Comunidad lleva 112 días sin agua potable

399
[themoneytizer id=”22300-1″]

En tanques habitantes del corregimiento de Piedra Pintada almacenan el agua que consiguen en las ciénagas.

Más de 112 días completan los habitantes del corregimiento de Piedra Pintada en Zapayán,  los cuales manifiestan sentirse abandonados por la actual administración, ya que hasta la fecha no han tomado las medidas necesarias para devolver este servicio público a la comunidad que tanto la necesita.

“Nosotros estamos sufriendo por la falta de agua, nos ha tocado ir a buscarla a los jagüey de otros corregimientos que son de agua salobre, de color y olor desagradable, lo que pone en peligro nuestra salud especialmente la de los niños. Hay personas que la compran pero no siempre se puede porque no hay plata para eso”, manifestó un habitante del sector.

EL ALCALDE NO DA LA CARA

Dicha situación ha generado el enojo de los habitantes, que no solo demandaron la falta de agua potable, sino también la falta de una directiva que los ayude a gestionar proyectos  ante las autoridades municipales y centrales.

El actual alcalde del municipio de Zapayán Manuel de la Cruz no ha hecho presencia en el lugar para evidenciar la situación por la que están pasando los moradores de este corregimiento, por lo que anuncian protestas en la vía hasta que den una solución a esta problemática. “Dijeron que iban a poner nuevamente el servicio y nada todavía,  el  Alcalde no lo vemos hace meses no hay nadie que de ninguna solución ni que venga a dar la cara”, manifestó otro de los denunciantes.

NO HAY CLASES

Otro de los problemas que ha traído la falta de agua potable es la deserción escolar en el Liceo Zapayán, teniendo en cuenta que los estudiantes no tienen con qué bañarse, lavar sus uniformes y menos preparar los alimentos de la manera más adecuada, por lo que los padres de familia se han visto obligados a no mandar a sus hijos al colegio. “Cuando los niños consumen agua limpia se reduce la cantidad de afecciones por diarrea y problemas respiratorios, lo que permite que permanezcan dentro del sistema educativo y mejora la calidad de vida de las familias”, manifestó uno de los líderes comunales del corregimiento de Piedra Pintada.

Por su parte uno de los padres de familia aseguró qué: “Yo tengo dos niños a veces no van al colegio porque no tengo agua en la casa, entonces para que no pierdan clase me toca llevarlos a la ciénaga para que se puedan bañar, pero el agua no es del todo limpia, porque se han brotado la piel”.

Así mismo, la falta de agua potable y saneamiento adecuado en las instituciones educativas priva a los niños, niñas y adolescentes  de un entorno saludable de aprendizaje y puede influir en su escolarización, sobre todo en el caso de las niñas.

PROBLEMAS DE HIGIENE

 Muchos de los habitantes, señalan  que ante las dificultades que enfrentan por la falta de agua se han visto seriamente afectados en materia de higiene, porque no tienen donde lavar la ropa, asear sus casas y hacer sus necesidades fisiológicas como debe ser.

Las medidas de higiene, incluyen el hábito de lavarse las manos, lo cual puede  reducir el número de casos de diarrea en hasta un 45%. La calidad del aguamediante el tratamiento del agua doméstica, por ejemplo con la cloración en el punto de consumo, puede reducir en un 35% a un 39% los episodios de diarrea, algo que no se está haciendo teniendo en cuenta que las personas están tomando el agua de las ciénagas y jagüey que tienen cerca a sus casas, las cuales no tienen ningún tipo de tratamiento.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte