Desmienten afectación al ambiente del aguacate

322
[themoneytizer id=”22300-1″]

 

En el año 2017 Colombia cerró exportaciones por US$52,9 millones, y en 2018 se espera alcanzar los US$73 millones ya que faltan los datos de diciembre. Pero solo entre enero y noviembre ya se alcanzaba los US$58,5 millones con un crecimiento del 30% frente al periodo anterior.

Las acusaciones de algunos ambientalistas europeos y colombianos sobre las afectaciones al ecosistema por parte de los productores del aguacate hass, fueron rechazadas por la Corporación de Productores y exportadores de Aguacate Hass de Colombia (Corpohass).

Jorge Enrique Restrepo, director ejecutivo de Corpohass, entidad que agrupa a productores y exportadores de la fruta y que tiene el 86% de las ventas al exterior, fue enfático al señalar frente a las críticas sobre los efectos que la siembra del aguacate está dejando en el ecosistema y en las fuentes hídricas por los insumos que utiliza, que “precisamente ante esas situaciones ya llevamos un buen tiempo trabajando con la firma ‘Portafolio Verde’, una compañía muy representativa del sector que ha trabajado para grandes empresas en el tema de sostenibilidad y que obviamente está defendiendo al sector”.

Sostiene el ejecutivo que “se debe tener en cuenta que se ha sembrado aguacate en zonas que fueron víctimas de la violencia, donde existía poca vocación agrícola y exportadora, donde había menor impacto en el empleo, donde había tierras de ganados que afectaban el ecosistema. Pero ahora esas tierras, gracias al cultivo del aguacate has, han aumentado sus precios y eso a su vez ha aumentado el pago de impuestos para los municipios”.

Para Restrepo la sostenibilidad “no solo es ambiental sino que tiene también un impacto económico y social. Nosotros generamos alrededor de 25 mil empleos directos cuando se presenta la cosecha entre noviembre y marzo pero a veces se alcanzan los 30 mil indirectos”.

 “Por ejemplo, al mismo tiempo que proporcionamos empleo a las comunidades, escolarizamos a los empleados, les proporcionamos uniformes a los niños para que jueguen fútbol, hay recreación y recuperamos centros educativos que estaban afectados en zonas de guerrilla, eso también es sostenibilidad”, indica.

Otro ejemplo es que el 80% del empleo que tenemos para los empacadores es femenino, con mujeres que tienen mucha sensibilidad, responsabilidad y ojo para identificar los procesos, ya que esto no es solo para los hombres.

Actualmente Corpohass tiene agremiados a 65 productores. “Tanto los productores como los exportadores trabajamos en función de elevar la producción pero también las ventas al exterior. Es una integración vertical hacia la cadena de valor. Pero los exportadores grandes tienen un impacto grande en muchos productores que incluso no son afiliados a la corporación”, dice Restrepo.

En 2017 cerramos exportaciones por US$52,9 millones, en 2018 esperamos alcanzar los US$73 millones ya que nos faltan los datos de diciembre. Pero solo entre enero y noviembre ya alcanzábamos los US$58,5 millones con un crecimiento del 30% frente al periodo anterior. Para este año esperamos alcanzar ventas por US$100 millones.

Sobre el crecimiento de las ventas, Restrepo sostiene que este hecho se debe a varios factores, “entre ellos a la llegada de nuevos actores en el tema de producción tanto nacionales como extranjeros, el aumento de las zonas donde se viene cosechando el aguacate, con grandes extensiones en algunas regiones, pero guardando proporciones no es lo mismo una siembra grande en aguacate que de palma”.

Indica que actualmente se están cultivando unas 16 mil hectáreas ubicadas en los departamentos del Eje Cafetero como Risaralda, Quindío y Caldas, el norte del Valle y Antioquia.

Sostiene el director ejecutivo de Corpohass que otra de las razones del aumento de las ventas es que se han incrementado los destinos con nuevos mercados que son atractivos para la colocación de la fruta. Además tenemos nuevas plazas empacadoras, un hecho que es clave para el buen comportamiento en la logística del mercado.

Asegura Restrepo que aunque el destino de los Estados Unidos se abrió apenas en noviembre del año pasado, se espera que aumenten las ventas hacia ese país. “De todos modos el porcentaje más grande de las exportaciones va hacia la Unión Europea, que en volumen es el principal mercado del mundo”.

Señala que para este año y en el corto plazo “esperamos que se abra el mercado de Japón y de China en el lejano oriente, ya que como epicentro está creciendo el consumo de aguacate y allí están llegando los grandes comercializadores y está el futuro del negocio, aunque en Europa ya está másmaduro como epicentro de las ventas”.

Sostiene que “estamos llevando la fruta a 29 países con 50 exportadores”. Dice que “Corpohass en conjunto con Agrilink, organizan el Congreso Mundial del Aguacate 2019, evento que se realiza cada cuatro años de forma itinerante en los países productores. Este evento agrupará toda la cadena de valor de la industria y pondrá a Colombia en el radar del mundo”.

[themoneytizer id=”22300-28″]

 

También podría gustarte