Uno de cada cuatro cigarrillos que se venden en el país es de contrabando

301
[themoneytizer id=”22300-1″]

Un estudio, realizado por la Mesa de Alto Nivel de la Lucha contra el Contrabando, liderada por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, la Dian y la Policía Fiscal y Aduanera, mostró que el contrabando de cigarrillos en el país viene en aumento.

El estudio, denominado ‘Incidencia de los cigarrillos ilegales en Colombia’ realizado por la firma Invamer para la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI), mostró que de cada cuatro cigarrillos que se venden en el país, uno es de contrabando.

“El sector de cigarrillos, lamentablemente, viene enfrentando este flagelo con muchas dificultades y el resultado del estudio es que el comercio ilegal de cigarrillos ha aumentado un 7 % en el último año hasta llegar al 25 % en el promedio a nivel nacional. Tenemos unos focos concentrados en la Costa Caribe y unos patrones que nos permiten no solo identificar cómo se está dando este contrabando sino también coordinar las acciones para enfrentarlo”, indicó Laura Valdivieso, viceministra de Comercio Exterior.

“Lo que hicimos es una encuesta en donde además de preguntar los hábitos de consumo les pedíamos a los ciudadanos que nos vendieran la cajetilla que tenían para poder hacer un análisis profundo para identificar si la misma era ilegal. Esa cifra en el 2018 se ubicó en un 25 % registrando un aumento porque en el 2017 estaba en un 18 %, lo cual es la más alta desde el 2011.”, indicó Martín Orozco, gerente de Invamer.

De acuerdo con estimaciones de la industria, por cuenta del contrabando se han dejado de recaudar cerca de 450.000 millones de pesos por concepto de impuestos.

Los departamentos en donde más se está presentando este delito son La Guajira (86 %), Cesar (80 %), Magdalena (74%), Sucre (67%), Córdoba ( 62%), Bolívar (58 %), Norte de Santander (55 %), y Atlántico (32 %). Sin embargo, en Bogotá, Valle del Cauca y en Antioquia también se viene presentando un aumento de entre 5 % y 10 %.

Asimismo, se pudo evidenciar que el contrabando está predominando en las zonas rurales del país con un 49 %, y en los estratos 1 y 2 (32%), en donde los canales de distribución más utilizados para la comprar cigarrillos de contrabando viene siendo las tiendas de barrio con un 78 %.

Para la industria, uno de los factores que podría estar incidiendo a los consumidores a consumir este tipo de productos ilegales es el precio de lo cigarrillos, ya que el precio de una cajetilla legal es de 5.198 pesos frente a los 2.740 pesos con los que se consigue de contrabando.

“El 90% de los encuestados indicó que el precio es la razón principal que los motiva a
adquirir marcas ilícitas. Los resultados históricos del estudio evidencian una relación directa entre el aumento de los impuestos y el contrabando de este producto. Desde el año 2017, fecha en que empezó
a regir la Reforma Tributaria que incrementó el impuesto específico de 1.400 pesos a 2.100 pesos por  cajetilla de 20 cigarrillos, este comercio ilícito pasó de 13 % a 25 %”, indicó la ANDI.

 

Bogotá Colprensa

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte