Gobernadores de Colombia ratificaron su compromiso con protección a los líderes

335
[themoneytizer id=”22300-1″]

Un lider de la delega­ción de la comunidad Cimarrón de Colombia dialogó con la gobernadora Rosa Cotes acerca de la política de inclusión de su gobierno.

Gobernadores de los diferentes departamentos de Colombia se comprometieron por la defensa y protección de los derechos humanos a través del trabajo articulado con las distintas autoridades regionales para combatir este flagelo.

La gobernadora Rosa Cotes y sus homólogos en Colombia participaron en la tercera mesa por la vida convocada por la Procuraduría General de la Nación y la Defensoría del Pueblo, con el propósito de tratar el tema de los asesinatos de líderes sociales en todo el territorio nacional.

Los mandatarios de forma enérgica y categórica manifestaron su repulsión por estos hechos sistemáticos y ratificaron su compromiso decidido para garantizar la protección de la vida y los derechos fundamentales de los líderes sociales. Así fue reafirmado por Carlos Camargo, director de la Federación Nacional de Departamentos quién manifestó “Los gobernadores y alcaldes han cumplido sus obligaciones en la medida de sus capacidades. Pero mientras sigan matando defensores de derechos humanos será evidente la incapacidad del Estado para garantizar la vida. Este evento es una muestra del compromisode los mandatarios con la protección de los líderes”.

La mesa por la vida liderada por el procurador General Fernando Carrillo y el defensor del Pueblo Carlos Negret es la tercera  que se realiza con el propósito de articular acciones que conlleven a resultados concretos en pro de la seguridad de los líderes de Colombia.

Durante la jornada se renovó el pacto por la vida firmado el pasado mes de agosto en el municipio de Apartadó y se consolidaron acciones que permitirán reducir significativamente las cifras de muertes de líderes presentadas por La Defensoría del Pueblo y se fijaron compromisos específicos entre los que se destacan: la consolidación de la política pública, la reingeniería de la Unidad Nacional de Protección, realización de informes periódicos en materia de avances, incorporación de la protección de los líderes, como primer asunto de la seguridad en cada uno de los departamentos, promover el desarme en losterritorios, mayor atención a las alertas tempranas de la defensoría del pueblo, la creación de un cuerpo elite de seguimiento para investigación preliminar disciplinaria en casos de  desatención de las alertas tempranas emitidas por la Defensoría.

Los funcionarios públicos presentes coincidieron en que los líderes no están solos y que  la unión de esfuerzos logrará derrotar a  los violentos.

En el evento que contó con una masiva participación de la dirigencia social, los líderes agradecieron la puesta en marcha  del comité de garantías y presentaron un plan de acción,  con iniciativas de diferentes organizaciones, que contempla medidas de protección y de seguridad integral, entre otras.

FEDERACIÓN DE DEPARTAMENTOS

Carlos Camargo, director ejecutivo de la Federación Nacional de Departamentos, FND, manifestó que “los gobernadores y alcaldes han cumplido sus obligaciones en la medida de sus capacidades. Pero mientras sigan matando defensores de derechos humanos será evidente la incapacidad del Estado para garantizar la vida. Este evento es una muestra del compromiso de los mandatarios con la protección de los líderes”.

La Federación Nacional de Departamentos se ofreció a trabajar en todos los espacios disponibles para enfrentar este fenómeno, aportar a la construcción de la política pública de protección y fortalecer los diferentes espacios de concertación de políticas.

“La muerte de los líderes sociales es un fenómeno que avergüenza a Colombia, lesiona la confianza en la justicia y fractura la democracia”, dijo Camargo.

PACTO POR LA VIDA

Cabe resaltar que durante la jornada se renovó el pacto por la vida firmado el pasado mes de agosto en el municipio de Apartadó y se consolidaron acciones que permitirán reducir significativamente las cifras de muertes de líderes presentadas por la Defensoría del Pueblo.

De igual forma, fijaron compromisos específicos entre los que se destacan: La consolidación de la política pública, la reingeniería de la Unidad Nacional deProtección, realización de informes periódicos en materia de avances, incorporación de la protección de los líderes, como primer asunto de la seguridad en cada uno de los departamentos, promover el desarme en los territorios, mayor atención a las alertas tempranas de la Defensoría del Pueblo y la creación de un cuerpo elite de seguimiento para investigación preliminar disciplinaria en casos de  desatención de las alertas tempranas emitidas por la Defensoría.

Los funcionarios públicos presentes coincidieron en que los líderes no están solos y que  la unión de esfuerzos logrará derrotar a los violentos.

VICEFISCAL GENERAL DE LA NACIÓN

La Vicefiscal General de la Nación, María Paulina Riveros, indicó en la tercera mesa por la vida que en 28 municipios de los 52 donde existe el programa de sustitución de cultivos ilícitos, se han presentado a la fecha 58 homicidios.

“En los 161 municipios donde había presencia de Farc se han cometido 109 asesinatos. 43% del total de los homicidios han sido en estos municipios donde se ha implementado el proceso de paz. Disputa por territorio y ventas ilícitas”, indicó Riveros.

LOS PARTICIPANTES

La III Mesa por la vida contó con la participación de Luisa Ortega, líder juvenil de El Salado; María Paulina Riveros, Vicefiscal General de la Nación; Nancy Patricia Gutiérrez, Ministra del Interior; Francisco de Roux, presidente de la Comisión de la Verdad; Dumek Turbay Paz, Gobernador de Bolívar; Rosa Cotes, Gobernadora del Magdalena; Carlos Camargo Assís, presidente de la Federación Nacional de Departamentos; Rafael Gallo Paredes, Alcalde de El Carmen de Bolívar; Alberto Brunori, representante del Alto Comisionado de Naciones Unidas en Colombia; Carlos Ruiz Massieu, representante Especial y Jefe de la Misión de Verificación de ONU en Colombia; Roberto Osvaldo Menéndez, jefe de la Misión de Apoyo al Proceso de Paz de la Organización de Estados Americanos, OEA, y Miguel Antonio Ceballos, Alto Comisionado de Paz.

Así mismo, asistieron Mayerlis Angarita, directora de Colectivos Narrar para Vivir; Juana Ruiz, representante de las Tejedoras de Mampuján; Ricardo Esquivia del Espacio de Construcción de Paz de Montes de María; Laura Cantillo de la Veeduría Étnica Nacional, y Soraya Bayuelo del Colectivo de Comunicaciones de Montes de María y Premio Nacional de Paz.

EL PANEL

En el panel sobre la protección individual y colectiva intervinieron Pablo Elías González Monguí, director de la Unidad Nacional de Protección, UNP; Jhony Carlos Alberto Palacios Mosquera, gobernador de Chocó; Patricia Riveros de la Mesa de Víctimas; Julia Cogollo, líder social de Bolívar; Gustavo Vengoechea, director ejecutivo de la Federación Comunal del Atlántico; Jaime Arias del cabildo gobernador resguardo indígena Kankuamo y José Humberto Torres, vocero nacional Plataformas de Derechos Humanos.

También participó Camilo Romero, gobernador de Nariño; María Eugenia Alarcón, coordinadora de la Red Nacional de Mujeres Defensoras; Martha Robles Hernández, de la Mesa de Víctimas Departamental de Sucre; Edgardo Flórez Martínez, de la mesa de Carmen de Bolívar;  Lucy del Carmen Sosa Ardila, de Cartagena, y Yadis Marcela Ramírez de la Conferencia Colombiana Afrocolombiana.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte