Una mujer y su hija acusadas de matar a 5 miembros de su familia

273
[themoneytizer id=”22300-1″]

Una madre y su hija fueron acusadas en el estado estadounidense de Pensilvania de matar a cinco miembros de su familia, entre ellos tres niños, después de mencionar un deseo de “suicidio” colectivo.

La tragedia tuvo lugar en un apartamento en Morrisville, una ciudad con menos de 10.000 habitantes y ubicada unos 100 kilómetros al sur de Nueva York.

La madre, Shana Decree, de 45 años, y su hija Dominique Decree, de 19, enfrentarán cinco cargos por homicidio y uno por asociación criminal, según un comunicado del fiscal del condado de Bucks, en el este de Pensilvania, en el que está Morrisville.

Las dos mujeres están acusadas de matar a dos hijos de Shana Decree, de 25 y 13 años, a la hermana de Shana, de 42 años, y a sus hijas gemelas, de 9 años, indicó el fiscal.

Los cuerpos fueron descubiertos el lunes durante una visita de los servicios sociales al departamento donde residía la familia.

Según los detalles de la denuncia pública del fiscal, la policía fue llamada al lugar y se encontró con un apartamento “con los muebles dados vuelta y vidrios rotos por todas partes”.

Shana Decree y su hija estaban en una habitación, en una cama, aparentemente “desorientadas”, mientras los otros cinco miembros de la familia fueron encontrados muertos en otra habitación.

La mujer acusó primero a unos hombres extranjeros de haber cometido los asesinatos, pero luego le dijo a la policía que “todos en el apartamento, incluidos los niños de 9 y 13 años, querían morir” y “hablaban de suicidarse”.

“Dos niños de nueve años no pueden tomar esa decisión”, dijo a la prensa el jefe de la policía de Morrisville, George McClay. “De todo lo que he visto en mi carrera, es la cosa más triste vi”.

Al ser interrogadas tras ser hospitalizadas ambas dieron versiones contradictorias, pero reconocieron haber matado a las cinco personas.

Durante una conferencia de prensa el martes, el fiscal Matthew Weintraub dijo que aún siguen sin estar claras la razones de esta tragedia familiar y aseguró que podría tomar “dos o tres semanas” para tener los resultados de la autopsia que determinen la causa de muerte.

El fiscal agregó que la “buena noticia” es que la policía encontró sano y salvo a Joshua Campbell, de 17 años, hermano de los gemelos fallecidos, que no se encontraba en el lugar en el momento de los hechos.

NUEVA YORK AFP

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte