Definiciones

340
[themoneytizer id=”22300-1″]

Necesitamos definiciones y dejar atrás los vaivenes distractores que a nada conducen, toda vez que se debaten en constantes oscilaciones donde priman más los retrocesos que los avances, sobre todo respecto de asuntos trascendentales para la ciudad y el departamento. No encontramos en las muchas insustanciales justificaciones gubernamentales nada que convenza y mucho menos adelantos que traduzcan cambios de envergadura, verdaderamente sólidos, trasformadores, que podamos calificar como positivos.

Tenemos unas instituciones débiles, pocas oportunidades individuales y colectivas para nuestras ciudadanía y comunidad, pasamos en verdad por una situación compleja y no encontramos respuestas en los gobiernos que nos rigen, en los cuerpos colegiados ni en las organizaciones políticas, toda vez que no logran definir su respectiva posición y marcar un horizonte claro, como tampoco buscar puntos de acuerdo con los otros y con todos; ronda a todos la indecisión y el considerar que toman ventaja si no se muestran las cartas sobre la mesa.

 No vemos conformados en nuestras administraciones equipos de gestión política en torno a los gobernantes, por lo que seguimos nadando en múltiples indefiniciones tanto propias como ajenas, generando lo cual baja capacidad de acción política de los gobiernos, cuerpos colegiados y partidos, movimientos y grupos políticos.

Tampoco vemos definidos los límites, pero sí como se agita constantemente el pasado de todos, como entran a jugar presiones y chantajes, como se borran las líneas divisorias, como cunde la desesperación cuando fallan los cálculos iniciales y es cuando cuenta se dan que no todo es como se pensó en principio, cuando todo aparecía con precisión matemática, olvidando que en lo social y político cada cosa entraña un problema a resolver. Es cuando nos percatamos que todo es diferente y deben tratarse como tal esas diferencias.

Que importa mucho y obligados estamos a tener visión de largo plazo. Que la inmediatez no es funcional. Que no podemos pensar sólo en y para cada espacio territorial. Que debemos trabajar más integralmente respecto de insertarlo todo en mejor forma en la sociedad. Que no podemos bajo punto de vista alguno jugarle a contaminarnos de las carencias de nuestros gobiernos, sino que nos compete participar activamente y ejercer a tope el control social, no con elánimo de entorpecer, sino de ayudarnos positivamente como colectividad. [email protected]

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte