráneo el 19 de enero son: Italia, Francia, Alemania, Portugal, Malta, Rumania y Luxemburgo, según los medios italianos.

Como ocurrió con un desembarco del mismo barco a principios de enero en Malta, es probable que el barco se quede anclado y confíe los migrantes a los representantes de las autoridades, que los llevarán a tierra.

“Estamos contentos de que se haya puesto fin a esta toma de rehenes europea”, dijo a la AFP Ruben Neugebauer, el portavoz de Sea Watch. “Al mismo tiempo, es un mal día para Europa porque los derechos humanos quedaron una vez por detrás de las negociaciones en el seno de la UE (…) Otro día amargo”, añadió.

El ministro del Interior, Matteo Salvini (extrema derecha), había asegurado que sólo permitiría desembarcar a los inmigrantes si luego se iban a Alemania -país de la oenegé- u a Holanda -por el pabellón del barco.

“Estamos trabajando sobre una medida que limite la posibilidad de ingresar a aguas territoriales italianas, interviniendo aguas afuera”, dijo posteriormente Salvini, en tanto afirmó que no se trata de establecer un “bloqueo naval”, sino aplicar “las leyes vigentes”.

Fuentes de su ministerio precisaron que se trataba de poner en marcha un “procedimiento estándar en el caso de una nueva llegada de un barco de una oenegé (con migrantes)”, en concertación con el ministerio de Infraestructuras (encargado de los transportes).

[themoneytizer id=”22300-28″]

 

También podría gustarte