Exclusión, desarrollo y crecimiento

362
[themoneytizer id=”22300-1″]

De suma importancia trabajar hasta su eliminación definitiva, el fenómeno de la exclusión que perpetúa diferencias. La situación económica de la sociedad en los últimos años, de inmenso deterioro, reside en la poca capacidad económica de la población y a la incapacidad de solución de las diversas políticas públicas al respecto, que impone intervenir la demanda en las privadas y la oferta en las públicas, cruda realidad que obliga a que todos los actores hagamos replanteamientos si queremos salir del círculo vicioso, debiéndose mayor eficiencia y complementariedad con la asignación de recursos nuevos asociados a indicadores de progreso.

En este derrotero estamos en la obligación de recibir nuevos recursos asociados a mayor efectividad, desarrollar estrategias creativas para el uso de los recursos disponibles, usar la infraestructura ociosa, crear fondos de solidaridad para la equidad, apartarnos de la creencia que todo lo que el Estado proporciona es gratuito y adoptar una actitud de concurrencia de acuerdo con las posibilidades existentes y facilitar cambios de cultura. La exclusión es unasunto de todos.

Interesa que todos nos insertemos en las realidades económicas y sociales del territorio, circulando por ellas para con nuestros conocimientos y posibilidades contribuir con nuevas miradas hacia la construcción de estadios de mayor bienestar. De la misma manera, hay que dejar de rendirle culto a lo externo y valorar mucho más lo propio, lo local, adentrarnos en nuestra propia tradición desenterrando los valores y culturas que nos precedieron y que nos deben dar identidad.  Emprender para aportar en el desarrollo económico y combatir pobreza y marginalidad para progresar, siendo imperioso generar empleo y bienestar, en lo que desarrollo y crecimiento económico son fundamentales.

De la misma manera importa trabajar por la competitividad como una preocupación fundamental, donde la innovación debe estar presente, así como propiciar espacios que estimulen y promuevan la creatividad. Las incubadoras de empresas y en especial aquellas de base tecnológica deben ser utilizadas de manera especial, importando trabajar en convencer a los empresarios de la importancia de estos procesos que requieren de paciencia. La competitividad está ligada con la calidad y se visibiliza, mide y cuantifica en los procesos, en la gestión y en los productos.

Nada será posible en este u otros propósitos si no trabajamos en un cambio de mentalidad dejando atrás la visión pesimista de las cosas. Es posible lograr los cambios que requiere nuestra región si trabajamos concertadamente en un propósito de región. Son muchos los escenarios de trabajo conjunto que deben ser abordados y así tejer un nuevo entramado de intereses que le apunten al desarrollo con sentido social y una nueva visión de vida, que además de transformarnos, contribuya a hacer posible desarrollo y crecimiento en una nueva ecuación que se materialice de manera democrática y no perpetúe o profundice las condiciones de inequidad social que han dejado los modelos tradicionales. [email protected]

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte