Guaidó busca reforzar el apoyo de Brasil para regresar a Venezuela

[themoneytizer id=”22300-1″]

 

El líder opositor venezolano Juan Guaidó busca este jueves reforzar el apoyo de Brasil, uno de los países que lo reconoce como mandatario interino pero que rechaza una opción militar como salida de la crisis en la nación caribeña, antes de regresar a su país, donde podría ser encarcelado.

Guaidó, que llegó pasada la medianoche a Brasilia en un vuelo de la Fuerza Aérea de Colombia, se entrevistó por la mañana con diplomáticos europeos y será recibido en la tarde por el presidente Jair Bolsonaro, tras lo cual ofrecerá una rueda de prensa.

El vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourao, afirmó en una entrevista con Globo que Guaidó “quiere mostrar al pueblo venezolano que está siendo recibido por el presidente de la República de Brasil, un país limítrofe por el cual los venezolanos tienen un cariño especial. Quiere dar el mensaje de que es reconocido”.

El equipo de Guaidó evalúa una posible visita a Roraima, estado fronterizo de Brasil.

El joven líder opositor debe dejar Brasil el viernes y se desconoce cuál será su próximo destino, aunque reiteró en varias ocasiones que volverá a Caracas, donde podría ser detenido por el gobierno de Nicolás Maduro, debido a que desafió una prohibición judicial de salir de su país.

La semana pasada llegó en helicóptero a Colombia, para participar el sábado 23 en una frustrada operación de encaminamiento de ayuda humanitaria a Venezuela, que cerró sus fronteras con Colombia y Brasil.

El lunes, participó en Bogotá en una reunión del Grupo de Lima, formado por una decena de países latinoamericanos y Canadá, que se comprometieron a estrechar el cerco económico y diplomático sobre el gobierno de Maduro, pero sin recurrir a la fuerza, una posibilidad que había dejado abierta Estados Unidos, convidado a esa deliberación.

También Guaidó insistió en que todas las opciones debían estar sobre la mesa, aunque luego aclaró que se trataba de opciones no militares.

“Creo que Guaidó esperaba que se diera un espacio en el cual se le dejara implícito a Nicolás Maduro que la posibilidad [de uso de la fuerza] era real”, afirmó el internacionalista Ronald Rodríguez, del Observatorio de Venezuela de la Universidad colombiana del Rosario.

La cincuentena de países que desconocen a Maduro, entre ellos Brasil, alegan que su elección fue fraudulenta. Ante ese escenario, Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, se autoproclamó el 23 de enero como gobernante encargado.

El vicepresidente Mourao, un general del Ejército, ve el riesgo de una guerra civil ante el impase político de Venezuela.

Batalla en la ONU

La crisis venezolana, a medida que se agrava, se internacionaliza, tomando ribetes que recuerdan a la Guerra Fría. Estados Unidos presentará este jueves ante el Consejo de Seguridad de la ONU un proyecto de votación que exige elecciones presidenciales en Venezuela y el acceso a la ayuda humanitaria. Rusia presentará otro proyecto que insta a respetar la soberanía venezolana.

El canciller del gobierno de Maduro, Jorge Arreaza, pidió el miércoles una reunión entre Maduro y Trump, pero el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, rechazó de plano esa posibilidad.

“Lo único que hay que discutir con Maduro en este momento es la hora y la fecha de su partida”, tuiteó Pence, junto a la etiqueta en español #VenezuelaLibre”.

Volver a Caracas

Guaidó dice que regresará esta semana a Caracas a ejercer sus “funciones”, aun “si deciden dar el paso” de encarcelarlo.

Maduro ha dicho que Guaidó deberá responder a la justicia por burlar la ley.

“Un preso no le sirve a nadie, un exiliado presidente tampoco. Estamos en una zona inédita (…) Y mi función y mi deber es estar en Caracas a pesar de los riesgos, a pesar de lo que eso implique”, dijo el opositor.

Sus simpatizantes anunciaron que se movilizarán para recibirlo el viernes en la capital venezolana. La convocatoria es en la sede del diario El Nacional. En la ciudad también hay manifestaciones de leales al chavismo.

Sin embargo, Guaidó no ha precisado su fecha de regreso ni si lo hará directamente desde Brasil.

Según el internacionalista Rodríguez, Guaidó no tiene opción diferente que la de volver a su país para ponerse al frente de la oposición.

“La realidad es que muchos de ellos ya empiezan a sentir que está pasando el cuarto de hora de este momento, y saben que si se les pasa no va a ser fácil salir de Nicolás Maduro”, señaló.

Venezuela está sumida en una severa escasez de alimentos y medicinas, que ha ocasionado un éxodo de 2,7 millones de personas hacia países de la región desde la agudización de la crisis en 2015.

Para Maduro, la crisis es producto del cerco financiero que le aplica Washington y asegura que la ayuda humanitaria impulsada por Guaidó esconde un plan de intervención militar de Estados Unidos en la nación petrolera.

 

AFP

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte