Atentado contra oleoducto no afecta servicio de agua en el Catatumbo

290
[themoneytizer id=”22300-1″]

El ministro de Vivienda, Jonathan Malagón, confirmó que el reciente atentado contra la infraestructura del oleoducto Caño Limón Coveñas en la vereda Llana Baja, del municipio de Teorama (Norte de Santander), por ahora no deja afectación en la prestación de servicio de agua en las poblaciones ribereñas de la región del Catatumbo.

El funcionario explicó que este jueves los acueductos de los corregimientos de San Pablo y Aserrío están estaban operando de manera normal, teniendo en cuenta que la fuente de abastecimiento de estos sistemas se encuentra ubicada en un punto lejano de donde se presentó el atentado.

Malagón aseguró que “en la zona de afectación, dado que es una zona escarpada, no tenemos en el recorrido de la mancha bocatoma alguna de acueducto ni rurales ni urbanos, lo cual nos permite que no haya hoy en día afectación en la prestación del servicio de agua”.

Hasta el momento, las autoridades confirmaron que el recorrido de la mancha abarca cerca de 125 kilómetros desde el punto del atentado hasta la barrera fija construida por Ecopetrol sobre el río Catatumbo, en medio del plan contingencia que adelanta la compañía en la zona afectada.

El Ministerio de Vivienda instó a los prestadores del servicio de acueducto que se encuentran aguas abajo al punto de contención de Ecopetrol para que activen sus planes de emergencia y contingencia en el evento que la mancha de crudo rebase la barrera.

“En ninguna bocatoma hemos visto residuos algunos de hidrocarburos y, por lo tanto, la prestación hoy se da de manera normal. Sin embargo, estamos trabajando de la mano de la Gobernación para tener activados los planes de contingencia y nos toque pensar medidas alternativas para la provisión del servicio como carro tanques, u otras opciones dependiendo del nivel de afectación”, dijo Malagón.

Así mismo, señaló que “lo importante es que a cada operador le hemos pedido tener un plan de contingencia que tendremos listo en el curso del día y, que esperamos, no tengamos la necesidad de usar”.

La cartera aclaró que, si bien, actualmente se reportan racionamientos de agua en algunas zonas rurales de la región, estos son asociados a la variabilidad climática que atraviesa el país y no al atentado.

 

Bogotá Colprensa

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte