Santa Marta, la ciudad con menos desempleo

919
[themoneytizer id=”22300-1″]

La capital del Magdalena, es la ciudad con menos desempleo en el país, según lo que reveló el Dane, sin embargo, el mayor trabajo que se evidencia en las calles es la informalidad.

La ciudad de Santa Marta con una tasa del 8,4 %, es la que tiene menos desempleo en Colombia, según reveló el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane.

En ese sentido, le siguen Barranquilla con una tasa de desempleo del 8,5 % y Cartagena con el 8,7 % en la tasa de desempleo. Por otro lado, las ciudades que mayor desempleo tienen son: Quibdó con el 17,8 %. Cúcuta tiene una tasa de desempleo 16,3 % y Armenia con el 15,6%.

Juan Daniel Oviedo, director del Dane, explicó que el total de población ocupada llegó a 75.000 personas. A su vez, los ciudadanos desocupados fueron 92.000 personas y la población inactiva 340.000 personas.

Además en eso se dio a conocer que la tasa de desempleo en 2018 se ubicó en 9,7%, lo que se tradujo en un incremento frente a la cifra reportada en 2017 cuando fue de 9,4%. La entidad reportó que en las 13 ciudades y áreas metropolitanas fue de 10,8%, a comparación de 10,6% de 2017.

Juan Daniel Oviedo, director del Dane, explicó que se “el sector manufacturero se disparó con una contribución de 63 puntos básicos más”. Oviedo reveló que en las 13 ciudades y áreas metropolitanas el total de población ocupada llegó a 75.000 personas. A su vez, los ciudadanos desocupados fueron 92.000 personas y la población inactiva 340.000 personas.

BALANCE DE DICIEMBRE

En diciembre de 2018 la tasa de desempleo en el total de las 13 ciudades y áreas metropolitanas fue 10,7%, la tasa global de participación 66,4% y la tasa de ocupación 59,3%. Para el mismo mes de 2017 se ubicaron en 9,8%, 66,6% y 60,1%, respectivamente.

“El crecimiento de la variable se vio porque se presentaron 333.000 personas desocupadas en el mes de diciembre. La población desocupada se explica por el incremento en otras cabeceras.

En cuanto a los resultados por ciudades, Quibdó y Cúcuta fueron los territorios con la mayor tasa al reportar 17,8% y  16,3%, respectivamente. A esto le siguió Armenia, con una tasa de desempleo de 15,6%.

ALERTA POR ALTA INFORMALIDAD

El Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas -Dane- reveló el resumen de los resultados del censo nacional de población y vivienda efectuado el año pasado en el país. En el documento, la entidad nacional sostiene que las tres ciudades colombianas con mayor índice de informalidad laboral son: Cúcuta con el 68%, Sincelejo con el 66% y Santa Marta con el 64%.

Sobre este informe preliminar, la secretaria de la Desarrollo Económico y Competitividad del Distrito, Aura Carolina García, dijo que ese reporte le deja al gobierno samario y a las fuerzas vivas de la ciudad grandes alertas respecto del tema de la informalidad, la cual calificó como el mayor obstáculo para el desarrollo empresarial y para generación de empleo en la capital de Magdalena.

García dijo que el panorama más preocupante que deja ver el informe preliminar del Dane es el que tiene que ver con la incidencia de la migración de ciudadanos venezolanos a Santa Marta y buena parte del país. “Esa situación está generando estragos significativos en nuestra capital”, comentó.

La funcionaria, quien es profesional en finanzas y relaciones internacionales y magíster en finanzas de empresas, reseñó que la informalidad en Santa Marta comprende dos grandes segmentos. El primero, corresponde a la informalidad empresarial que sigue siendo muy alta en la ciudad y consiste en que hay establecimientos de comercio que cumplen con parte de las obligaciones legales, pero no con las demás. El segundo, es la informalidad laboral que consiste en que tenemos muchas empresas que aparentemente pueden ser formales, pero que no tienen formalmente vinculado a su personal porque no le pagan la seguridad social, no les permiten el ahorro programado, etc.

 “Cerca del 94 por ciento del tejido empresarial local está constituido por microempresas, muchas de las cuales tienen menos de cinco trabajadores, lo que, para el Dane, según la más reciente metodología, se considera un empleado informal”, añadió.

“Los cambios a esta situación no obedecerán “a medidas inmediatistas, sino a determinaciones estructurales de oportunidades de generación de ingresos para la comunidad. En reuniones con los gremios, hemos sostenido que no atiende solo al ejercicio de autoridad, sino también a la generación de una transformación del tejido económico de la ciudad que permita mejorar el ingreso a la comunidad y transitar de la informalidad a la formalidad, que es un gran reto no para la ciudad, sino del país”, manifestó.

MEDIDAS DESDE EL DISTRITO

La secretaria Aura Carolina García mencionó las acciones emprendidas por el actual gobierno de Santa Marta para contrarrestar el fenómeno de la informalidad laboral.

La primera de esas acciones ha sido la creación y funcionamiento de la Incubadora de Empresas Comerciales que busca que las iniciativas informales den el salto a los procesos de formalización. “Este componente que no comprende un elemento sancionatorio, sino de acompañamiento, asesoría, fortalecimiento, acompañamiento incluso para acceso a capital”, dijo.

“Hemos asumido el tema de la formalización incluso con quienes invaden el espacio público en sectores como la carrera quinta, el Centro Histórico, El Rodadero y Taganga”, reportó.

Finalmente, se refirió a la realización de mesas sectoriales para la generación de empleo decente con los representantes de los gremios del turismo, la construcción, la logística portuaria y el sector agroindustrial para establecer los requisitos que los lleven a que su personal sea netamente formal.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte