Aguas del río Cauca empezaron a salir a través del vertedero en Hidroituango

281
[themoneytizer id=”22300-1″]

Tras más de tres días de contingencia y luego de que el caudal del río Cauca se redujera de forma considerable con el cierre de las compuertas de casa de máquinas de Hidroituango, pasadas las 8:00 de la noche de este viernes comenzó a fluir el agua del embalse a través del vertedero, por lo que se espera que en las próximas horas el afluente vaya retornando a su nivel normal.

“Luego de inspeccionar con personal técnico los canales de la estructura, en la noche de este viernes se abrieron tres compuertas del vertedero en donde el agua es llevada, por igual número de canales, a un pozo de aquietamiento para estabilizar su fuerza y devolverla al río Cauca”, explicó Jorge Londoño de la Cuesta, gerente de EPM.

De acuerdo con la compañía, el embalse inicia el vertimiento luego de que alcanzara la cota 401 metros sobre el nivel del mar, por lo que la lámina de agua que saldrá del proyecto irá aumentando paulatinamente su caudal hasta normalizar, en los próximos cuatro días, el nivel que habitualmente presenta el río Cauca en esta época del año.

El gerente también afirmó que este paso es significativo dentro de la contingencia que se viene presentando en el proyecto, ya que representa un avance más para la protección de la vida de las personas en el Bajo Cauca y para el ambiente.

“Seguiremos trabajando para revertir las afectaciones, es un compromiso de EPM desde el inicio de la construcción del proyecto, pero sobre todo porque forma parte de los valores de la empresa asumir siempre, en todas las actividades, la mayor responsabilidad frente a las comunidades y el ambiente”, indicó Londoño.

En cuanto al plan de contingencia que se viene desarrollando para rescatar a los peces atrapados y atender a la población afectada, la compañía indicó que la medida ha permitido rescatar cerca de 305.000 peces, los cuales fueron retornados al cauce del río.

Asimismo, EPM indicó que ya se viene presentando una aumento del caudal a la altura del municipio de Nechí (Antioquia), debido a los aportes de los embalses Porce I y II, en donde se abrieron las compuertas para mitigar la afectación.

“Por su importancia, desde antes del cierre de la segunda compuerta de captación EPM dispuso la protección especial de las ciénagas y contrató personal de la zona para evitar que se afecten”, resaltó EPM.

Finalmente, la compañía indicó que este procedimiento no representa ningún peligro para las poblaciones aguas abajo del proyecto, además se mantendrán los Puesto de Mando Unificado para informar sobre el estado del procedimiento y dar las instrucciones necesarias a los habitantes.

 

Bogotá Colprensa

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte