El plan del Papa contra los abusos históricos del clero

305

El Papa Francisco durante la inauguración de la reunión de protección a menores de edad organizada por la Santa Sede, que se realizará durante cuatro días, hasta el próximo domingo.

[themoneytizer id=”22300-1″]

 

El Papa Francisco enfrenta por estos días los escándalos de abusos sexuales a menores de edad por parte del clero de la Iglesia católica. Desde ayer hasta el domingo se encontrará con 190 representas de la institución, entre los que destacan 114 presidentes o vicepresidentes de las conferencias episcopales del mundo. Los testimonios de cinco víctimas, una de cada continente, fueron escuchados en la audiencia.

Esta cita se lleva a cabo en el Vaticano y fue convocada por el propio Francisco en septiembre de 2018, momento en el que los ecos de los delitos que habrían cometidos algunos integrantes del clero en países como Australia, Chile y Estados Unidos captaron la atención del mundo. En ese entonces el Papa reconoció la gravedad del problema, agachó la cabeza y pidió perdón por estos casos.

 

Cumbre contra los abusos

Un momento de oración dio inicio a la reunión de los máximos representantes de la Iglesia. En sus palabras inaugurales el Papa señaló que “el santo pueblo de Dios nos mira y espera de nosotros no simples y obvias condenas, sino medidas concretas y eficaces por disponer”. Durante los cuatro días del encuentro los representantes de las conferencias episcopales presentarán sus ponencias sobre cómo atender esta crisis en la Iglesia.

José Manuel Vidal, director del portal Religión digital, le ha seguido la pista a los temas de la institución. Al preguntarle si la respuesta de esta llegó después de lo esperado Vidal explicó que “es evidente que se ha tardado mucho”, pero en el ámbito social el clamor contra la pederastia surgió en un contexto en que la Iglesia se puso en marcha para hacer esta limpieza.

“Este es un cambio necesario, está en juego su credibilidad. Es una institución ejemplar que dice a los demás cómo se deben comportar; entonces, tiene que hacerlo ahora”. Francisco se ha trazado la meta de tener tolerancia cero con los abusos. En el contexto actual, después de los actos de perdón que protagonizó el Vaticano en 2018, el siguiente movimiento es dar pasos que se conviertan en acciones.

 

La fórmula del Vaticano

La Santa Sede anunció lo que considera los “21 puntos de reflexión” sobre el asunto, en los que se incluye la creación de un protocolo con los pasos a seguir tras una denuncia de abusos a niños y la creación de centros de atención para ayudar a combatirlos.

En los planes del Vaticano está que las denuncias no se queden en las instancias de la Iglesia, sino que sean tratadas tanto por las autoridades civiles como las eclesiásticas, de conformidad con las normas civiles y canónicas.

Para el abogado vaticanista Hernán Olano las medidas anunciadas “respaldan la imagen de Francisco como líder moral, pero también como persona que busca la transparencia después de años de encubrimiento durante el pontificado de Juan Pablo II y de un accionar tímido por parte de Benedicto XVI”.

Colombia también participa del encuentro. El cardenal Rubén Salazar Gómez,arzobispo de Bogotá y presidente del Consejo Episcopal de Colombia, presentó ayer una ponencia en la que aseguró que “el hecho de que se presenten abusos en otras instituciones y grupos no justifica nunca la presencia de estos en la Iglesia. No hay ningún argumento posible para no denunciar, desenmascarar, enfrentar con valor y contundencia cualquier abuso que se presente”.

A la cumbre también viajó monseñor Oscar Urbina Ortega, arzobispo de Villavicencio y presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia.

La tarea de investigar los abusos en el ámbito mundial estará en las manos del secretario adjunto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el arzobispo de Malta, Charles Scicluna, quien llamó a que se respeten los protocolos establecidos, las leyes civiles o nacionales y a que todas las acusaciones se investiguen. Con esta cumbre el Papa intenta dar un paso en firme para limpiar la institución y, con esto, aliviar su imagen que fue manchada por las denuncias de abusos sexuales perpetrados por los sacerdotes .

 

El Colombiano

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte