Maduro un vecino peligroso

402
[themoneytizer id=”22300-1″]

Lo ocurrido este fin de semana en Venezuela, donde un gobierno dictatorial dio la orden de no dejar entrar ayuda humanitaria encaminada  a mitigar el hambre y solucionar los problemas de salud de un pueblo al que han sometido a la miseria más grande de su historia, nos demuestra que a su gobernante, junto con sus secuaces, no les interesa el bienestar de su pueblo, sino que lo único importante para ellos es mantenerse en el poder llenándose los bolsillo con los dineros del Estado venezolano en detrimento del   buen vivir de sus gobernados.

El socialismo del Siglo XXI, proclamado por Chávez y aplaudido por un pueblo que creyó que este lo llevaría por el sendero de la reivindicación de sus derechos, ha fracasado estruendosamente. Jamás Venezuela se había visto en una situación económica, social y política tan caótica y desinstitucionalizada, donde el gobierno lo ejerce un dictador con una camarilla, que en el fondo no se sabe, si Maduro es el instrumento de esta, que lo utiliza como gobernante ignorante que es, pero pegado al poder político y adherido al dinero oficial, o es este el que se respalda en esa pandilla compuesta por políticos y militares para saquear las arcas públicas en detrimento del bienestar social de los venezolanos.

Los dictadores son un peligro para sus pueblos y para sus vecinos, pero este peligro se acrecienta cuando el dictador es un ignorante que llega al poder por señalamiento de otro dictador o por la imposición de un gobierno extranjero que desde una isla mueve los hilos del poder en Venezuela y que lo único que le importa, es desangrar a los venezolanos en beneficio de su gobierno, que en su isla, en 50 años de poder, no ha sido capaz de entregarle prosperidad a los isleños que creyeron en una revolución que triunfó en contra un dictador militar, para entronizar una dictadura comunista que solo ha beneficiado a la familia del gobernante eterno.

Maduro es un peligro, no solo para sus conciudadanos, también lo es para los países vecinos como somos los colombianos, aquí estamos expuestos a sus pataletas de hombre ignorante y que sería capaz de acometer acciones contra Colombia para seguirla culpando de sus desacierto como gobernante de los venezolano. En su territorio acoge a las guerrillas colombianas como el ELN y los residuos de las FARC que viven allá y delinquen en nuestro territorio y atentan contra la democracia de nuestro pueblo.

Pero lo más grave y peligroso no es esto, sino que existan en Colombia políticos partidarios y socios de esta ideología socialista del Siglo XXI y que encuentran  muchos compatriotas  que los siguen y que piensan  que es verdad, que es político son capaces de brindar bienestar y prosperidad a la sociedad con sus postulados, cuando está demostrado que ellos, solo buscan sus propios beneficios y que son capaces de destruir la riqueza nacional de un país, subyugando a un pueblo, pasando por encima de la constitución y la ley.

No debemos caer en la trampa de estos dirigentes de izquierda, que piensan tomarse primero las gobernaciones y las alcaldías, ofreciendo lo que no pueden cumplir, para sí tratar de llegar a la presidencia y someter a los colombianos a las mismas necesidades que hoy padecen los venezolanos por haber creído en promesa de un supuesto mesías como Chávez.

¿Sabes qué? La democracia permite la expresión y la participación de todos, las dictaduras son oprobiosas, atropelladoras de los derechos humanos y mucho más propensas a la violación de la constitución y la ley.

*Catedrático universitario

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte