Murió el exjefe paramilitar Adán Rojas

713
[themoneytizer id=”22300-1″]

El exparamilitar Adán Rojas Ospino, murió en Barranquilla tras padecer problemas renales. Pagó una condena de 8 años de cárcel tras someterse a Justicia y Paz.

Tras padecer graves problemas de salud, falleció. Estaba en una clínica de Barranquilla murió.

 

Quien fuera en las décadas de los 80s y 90s un temido jefe paramilitar que operaba en Santa Marta y una amplia región de Ciénaga, Zona Bananera y Fundación, murió en una clínica de Barranquilla

Se trata del jefe y fundador del llamado ´Can de los Rojas´,  Adán Rojas Ospino, alias ‘El Viejo’.

De acuerdo con el archivo judicial de la Policía, Rojas fue el creador y fundador del ‘Clan de los Rojas’ que delinquió en Santa Marta y todo el Magdalena desde los años 80s.

Protagonizó con su antiguo jefe, Hernán Giraldo Serna, una de las mas sangrientas guerras paramilitares por el control territorial del principal corredor de narcotráfico en las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta.

La Policía dijo acerca de la muerte de  Rojas, que este venía padeciendo de problemas renales y diabetes.

Adán Rojas Ospino lideró el ‘Clan de Los Rojas’ del que también hicieron parte sus hijos Adán, José Gregorio, Camilo y Rigoberto Rojas Mendoza, también postulados a la ley de Justicia y Paz.

Alias ‘El Viejo’, conformó un grupo paramilitar para enfrentarse a la guerrilla del Eln en la Sierra Nevada de Santa Marta, liderando una disputa para tener el mando del narcotráfico en este departamento, haciéndole la guerra a Hernán Giraldo Serna, alias ‘El Patrón´, su antiguo jefe, quien hacia parte de las Autodefensas Unidas de Colombia.

Es de recordar, que este exparamilitar inició en el mundo de la delincuencia en Antioquia, en la época de 1970 y posteriormente se traslada a delinquir en la Sierra Nevada de Santa Marta y otros lugares del Magdalena debido a la llegada de la bonanza marimbera, es decir el cultivo y tráfico de marihuana.

En los años 80s logra dirigir un grupo paramilitar integrado por más de 200 hombres, abarcando gran parte de la Costa Caribe.

Cuando el Gobierno de Álvaro Uribe Vélez se acogió a la desmovilización y desarme, y junto a sus hijos entraron a Justicia y Paz. Aquí cumplió la condena que le fue impuesta: 8 años de cárcel.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte