Dólar, un factor que condiciona crecimiento de la industria automotriz en 2019

632
[themoneytizer id=”22300-1″]

 

Luego del crecimiento del 7,7 % en las ventas de vehículos nuevos durante 2018, las expectativas de la industria automotriz están puestas en lo que pueda pasar durante el presente año, ya que las proyecciones económicas del país son más optimistas y proyectan un crecimiento mayor al que pudo alcanzar el PIB el año pasado.

El crecimiento económico del país en 2018 estaría cercano al 2,7 %, mientras que las proyecciones para 2019 registran una cifra que redondea el 3,6 %. Esto implica que la expansión de la economía este año estaría un punto porcentual por encima del año pasado, lo cual se traduce en unas mejores dinámicas.

En 2018 el sector automotriz logró vender más de 256.000 unidades, según la Asociación Nacional de Movilidad Sostenible (Andemos), lo cual representó un crecimiento de aproximadamente 7,7 % frente a las 238.000 unidades que se comercializaron durante 2017. Una cifra nada despreciable, si se tiene en cuenta el comportamiento moderado que tuvo la economía.

Entre los segmentos más destacados en ventas se encuentran las pick ups, con un crecimiento del 26,3 %, seguido de los utilitarios (13 %), automóviles (4,3 %), y los vehículos comerciales de carga de más de 10,5 toneladas (41,3 %), que fueron los que tuvieron un mayor aumento durante el año.

De acuerdo con la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), las marcas con el mayor número de matrículas acumuladas durante el año pasado fueron Chevrolet, con una participación del 19,5 % del mercado, seguida de Renault (19,4 %), Nissan (9 %), Mazda (8,4 %) y Kia (8,2 %).

Precisamente, el balance del Registro Único Nacional de Tránsito (RUNT), evidenció que durante 2018 se registraron 810.938 vehículos nuevos, de los cuales el 67 % (546.963) fueron motocicletas, el 17 % automóviles (140.058) y el 16% restante otras clases de vehículos como camionetas, camiones y busetas (123.917).

Con este número de registros el parque automotor de Colombia ascendió a 14,4 millones de vehículos, de los cuales el 57 % lo componen las motos (8,8 millones) y el 42 % vehículos (6 millones), según explicó la entidad de tránsito.

Bajo ese panorama, las expectativas están puestas en el comportamiento que se puede presentar este 2019, teniendo en cuenta la incidencia que podrían tener algunos factores como el comportamiento de la Tasa Representativa del Mercado (TRM), la confianza de los consumidores, entre otros.

El presidente de Andemos, Oliverio García, consideró que el mercado automotor del país puede tener una buena dinámica durante este año, en donde se podrían vender aproximadamente 276.000 vehículos nuevos, lo cual representaría un crecimiento del 7,5 %.

“Nosotros vemos una año positivo, porque creemos que el mercado va a estar estable, pero no creemos que la madera de para un crecimiento de dos dígitos, ya que si bien es cierto que hay unas condiciones muy favorables como la estabilidad política por las elecciones del año pasado, sigue preocupando la volatilidad del dólar y dependemos mucho de la cotización internacional del precio del petróleo”, dijo.

Ernesto Ortiz, presidente de General Motors Sudamérica Oeste, analizó que el entorno favorable de la economía podría ayudar a que se vendan aproximadamente 265.000 vehículos nuevos, pero también consideró que hay unos factores que se deben revisar, entre los que se encuentra el comportamiento del dólar.

“En Colombia se espera un crecimiento del 3,5 %, lo que seguramente permitirá que la industria crezca para llegar a una cifra cercana a las 265.000 unidades. Obviamente debemos seguir muy de cerca el comportamiento del dólar, las tasas de interés y los índices de confianza del consumidor, que tienen una incidencia directa en la venta de vehículos”, explicó Ortiz.

El dólar finalizó 2018 con un precio de 3249 pesos y tocó un máximo de 3250 pesos a mediados del mes de enero, sin embargo, en las últimas semanas la TRM llevó a tocar un mínimo de 3.089 pesos, lo cual evidencia la volatilidad que se viene registrando en el mercado cambiario.

Frente al tema, Jorge Cortés, experto del sector y dueño de una de las redes de concesionarios de Mazda y Ford en el país, consideró que si el dólar se mantiene sobre los 3.100 pesos, se podría tener una dinámica interesante que llevaría a que el sector tenga un crecimiento del 5 % más de lo que vendió el año pasado.

Además, indicó que otro factor que podría mover el sector son las decisiones que se están tomando en varias ciudades sobre el pico y placa.

“Tenemos que tener un crecimiento, porque somos un país al cual le caben todavía muchos vehículos, a pesar de los trancones y de las situaciones que se vienen presentando en las capitales. Tenemos que entender que la cifra de motorización en Colombia todavía es baja y los ciudadanos tienen una necesidad de movilizarse, pero un factor interesante podría darse con el pico y placa, porque los ciudadanos tenderán a cambiar sus carros para sumar un segundo vehículo o comprar dos usados con el fin de tener dos alternativas para moverse”, indicó Cortés.

Para César Ospina, vicepresidente Comercial de la marca Kia en Colombia, el año inició con unas expectativas de ventas de 275.000 unidades, pero la caída en el mes de enero condicionó un poco las cifras y se replantearon las ventas por el orden de los 260.000 vehículos. No obstante, resaltó que las marcas han tenido que revisar sus inventarios.

“Estos temas se vienen presentando por factores como el dólar y la devaluación, lo cual nos tiene a las marcas revisando precios, porque con los inventarios anteriores tratamos de aguantar el cierre del año, pero en febrero ya tuvimos que hacer unos movimientos importantes. Además, tenemos que tener en cuenta que este año no tendremos Salón Internacional del Automóvil y eso condiciona un poco las ventas”, explicó Ospima.

La directora de la Cámara sectorial de la Industria Automotriz de la Andi, Juliana Rico, también consideró que el factor principal debe ser la confianza de los consumidores en el país, la cual se viene recuperando, pero el sector automotor está posicionándose en el tema de las exportaciones con las marcas que tienen sus plantas en el país.

“En los vehículos estamos esperando un crecimiento por encima del PIB y podríamos llegar a unas ventas de 260.000 unidades, por lo que efectivamente tendremos un año positivo. Las exportaciones vienen teniendo un rol fundamental para el sector y el crecimiento ha sido de casi el 50 %, lo cual le ha permitido posicionarse en mercados como México, Argentina y Centroamérica”, indicó Rico.

En cuanto a los segmentos que pueden registrar buenos comportamientos, los expertos consideran que las pick up y los vehículos pesados pueden seguir registrando una buena dinámica, por el impulso que viene teniendo el sector de los hidrocarburos en el país. Además, resaltaron que los vehículos de entrada al segmento, que oscilan entre los 25 y 35 millones de pesos, y las SUVs podrían tener unas buenas proyecciones.

“En la medida en que el sector petróleo y minero se movió, hizo que las pick ups volvieran a tomar un impulso. Además, las SUV pueden ser un segmento que seguirá marcando tendencia a nivel mundial y lo que puede pasar es que los usuarios de automóviles comiencen a migrar hacia ese sector y por eso creo que puede ser interesante. Sin embargo, los automóviles familiares seguirán marcando un buen comportamiento”, señaló Ospina.

De acuerdo con los analistas, Colombia tiene que dar una paso a la modernización de su parque automotor para mejorar los índices de contaminación que se vienen presentando en algunas ciudades capitales del país. En ese sentido, el segmento de los vehículos comerciales como buses, volquetas y camiones pesados podrían tener una buena dinámica ante los procesos de chatarrización.

Sobre este tema, un informe del RUNT reveló que de los 14,4 millones de vehículos que hay en el país, solo 5,2 millones tienen menos de cinco años, entre 6 y 10 años (3,5 millones), entre 11 y 20 años (2,9 millones), y mayores a 21 años (2,6 millones). Es decir, aproximadamente el 40 % de los vehículos del país (5,6 millones) tiene más de 11 años de antigüedad, lo cual representa un importante reto para dar un paso en modernizar el parque automotor.

De acuerdo con Jorge Cortés, “Colombia tiene que avanzar de forma importante en el tema de la chatarrización, lo que implicaría vender más vehículos comerciales y comenzar a salir de todos esos vehículos viejos como camiones, volquetas, buses, los cuales vienen siendo una de las principales fuentes de contaminación que se vienen registrando en las ciudades”.

Los expertos también consideraron que el mercado de la Costa Caribe y de ciudades como Cali, Medellín y Bogotá, puede seguir marcando una buena tendencia, en parte por las expectativas que tienen los consumidores.

“Pienso que podríamos ver una recuperación en los mercados de la Costa Caribe, que estuvieron deprimidos el año pasado y lo mismo en las zonas de frontera como en los Santanderes y por eso esperamos que este año comience a mejorar esas expectativas. Una ciudad importante será Cali que viene presentando una dinámica interesante, pero no podemos descartar lo que pase en Medellín y Bogotá”, señaló el presidente de Andemos.

 

Bogotá Colprensa

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte