Uso de plataformas digitales

324
[themoneytizer id=”22300-1″]

La Corte Constitucional decidió realizar una audiencia pública para escuchar a las personas y entidades interesadas en temas de libertad de expresión en el uso de plataformas digitales. Esto con el fin de pronunciarse de fondo sobre los límites que deben tener organizaciones como Google, Apple, Facebook, Amazon y Microsoft (GAFAM), entre otras, y que tiene que ver también con los derechos a la intimidad de las personas y a la protección de datos en bases de datos.

Es la oportunidad para reflexionar en torno a la ausencia de regulación para que un Estado imponga controles a unas plataformas que no tienen límites territoriales iguales a los del alcance de aplicación de la ley. En Colombia la jurisprudencia no ha sido unánime en este sentido y falta claridad sobre las responsabilidades de lo que se dice en estas organizaciones o a través de sus aplicaciones. De hecho, varias de estas no usan la misma marca de la matriz enel país, sino que la tercerizan, lo que hace que en oportunidades evadan las responsabilidades que les podrían caber, por ejemplo, en temas de calumnia e injuria indirectas. Que sea difícil poner controles, no puede ser una excusa para la anarquía. El asunto es hacerlo sin violar la libertad de expresión en su sentido constitucional.

En materia legislativa a Colombia, y en general a Latinoamérica, le falta caminar mucho en esta materia y es clave, pues hay tratadistas que hablan hoy de que los datos son el nuevo petróleo, pues pueden generar valor económico y social para países o empresas. Lo que se ha creado es un bache por el cual se presentan todo tipo de situaciones que a falta de normas, le es dado al juzgador poner en cintura, pero debemos caminar hacia una legislación más completa y que por lo menos intente proteger los derechos de los ciudadanos, tal como se está haciendo en la Unión Europea y en Estados Unidos.

En el libro Rendición de cuentas de Google y otros negocios en Colombia, sobre la protección de datos personales en la era digital, la organización Dejusticia invita a que se exija mayor transparencia a los sitios sobre el uso de la información que les entregan los ciudadanos para acceder a sus servicios. Por otro lado, invita a que se dé capacidad técnica a la autoridad de Protección de Datos, figura que acá existe a diferencia de países como Estados Unidos, pero que no cuenta con la capacidad suficiente para hacer frente a estos monstruos empresariales.

Es muy importante que la Corte Constitucional escuche, como lo hará hoy a los actores que tengan algo que decir en este sentido y se construyan insumos que ayuden a tomar decisiones amplias y a tono con los tiempos que corren y que sirvan para que los legisladores den el paso siguiente y reglen este asunto. También para que el Estado propicie acuerdos multilaterales que permitan que haya decisiones entre países, lo que facilitaría muchos más el control.

En la actualidad se habla de homo digital y esta es una realidad que se debe tener en cuenta. El mundo cambió y no se pueden tomar decisiones para las complejidades de hoy con normas del siglo XIX. La cantidad de información que recogen en sus bases de datos estas plataformas digitales no puede seguir pasando impunemente, como se hace hoy. Estas compañías saben más, a través de sus algoritmos, de nuestros gustos o sobre nuestras necesidades, que nosotros mismos. Por eso es importante, que las autoridades defiendan los derechos de los ciudadanos, y este puede ser el principio.

*Internacionalista

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte