Gobernadores y la Cámara buscan frenar recorte a ingresos que prevé el PND

293
[themoneytizer id=”22300-1″]

 

Los gobernadores del país afiliados en la Federación Nacional de Departamentos se unieron al presidente de la Cámara de Representantes, Alejandro Carlos Chacón, al advertir al gobierno nacional que el proyecto de ley del Plan Nacional de Desarrollo, ordena un recorte drástico en los ingresos de las entidades territoriales, lo que golpeará de lleno la inversión, entre otros rubros, como la salud, la educación y el deporte.

En tal sentido el dignatario de la Cámara de Representantes, en carta que dirigió a al Ministerio de Hacienda y a Planeación Nacional, en donde se refiera a lo que llama “notoria reducción” de estos entes territoriales que no sería menor a los $600 mil millones.

Para Chacón, ese “deterioro en las finanzas de los departamentos se ha generado como consecuencia de las respectivas resoluciones expedidas por el DANE, por medio de las cuales se ha fijado el precio promedio de la venta al público, representando diferencias sustanciales vigencia tras vigencia”.

Expone el congresista en la comunicación que “se presenta una tarifa de $ 500 para todos los licores, incluyendo los de más de 35 grados alcoholímetros, cifra que afectaría aún más los ingresos de los departamentos”, según lo plantea el artículo 148 del proyecto de ley del Plan Nacional de Desarrollo, lo que en su sentido se desconoce “la Ley 1816 de 2016 que establece que una parte del impuesto se determine sobre el precio de venta de los licores y otra parte, según la cantidad de alcohol que contengan los mismos”.

Por su parte Fedepartamentos, que es tarifa única por grado de alcohol para los licores y aperitivos y otra para vinos y aperitivos vínicos, lo que eliminaría “el componente que permitía cobrar más impuesto a los licores que son más costosos” y eso “constituye una iniciativa que busca la igualdad, pero sacrificando claramente la equidad que debe prevalecer en el sistema tributario de los colombianos”.

Para los gobernadores de aprobarse así el plan de desarrollo implicaría que los licores de menor precio de venta, que son a los que más accede la población, como aguardiente o ron nacional, tengan que pagar más impuestos, mientras que a los importados, como whiskys, vodkas y tequilas, se les disminuiría el aporte que realizan al Estado, “esto afectaría directamente el mercado, por una tendencia del consumidor a comprar productos importados”.

Finalmente consideran que se desconoce el principio de unidad de materia de las leyes, porque “no existe una conexidad directa y estrecha entre esta norma y los objetivos y metas generales del Plan Nacional de Desarrollo… la propuesta constituye una reforma tributaria a uno de los principales impuestos departamentales sin ningún análisis o impacto de la disposición”.

 

Bogotá Colprensa

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte