Así puede llevar una obra de arte en la pantaloneta

299

Tenis, pantalonetas, vestidos, carteras han sido el lienzo para algunos artistas. 

[themoneytizer id=”22300-1″]

 

Hubo un bolso de Luis Vuitton que fue distinto al tradicional, el de las letras LV marrón; en vez de ser de ese tono, eran de colores –verde, azul, fucsia, amarilla– así se lo propuso el artista japonés Takashi Murakami a la firma francesa de moda. Ese fue solo uno de los artículos en los que colaboraron y que hacía parte de la colección Monogram Multicolore,que estuvo en las tiendas de la prestigiosa marca por 12 años (2003-2015). Fue un exitoso “matrimonio” entre el arte y la moda.

Esas “bodas” no son recientes, el Mondrian day dress (1966) –un vestido estilo talego– del fallecido Yves Saint Laurent, está basado en la obra del artista Piet Mondrian (1872-1944). Más atrás, la diseñadora Elsa Schiaparelli y Salvador Dalí habían creado un vestido, y hace pocos años, en 2014, Longchamp, la firma francesa de bolsos, se alió con la artista estadounidense Sarah Morris para reinterpretar la icónica cartera Le Pliage, cuenta Conrado Uribe, el director de contenidos de Conexiones Creativas y curador de la Colección Cápsula, que juntó el arte con la marca Mundo Único.

Para el director de diseño y desarrollo de producto de esa compañía, Carlos Restrepo, ese vínculo –entre arte y moda– es una manera de potencializar ambas labores creativas, por eso le han apostado a la unión y recientemente presentaron una segunda versión de la colección (Cápsula), que fue una edición limitada “para darle el carácter de obra de arte”, dijo Restrepo. En la creación trabajaron con los artistas Danielle Lafaurie y Pablo Mejía, que hace parte del colectivo Deuniti (Envigado), que estuvo involucrado.

Uribe, el curador de la propuesta señala que cuando se genera esta dinámica entre el arte y la moda “es un gana gana” para ambos porque exploran nuevos lenguajes.

Lafaurie, diseñadora industrial y productora de proyectos creativos cuenta que su idea, que quedó plasmada en las pantalonetas de baño de Mundo Único, surgió a partir de un viaje a Islandia durante el que tomó varias fotografías de playas que utilizó posteriormente para armar un collage.

La diseñadora cree que la experiencia estética que brinda una construcción artística que se ve en una pieza de vestuario, en comparación con la que se observa en un museo o galería, es por supuesto distinta y que es eso lo que le da un valor muy interesante a ese trabajo en conjunto entre las dos labores creativas.

En su caso recuerda el diálogo con el equipo creativo de la marca porque este era el que tenía el conocimiento sobre cómo funcionaban los colores en la tela, los materiales y las técnicas que podían usarse para que se viera su arte en el vestuario.

Así, Lafaurie cree que se le da valor al vestuario y apunta que diferentes marcas se deberían animar a realizar uniones de ese tipo ya que sería una manera de visualizar el trabajo de muchos artistas.

El del reconocido artista visual Tom Sachs dio como resultado, en octubre de 2018, los tenis de Nike: Mars Yard Overshoes. No son los primeros que hacen juntos, ya han trabajado en varias versiones, desde hace algunos años, incluidos en una colaboración llamada NIKECraft.

En 2012 presentaron unos inspirados en las interacciones de Sachs con científicos de la Nasa, también hubo un maletín hecho con el material de las bolsas de aire para carros. Los tenis más recientes están fabricados, según el artista, para resistir el mes que se aproxima, marzo, “el peor del año, cuando tienes los pies mojados todo el tiempo”, publicó la sala de prensa de Nike.

El toque del artista está ahí, sus zapatos no solo se ven bien, también son funcionales. Del arte y la moda puede surgir cualquier propuesta, es un “matrimonio” consolidado.

El Colombiano

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte