Consejo Superior aprobó Política de Sostenibilidad de la Institución

354
[themoneytizer id=”22300-1″]

De acuerdo a lo plateado en la presentación por el Rector Pablo Vera Salazar, la Política de Sostenibilidad de la Alma Máter define lineamientos de autogobernanza y auto-gestión de la sostenibilidad que coadyuven al fortalecimiento de la identidad biocultural de la Institución, a la formación en competencias.

Las acciones para la puesta en marcha de esta política serán coordinadas desde la Oficina Asesora de Planeación. También, durante la jornada fue presentado un informe sobre el estado financiero de la Alma Máter a 31 de diciembre de 2018, el cual fue ponderado por los miembros del máximo estamento universitario.

Con el visto de bueno de todos sus integrantes, el Consejo Superior de la Universidad del Magdalena entregó su aprobación para que se adopte la nueva Política de Sostenibilidad de la Institución, la cual se estructura en tres partes: Diagnóstico en Sostenibilidad de la Universidad, diseño de la Arquitectura Organizacional para la Auto-Gobernanza de la Sostenibilidad y la hoja de Ruta de la Política de Sostenibilidad 2019-2030, que sentará las bases para el nuevo Plan de Desarrollo Institucional 2019-2030 y estará alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) planteados en la Agenda 2030.

De acuerdo a lo plateado en la presentación por el Rector Pablo Vera Salazar, la Política de Sostenibilidad de la Alma Máter define lineamientos de autogobernanza y auto-gestión de la sostenibilidad que coadyuven al fortalecimiento de la identidad biocultural de la Institución, a la formación en competencias relacionadas con sostenibilidad, resiliencia, innovación e inclusión y el trabajo efectivo en equipos diversos y heterogéneos donde se puedan promover esquemas de investigación inter y transdisciplinarios, donde se convierta el Campus universitario y los ecosistemas estratégicos de la región en laboratorios vivos que sean epicentros de cooperación, innovación y desarrollo.

En el Acuerdo Superior se indica que el cumplimiento de la Política de Sostenibilidad de la Universidad del Magdalena será un deber de todos los miembros de la comunidad universitaria y las acciones para su puesta en marcha serán coordinados desde Oficina Asesora de Planeación.

Los integrantes del máximo órgano de administración universitaria exaltaron el impacto de esta nueva apuesta institucional en todos los ámbitos académicos y administrativos de la Universidad, resaltando la importancia de la vinculación de estudiantes, docentes y funcionarios en todo el proceso de implementación de la Política de Sostenibilidad.

Al respecto Gustavo Cotes Blanco, representante de los ex rectores ante el Consejo Superior, aseguró que “Esta política va a marcar el rumbo de la Universidad en los próximos diez años porque va a dar las pautas para la formulación del Plan de Desarrollo 2019-2030, es una Política de Sostenibilidad que asume retos en lo social, lo económico y ambiental, es una Política integral dentro de los cambios que se han venido dando en la Institución, y junto a la Política de Integridad y Buen Gobierno integran un derrotero importante para la Universidad”.

Por su parte, el doctor Álvaro Méndez Navarro, delegado de la Gobernadora ante el Consejo Superior afirmó que como organismo se aplaude esta política de sostenibilidad que reúne a todos los ámbitos de la Institución y todos los factores que hacen parte dentro de los procesos ambientales, señalando que la Universidad del Magdalena se convierte en un ejemplo con una directriz bien estructurada y claramente fundamentados.

POSITIVO INFORME FINANCIERO

En la reunión el doctor Pablo Vera Salazar también presentó un detallado informe sobre el estado financiero de la Universidad del Magdalena a 31 de diciembre de 2018, que recibió positivas reacciones por parte de los consejeros.

En el informe se dieron a conocer las inversiones y obligaciones de la vigencia 2018 y el resultado del ejercicio donde se evidencian los diferentes conceptos por ingresos y gastos en los que se incurrieron para el buen funcionamiento de la Institución.

La enfermera magíster Mirith Vásquez Munive, representante de los docentes ante el Consejo Superior expresó: “Lo más importante es que a pesar de que la Universidad del Magdalena se sostiene, tenemos un presupuesto muy ajustado y austero que se ha programado muy bien. Su administración ha sido eficiente, no tenemos deudas, todo está de acuerdo a lo posible con lo poco que tenemos. La Universidad va muy bien en el aspecto financiero, tenemos reconocimiento de muchas entidades, por ahora lo que hay es invertido de acuerdo a las prioridades, con mucha efectividad y eficiencia”.

Así mismo, el médico especialista, José Miguel Berdugo, como representante del sector productivo definió como satisfactorio y sano el ejercicio financiero, administrativo y general de la Institución, teniendo en cuenta las limitantes económicas de la Institución por las transferencias insuficientes destinadas Gobierno Nacional.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte