Los samarios dijeron sí al Bingo Pro Asilo

286

Gran acogida por parte de los samarios tuvo el bingo que se realizó en las instalaciones del Club Santa Marta. / MONTINER ALVIS

 

Una excelente acogida tuvo el bingo que realiza el voluntariado del Asilo Sagrado Corazón de Jesús todos los años en la ciudad.

El evento tuvo lugar la noche del viernes anterior en el Club Santa Marta y en el mismo a los ganadores se les entregaron fabulosos premios, de tal forma que los asistentes se fueron muy contentos para sus casas.

Como todos saben los ancianos que se encuentran en el Asilo necesitan la colaboración de la comunidad en general, sobre todo de personas de buen corazón que aporten un grano de arena para que en este lugar los  ‘abuelitos’ reciban una atención de calidad y como se merecen todos los días.


El bingo, es realizado tradicionalmente por el voluntariado del Asilo Sagrado Corazón de Jesús. / MONTINER ALVIS.

 


Los ganadores regresaron a sus casas felices con sus premios. / MONTINER ALVIS.

El aporte de los asistentes a este bingo, beneficiará con mercados y otros elementos a los abuelitos. / MONTINER ALVIS.

 

El voluntariado tradicionalmente realiza  un bingo y con extraordinarios premios, los cuales fueron entregados en la medida de que los asistentes gritaban emocionados ¡Bingo!.

Es así como se llevaron artículos para el  hogar, entre estos televisores, planchas, licuadoras, y otros de igual importancia.

Según los miembros del voluntariado, la meta del bingo es  recaudar fondos y velar por el bienestar de los ancianos que reciben  atención en el Asilo Sagrado Corazón de Jesús.

Estos ancianos no solo requieren que las personas vayan un día y les lleven regalos o mercados, sino que siempre los tengan en sus corazones y pensamientos y que la colaboración sea constante para su total bienestar, ya que ellos sienten que los olvidaron y que no tienen quien los ayude.

A la voz de “Bingo” se fueron entregando uno a uno los extraordinarios premios a los ganadores. / MONTINER ALVIS.


Desde 1989, Sara Moisés de Dangond, se ha dedicado a velar por el bienestar de los abuelitos. / MONTINER ALVIS.

Entre los premios, se destacaron artículos para el  hogar como televisores, planchas, licuadoras y otros elementos de importancia. / MONTINER ALVIS.

 

Cabe recordar que el Asilo Sagrado Corazón de Jesús fue fundado el 25 de enero de 1941 por la señora María Cristina de Cotes, quien tuvo la gran idea de crear un albergue para los adultos mayores que no tenían donde vivir, y con la ayuda del gobernador de la época José Benito Vives, empezó a funcionar este asilo.

En 1989,  Sara Moisés de Dangond, nieta de la fundadora se dedico a sacar adelante esta gran obra social, ya que en el momento el asilo estaba afrontando una situación económica muy difícil, fue así como organizó el voluntariado social, que desde esa fecha ha sido un gran apoyo en la consecución de recursos económicos y tocando puertas a las personas de buen corazón de la ciudad.

Hoy en día el Asilo Sagrado Corazón de  Jesús cuenta con un gran voluntariado, que se han encargado de tocar puertas y corazones para el servicio y contribución de los ‘abuelitos’, con el fin de que ellos puedan vivir aquí todos los años que Dios les permita con mucho bienestar y dignidad.   

También podría gustarte