´Chalecos amarillos´ protestan contra la violencia policial

243
[themoneytizer id=”22300-1″]

La capital francesa fue el marco para la “gran marcha de los heridos”, dos meses y medio después de que comenzaran las protestas contra la política social y fiscal del gobierno. Los manifestantes buscaban protestar además contra el uso por la fuerzas de seguridad de los LBD, ‘lanzador de bolas de defensa’, cuya utilización provocó graves heridas.

Los “chalecos amarillos” volvieron a las calles por duodécimo ayer consecutivo en toda Francia con una manifestación en París dedicada a denunciar laviolencia policial, que se saldó al final con nuevos incidentes.

La capital francesa fue el marco para la “gran marcha de los heridos”, dos meses y medio después de que comenzaran las protestas contra la política social y fiscal del gobierno.

Los manifestantes buscaban protestar además contra el uso por la fuerzas de seguridad de los LBD, ‘lanzador de bolas de defensa’, cuya utilización provocó graves heridas.

Unas 13.800 personas manifestaron en París detrás de carteles reclamando la prohibición de las granadas de estruendo y los LBD. La cifra la comunicó la empresa Occurence, contratada por un grupo de medios para tal efecto, entre ellos AFP. Según las autoridades fueron 10.500 los manifestantes en la capital.

El sábado anterior las autoridades contaron unas 4.000 personas en la manifestación.

En total, 58.600 personas manifestaron en todo el país, según el ministerio de Interior, menos que las 69.000 del sábado anterior.

Estas cifras son cuestionadas por los “chalecos amarillos” que acusan al gobierno de manipulación.

Al llegar los manifestantes en París al destino de la manifestación declarada, en la Plaza de la República, se registraron algunos incidentes con la policía, constató AFP.

Según un grupo autodenominado “Desarmémosles”, 20 personas han sufrido heridas oculares desde el 17 de noviembre por el uso de las LBD. Los “chalecosamarillos” también protestan por el uso de granadas ensordecedoras.

“Es intolerable, inaceptable. Son heridas que mutilan, que destruyen vidas, a pesar de que somos pacifistas” explicó Antonio, uno de los convocantes de la marcha de París, que se presentó también como víctima de una granada ensordecedora.

Las armas con proyectiles de goma ya fueron utilizadas más de 9.200 veces desde que empezaron las protestas, y su utilización contra los manifestantes provocó graves heridas, incluyendo las sufridas por Jérôme Rodrigues, un miembro destacado de los “chalecos amarillos”.

PARÍS AFP

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte