Estas ideas para que los años lo saquen de casa

Judith (foto), a sus 78 años, fue la protagonista de un video de música urbana.

[themoneytizer id=”22300-1″]

 

Eso no se le pasó por la cabeza: ser la protagonista de un videoclip de música urbana a los 78 años. Por supuesto que no. A Judith de Jesús Naranjo de Londoño se le presentó una oportunidad y no dudó ni un segundo. Por fin podía estar frente a las cámaras, tal y como lo soñó en la adolescencia.

“A uno siempre le da mucho susto, pero yo me sentí muy bien. Todo lo que haga uno bien hecho lo deja satisfecho”, añadió Judith.

Porque no hay edad para empezar algo nuevo o experimentar nuevas actividades. Estas son algunas propuestas.

 

Montarse al escenario

Cada semestre los estudiantes de comunicación, cine o audiovisuales desarrollan proyectos como cortometrajes y videoclips, para los que necesitan actores. Muchas historias requieren adultos, como la de Simón Munzvil, el artista que invitó a Judith y a su abuelo a ser parte de Y entonces, su primer sencillo.

“Ellos solo tenían que tener ganas, energía y cero prejuicios con el tipo de música. La experiencia me pareció hermosa, más aún porque me demostraron que no hay edad para hacer las cosas, todo se puede”, manifestó Simón.

Así que si quiere ser actor esté pendiente, o dígale a sus nietos que le ayuden, de revisar redes sociales y páginas como Casting Cortometrajes Medellín, en la que constantemente publican convocatorias. Puede pensar en aprender artes escénicas, en la ciudad varios teatros tienen clases.

 

Ayudar

Cuando un adulto mayor se retira del mundo laboral puede aprovechar su experiencia en causas sociales que emprenden organizaciones como la Cruz Roja, que les abre las puertas para ser voluntarios.

“Tenemos a Las damas grises. Son señoras de la tercera edad que se dedican a hacer tareas humanitarias, por ejemplo en Navidad recogieron regalos y alimentos para llevar a asilos y a barrios”, expresó Fernando Londoño, auxiliar administrativo de la organización. El único requisito es cumplir con un mínimo de 12 horas mensuales.

 

Ser freelance

Si es como una hormiga y después de una vida trabajando no puede parar, aunque tampoco quiere cumplir con los horarios que exige una empresa, ¿qué tal ser independiente? Existen mercados que buscan personas para la producción de contenidos, manualidades, diseño, arquitectura, gastronomía, catering y arreglo de flores.

“Muchos jubilados pueden llegar a un momento en el que se les hace tedioso no tener nada que hacer y la página les da la oportunidad de hacer un servicio desde la casa”, dice Andrés Arbeláez, gerente soyfreelance.com.co, una de las páginas que posibilitan la nueva modalidad de trabajo. ¿Qué tal si descubre un nuevo talento?.

El Colombiano

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte