Gobierno espera sumar 150.000 hectáreas de cultivos adicionales

253
[themoneytizer id=”22300-1″]

“En este momento el país tiene 18 millones de hectáreas con necesidad de irrigación, pero solo se está irrigando el 6 %. Con la puesta en operación de los tres mega distritos de riego que tiene el país, se generan cerca de 50.000 hectáreas en estos cuatro años, explicó el ministro Andrés Valencia.

El ministro de Agricultura, Andrés Valencia, anunció que el gobierno espera que con la implementación de una estrategia de adecuación de tierras, con riego y drenaje, contemplada en el Plan Nacional de Desarrollo, se pueda alcanzar una cobertura de 150.000 hectáreas de cultivos con riesgo en el país.

“En este momento el país tiene 18 millones de hectáreas con necesidad de irrigación, pero solo se está irrigando el 6 %. Con la puesta en operación de los tres mega distritos de riego que tiene el país, se generan cerca de 50.000 hectáreas en estos cuatro años, explicó Valencia.

De acuerdo con el funcionario, en el marco de ese objetivo se recuperarán y pondrán en marcha tres grandes distritos de riego que tiene el país como el de Ranchería en La Guajira, El Triángulo del Tolima y Tesalia Paicol en el Huila.

En ese sentido, Valencia destacó la importancia de trabajar a través de las alianzas público privadas para que los distritos de riego sean más productivos y ganar más cobertura en irrigación en las regiones del país.

“La idea es que el sector privado pueda participar en la construcción y mantenimiento de infraestructura para riego y drenaje. Uno de los factores que nos permitirán en el agro mejorar la productividad, la rentabilidad y ser competitivos es generar fuentes de agua para las actividades agrícolas y manejar el tema de las inundaciones, por lo que este tema es una de las prioridades en el Plan Nacional de Desarrollo”, explicó.

El jefe de la cartera agropecuaria resaltó que, por ejemplo, el arroz en el Tolima con irrigación tiene unas productividades de siete toneladas por hectárea, mientras que en Casanare y Meta, donde no hay irrigación, la productividad es de cuatro toneladas por hectárea, por lo que este mismo escenario de productividad se podría tener con cultivos de aguacate, palma de aceite, caña panelera, café, entre otros.

“Así pues, en la medida en que haya más irrigación aumentamos la productividad. Esto permitirá al país ser más competitivo en el sector rural”, indicó Valencia.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte