El liberalismo: entre Viviane, Cristo, Serpa y los ‘enmermelados’

282

La senadora liberal Viviane Morales aseguró que  cada vez es más difícil que ella sea precandidata presidencial por el Partido Liberal porque no irá a firmar un manifiesto de apoyo a los procesos de paz que adelanta el Gobierno.

 

“Es claro que con esas reglas de juego me están excluyendo. Yo no quepo en esos condicionamientos, como no caben muchísimos liberales”, sostuvo la senadora y exfiscal Viviane Morales

 

Con consideraciones que se hizo un cambiazo de reglas de juego y que no renunciará a sus principios morales, la senadora y precandidata liberal Viviane Morales, descartó, prácticamente, que siga en el camino de la nominación presidencial al no tener identidad sus postulados en esa colectividad.

El nombre de Morales se ha convertido en los últimos meses relativamente en la piedra en el zapato para las directivas liberales, esto porque ella desde esas filas ha liderado temas como la prohibición al aborto y al matrimonio de las mismas parejas, pero en especial ha sido la más crítica desde allí al proceso de paz.

Morales era hoy la principal competencia de varios de los precandidatos, esto porque ha tenido una alta figuración y reconocimiento, e incluso en encuestas internas que no han sido reveladas, la senadora Morales figura de primera por encima de Juan Manuel Galán y de Juan Fernando Cristo.

Esta semana, el jefe del partido, senador Horacio Serpa, en una comunicación le notificó que si deseaba ser precandidata tendría que firmar un manifiesto en el que se expresa que acompaña la bandera de la paz y la apertura democrática en otros temas.

El codirector del partido, senador Horacio Serpa, le envió una carta a la senadora Viviane Morales en donde le notificaba que el liberalismo ha tenido como bandera defender el proceso de paz, y que por eso el candidato que escoja el liberalismo deberá comprometerse con ello.

 

“Una vez más, la cúpula que se ha adueñado del Partido Liberal ha hecho gala del cambiazo de las reglas de la democracia. Los doctores Horacio Serpa, Juan Fernando Cristo, César Gaviria, Humberto de la Calle y Juan Manuel Galán, urdieron la maniobra de inventarse, a último momento, unos postulados dizque ideológicos con el único fin de excluirme del grupo de precandidatos presidenciales para competir en la consulta popular”, indicó en su declaración Morales.

Indicó que “se inventaron el requisito de ponerme a firmar un documento que implica esconder mi condición de cristiana, renunciar como congresista al derecho de proponer ajustes a la implementación de los Acuerdos de La Habana, abjurar de mi convicción de que la adopción de niños y niñas huérfanos debe darse a un papá y a una mamá y que debe ser decidida por el pueblo”.

Morales le dice a las directivas liberales: “no señores: no firmo un documento espurio que impide hacer las rectificaciones urgentes a los Acuerdos de La Habana. Ustedes convirtieron con trampa una mesa de negociación del conflicto con las Farc en una verdadera mesa constituyente que terminó metiéndole de contrabando un esperpento de 311 páginas a la Constitución que nos rige a todos los colombianos”.

En el futuro político de la senadora, su aspiración de candidatura presidencial cada vez se cierra. Morales no podría escoger la opción de salir a buscar firmas a la calle, esto porque incurriría en doble militancia porque ella es senadora liberal.

A diferencia de otros dirigentes como Germán Vargas Lleras, quien es el jefe natural de Cambio Radical, en la actualidad él no tiene cargo de representación alguno en el mismo.

Lo que Morales si puede hacer es seguir en la lista al Senado por el liberalismo, pero no se descarta que la colectividad escoja la opción de lista cerrada para la elección de marzo del otro año, lo que significaría que ella sumaría votos a otros de los senadores del partido, ya que Morales es considerada una de las más grandes electoras del partido.

Esta semana y con duras críticas a los dirigentes políticos que han dejado los partidos para recoger firmas para ser candidatos presidenciales,  el exministro Juan Fernando Cristo formalizó que es precandidato presidencial.

 

LA REFORMA POLÍTICA

Mientras tanto, un fuerte enfrentamiento se dio al interior de la mesa directiva de la Cámara de Representantes por la negativa de su presidente, Rodrigo Lara, de mantener en el orden del día para la sesión del martes al proyecto de acto legislativo de la reforma política electoral.

La primera vicepresidente de la corporación, Lina Barrera, aseguró que Lara de manera unilateral y a último momento ordenó sacar de la lista de proyectos a discutir la reforma, todo con fin de “engavetar” el proyecto, situación que no dudó en considerar como un mandado político que le está haciendo a su jefe, el candidato a la presidencia Germán Vargas Lleras. 

“A mi no me parece justo que la haya retirado, yo le dije que estamos en una incertidumbre política, no sabemos cuáles van a ser las reglas que se van a dictar en esta reforma y que dentro de un mes se abren las inscripciones”, sostuvo la vicepresidente de la Cámara. 

Barrera, conservadora de Santander, señaló: “le dije (a Lara) que las leyes no se hunden engavetándolas, las leyes se hunden o se tramitan discutiéndolas. Si usted doctor Lara o su partido no están de acuerdo con la reforma política no la guarden, sáquenla a debate y si creen que tienen los votos pues hundala”. 

Lara, por su parte, reiteró su desacuerdo con la reforma, y planteó que el país está a 45 días de empezar a inscribir listas y se insiste en cambiar las reformas las reglas de juego a última hora, en particular con el tema de los grupos significativos. 

El presidente de la Cámara de Representantes ha sido uno de los principales críticos de este proyecto en su trámite en la Comisión Primera donde su partido, Cambio Radical, presentó una ponencia negativa para la enmienda constitucional. 

Lara igualmente sostuvo que en esta reforma se pretende incluir una norma que tiene un claro propósito de cerrar el camino a Cambio Radical, esto con la intención de habilitar las coaliciones entre partidos para las elecciones de Congreso, lo cual debe ser reglamentado por ley. 

Lo cierto es que el proyecto sólo se empezará discutir hasta el miércoles, pese a que el mismo ha tenido un interés prioritario del Gobierno Nacional con el ministro del Interior, Guillermo Rivera. 

 

LA DOBLE INSTANCIA

La Comisión Primera del Senado mantuvo el trámite de la reforma constitucional con la cual se crea la doble instancia para más de 400 aforados, la cual había sido concertada por todos los tres poderes, pero ahora ante el escándalo del sector justicia se pidió que se frene.

Una petición en ese sentido la formuló el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Rigoberto Echeverri, quien envió una carta a la Comisión en la que pedían que “dada las condiciones actuales por las que atraviesa la Rama Judicial y analizadas las mismas por la sala plena, de manera respetuosa le solicitamos que no se siga con el trámite del acto legislativo”.

Frente a esa petición el senador del Centro Democrático José Obdulio Gaviria la califica de “una carta impertinente, porque desconoce el reglamento del congreso y porque el tema es de una magnitud enorme para que simplemente se borre de un brochazo porque hay una crisis”.

El ponente del proyecto, senador conservador Eduardo Enríquez Maya, se apartó de la ponencia mientras se habla con la Corte Suprema sobre las razones que expone, como también para que el Gobierno fije su posición sobre si es conveniente frenar la discusión de este acto legislativo.

 “Es la primera vez que se obtiene un consenso de las tres Ramas del Poder para legislar sobre la segunda instancia, propuesta que tuvo origen en la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema; ahora la plenaria de la Corte nos solicita el archivo del proyecto, por esto he sugerido que se adelanten conversaciones con los demás autores del proyecto, como son el Fiscal General y los Ministros de Justicia e Interior, queremos evitar un nuevo choque de trenes”, declaró el senador.

Esta doble instancia aplicaría para aforados como magistrados, Presidente de la República, Fiscal General, congresistas, Gobernadores, Vicepresidente de la República, Embajadores y Cónsules.

Por su parte, el Presidente de la Comisión Primera, Roosvelt Rodríguez, manifestó sobre lo solicitado por la Corte Suprema que la Comisión evitó fue un ‘choque de trenes’ entre la Corte y el Congreso. “Como Presidente consideré que lo que procedía era nombrar una subcomisión que nos permita tener la opinión de los autores del proyecto”, explicó.

 

LA AGENDA DE PAZ

La Cámara de Representantes discutirá la semana que inicia dos proyectos que hacen parte del llamado fast track.

En primer lugar, la Comisión Primera tiene como su punto inicial de discusión el acto legislativo que crea las 16 circunscripciones especiales de paz, que tiene como ponentes a Jaime Buenahora Febres, Silvio José Carrasquilla Torres, Albeiro Vanegas Osorio, Carlos Abraham Jiménez López, Oscar Fernando Bravo Realpe, Santiago Valencia González, Fernando De La Peña Márquez, Angélica Lisbeth Lozano Correa y Carlos German Navas Talero.

Este proyecto es el que permitirá tener para las elecciones del año próximo y del 2022, 16 regiones especiales en las que sólo podrán participar como candidatos quienes no sean de los partidos tradicionales, esto con el fin de impulsar la elección de representantes de comunidades, en especial las afectadas por la violencia.

En la plenaria, por ahora, está la conciliación de la reforma constitucional que establece disposiciones para asegurar el monopolio legítimo de la fuerza y del uso de las armas por parte del Estado.

Para el miércoles, entre tanto, se espera que aparezca en la plenaria la discusión de la reforma política, proyecto que ha generado mucha controversia, y tiene en el presidente de la Cámara a su principal contradictor, quien incluso ha propuesto que se hunda./Colprensa

 

CRISTO SALDRÁ POR TODO EL PAÍS

El exministro del Interior Juan Fernando Cristo sostuvo que saldrá en su condición de precandidato a recorrer el país para encontrar un gran acuerdo ciudadano y social con los demás partidos que han estado cercanos al tema de la paz, a la equidad. También indicó que este acuerdo debe ser para asegurar las transformaciones económicas, sociales y políticas que aún está necesitando Colombia.

Respecto a su crítica a los candidatos por firmas señaló que “se han puesto de moda las candidaturas por firmas, debilitando a los partidos, candidatos de todos los espectros que han pelechado en otros partidos y que ahora salen a cuestionarlos, candidatos que en las noches salen a las regiones de Colombia a buscar concejales, diputados o líderes y en las mañanas se van a las plazas públicas a hablar mal de los partidos y a pedir el apoyo ciudadano. Esto debe ser un gobierno de derechos y no de derecha”.

Incluso consideró que ese proceso de firmas es una farsa a la democracia. “Eso es un circo, eso no es serio para con el país, hay que fortalecer los partidos, hay que cambiarlos, hay que sacudirlos”, sostuvo tras preguntarse los costos de esa recolección de firmas y el real apoyo de esos ciudadanos a uno de esos candidatos.

Frente al mecanismo de elección del candidato liberal dijo que pide sea con una consulta abierta y no en el congreso del partido la otra semana, que en la consulta se defienda el ideario liberal y señaló que debe haber un mínimo de coincidencias entre quienes vayan a participar en la misma.

 “A mí me gusta más hacer la consulta popular en marzo coincidiendo con las elecciones parlamentarias, hay posiciones divergentes entre los candidatos, pero le notificó al partido que me acojo a la decisión que tome el partido en esta materia, si finalmente es que sea el 19 de noviembre estaremos listos”, sostuvo.

Frente al nombre de César Gaviria como el nuevo jefe del partido, sostuvo que lo respalda y recordó que el exmandatario lideró al partido en los momentos en estuvo haciendo la oposición al expresidente Álvaro Uribe, como también en la elección del presidente Juan Manuel Santos.

 

LOS ESTATUTOS DEL LIBERALISMO

La Sala Plena de la Corte Constitucional tumbó el fallo del Consejo de Estado que había anulado los estatutos del Partido Liberal en mayo de 2015.

Con una votación 6-2, la Corte tumbó el fallo del Consejo de Estado que había anulado los estatutos que el Partido había suscrito mediante la Resolución 2895 del 2011, al considerar que fueron expedidos de manera ilegal por parte de la Asamblea Liberal ese año.

Esa determinación la había tomado la Sección Tercera, con ponencia de la magistrada Stella Conto Díaz del Castillo, que en la determinación ordenó al Partido que utilizara los estatutos anteriores mientras los adecuaba a la Ley 1475 del 2011.

Ahora, la Sala Plena de la Corte, al fallar una tutela, anuló la decisión al estimar que los temas de legalidad de los estatutos de los Partidos Políticos no se discuten por acción popular.

Con esta determinación, el Partido Liberal podrá utilizar los nuevos estatutos de ahora en adelante.

También podría gustarte