“El fracking es la mejor solución a corto plazo”

355

Francisco Lloreda, presidente de la ACP, también se refirió a cómo le fue a Colombia con la caída de Venezuela dentro del ajedrez petrolero y el fortalecimiento de Estados Unidos.

[themoneytizer id=”22300-1″]

 

Recientemente la comisión encargada de entregar las recomendaciones sobre la viabilidad de extraer petróleo mediante el uso del fracking dijo que es posible llevar a cabo pruebas piloto con algunas restricciones (ver Radiografía).

En diálogo con EL COLOMBIANO, Francisco Lloreda, presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo, habló de las bondades del uso de yacimientos no convencionales, práctica que ha sido rechazada en Alemania, Reino Unido, España, Irlanda del Norte, entre otros, por su impacto medioambiental.

Lloreda también se refirió a cuáles son las previsiones del sector para cierre de año, y de cuán provechosa y perjudicial ha sido la situación de Venezuela y el crecimiento de Estados Unidos en las actividades petroleras para los intereses de ese segmento en Colombia.

 

¿Cómo reciben el concepto emitido por la Comisión de Expertos sobre el fracking?

“Colombia cuenta con la regulación necesaria para adelantar esta técnica, en aquellos países donde se está desarrollando ha traído grandes beneficios económicos y sociales.

Los riesgos de carácter ambiental son identificables, se conoce cuál es la amenaza y se puede prevenir.

Estamos atentos a conocer el informe en su totalidad para analizar las recomendaciones y en particular para identificar cuáles consideramos que son necesarias, pertinentes y cuáles no”.

 

Se propone que las petroleras, que use esa técnica, compensen de manera directa, ¿es viable?

“Las empresas lo están haciendo en el desarrollo de yacimientos convencionales. Pagan regalías a las regiones, cosa distinta es si esas regalías se están utilizando bien o mal o si el porcentaje de las regalías que debe llegarle a las regiones productoras sí está llegando. Hemos insistido en reformar el Sistema Regional de Regalías, para que estas zonas puedan ejecutar esos recursos de manera directa, sin tanta burocracia”.

 

¿Es el fracking la respuesta para que el sector petrolero pueda garantizar vías de crecimiento?

“El país no puede tener todos los huevos en una sola canasta. Al tiempo que exprimimos los campos maduros ya descubiertos, debemos avanzar en el desarrollo de los yacimientos costa afuera y de los yacimientos no convencionales. Estamos a 5 o 6 años de quedarnos sin reservas probadas de petróleo, y un número de años similar en materia de gas. Si no incorporamos nuevos barriles a la reserva de petróleo vamos a terminar importando. La mejor solución a corto plazo es el desarrollo de los yacimientos no convencionales”.

 

¿Cuáles son las proyecciones del sector para 2019?

“Vamos a estar cercanos a los 860 mil barriles promedio diario de petróleo, tal vez en los 900 mil. Las previsiones indican que estamos lejos de volver a niveles del millón de barriles”.

 

¿Qué tanto aprovechó el país la salida del mercado internacional de petróleo de un jugador tan importante como Venezuela?

“En ese sentido nos beneficiamos porque en el momento en el que Hugo Chávezexpulsó 20 mil empleados de PDVSA (petrolera estatal de ese país) llegaron a Colombia a hacer empresa en un segmento muy atractivo. El hecho de que en su momento Colombia hubiera pasado de producir 500 mil a más de un millón de barriles se dio, en parte, a ese conocimiento de venezolanos que llegaron. El principal comprador de petróleo de Venezuela había sido Estados Unidos, y en estos años ese país también empezó a comprarle más a Colombia.

 

Debemos preguntarnos si Colombia está preparada para el momento en que Venezuela vuelva a ser una potencia petrolera. Porque es el país con las más grandes reservas en el mundo”.

Pero Colombia también se vio afectada por cuenta de que Estados Unidos dejó de ser un mercado atractivo al volverse autosuficiente en esa materia…

“Así es, hubo un momento en que Colombia redujo las exportaciones a ese país y lo compensó con el mercado asiático. Debemos entender que Estados Unidos le está apostando a esa autosuficiencia, no podemos depender de ese mercado y necesitamos salir a competir. Para ello necesitamos reservas, seguridad jurídica y los recursos que tenemos enterrados los convirtamos en un material de desarrollo”.

El Colombiano

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte