En un solar y bajo carpas, 600  estudiantes reciben las clases

425
[themoneytizer id=”22300-1″]

165 estudiantes de la Institución Educativa Distrital Once de Noviembre sede Uno, reciben clases desde hace una semana en carpas plásticas.

Como si estuvieran en una escuela rural o en centros educativos apartados de la civilización, se encuentran recibiendo sus clases los alumnos de la Institución Educativa Distrital Once de Noviembre, sede Uno.

Los 600 estudiantes de este colegio del Distrito de Santa Marta, hoy ven como su rendimiento académico se ha visto afectado por las condiciones precarias en las que los docentes dictan sus clases en aulas improvisadas elaboradas con carpas.

La inadecuada infraestructura, el inclemente sol y el polvo que levanta las fuertes brisas que azotan a la ciudad para esta temporada, han conllevado a que los directivos de dicha institución tomen la decisión de desplazarse junto a sus estudiantes hasta una sede del barrio María Cecilia, donde fueron ubicados en los pasillos.

Como se recuerda, las clases en este centro educativo estatal debieron suspenderse a raíz de que en su sede se perciben una serie de gases, cuyo origen sigue siendo desconocido, que afectan la salud de sus estudiantes, docentes y funcionarios administrativos.

La reparación de las aulas de la escuela está siendo intervenida por las autoridades distritales como la Secretaria de Salud, el Departamento Administrativo de Sostenibilidad Ambiental ‘Dadsa’, y la Alcaldía Distrital, para poder dar con la emanación de gases que se presenta en esta institución.

Los alumnos del grado sexto hasta undécimo iniciaron las actividades escolares bajo carpas en una sede de la institución en el barrio María Cecilia de la ciudad de Santa Marta, donde aproximadamente 60 estudiantes no asistieron al aula de clases.

DICEN ADMINISTRATIVOS

“La sede nuestra como tal sigue restringida en su uso por la decisión de la Secretaría de Salud del Distrito. Esperamos que el Departamento Administrativo Distrital de Sostenibilidad Ambiental -Dadsa- y la Secretaría de Salud entreguen este primero de marzo los resultados del estudio que han venido haciendo para precisar la causa y la naturaleza de los gases cuya emanación afecta a la IED Once de Noviembre. Hoy lo que se hemos hecho es reiniciar las actividades académicas gracias a diez carpas que nos envió la Secretaría de Educación, se comenzó el transporte de los pupitres y se cuenta con cuatro baños móviles que nos envió la Secretaría de Gobierno”, explicó el licenciado Padilla.

Ellis Carbonell coordinadora académica del colegio Once de Noviembre indicó “Tenemos la acogida de alrededor unos 160 estudiante haciendo un balance tenemos inasistencia de 60 estudiantes que ya se corroboran de esta jornada, y que han sido retirados de esta institución educativa y con la inconformidad de algunos factores como no contar con un espacio adecuado, la brisa, el polvo  y la cadencia de algunos recursos básicos que requerimos para el trabajo. Pero con toda la voluntad para atender a los estudiantes que todavía deciden volver a sus clases. Hay factores que nos retan a permanecer con normalidad completamente académica que pudiéramos tener tiempo efectivo de clases”.

En estas carpas los docentes y estudiantes no tienen pizarrones, acceso a tecnología, no tiene agua de manera permanente para el suministro de los estudiantes; además no tienen cafetería, ni servicio de aseo, las condiciones de estar en terreno bastante arenoso y con la brisa fuerte el polvo el cual es un factor bastante adverso a las condiciones de una clase normal.

REPRESENTANTE ESTUDIANTIL

Natalia Tarazona, estudiante de último año de bachiller y representante de la comunidad educativa indicó “me siento muy triste por estas condiciones donde estamos dando clases porque no son las que nos merecemos, es un poco incómodo por las fuertes brisas que se están presentando en la ciudad es difícil trabajar así, peor lo importante es que lo estamos intentando, estamos propenso a cualquier infección ya sea en la piel o una gripa, los docentes nos están dictando las clases y explicando porque no tenemos tableros ellos también están haciendo un esfuerzo grande”.

MADRE DE FAMILIA

Delis Pacheco madre de familia aseguró “está en una situación bastante incómoda por el ambiente y el sol, estos estudiantes están en unas condiciones muy precarias, aunque la Institución Educativa sede uno esta complicada porque aun no dan con los olores, pero los niños están bastante incómodos”.

Por su parte, los directivos del colegio lamentan la situación, ya que genera varios problemas a los alumnos que deben soportar el calor, el hacinamiento y la falta de comodidades para aprender.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte