Cenizas del Carnaval se las llevó ‘Joselito’

284

El pueblo se rehusaba a finalizar con sus festividades más coloridas, pero como todos los años debía cumplirle la cita a ‘Joselito’ y despedirlo.

Santa Marta no fue la excepción y en ella, también se vivieron las últimas horas del Carnaval 2019; las entidades encargadas de la organización, lideraron las actividades.

[themoneytizer id=”22300-1″]

 

“La rumba se acabó”… así dice la reconocida canción del sexteto The New Swing y ese mismo mensaje fue el que dejó ‘Joselito’ con su muerte, a todos los ‘cambamberos’  que durante cuatro días no hicieron más sino bailar, gozar y disfrutar del Carnaval en todo el Caribe colombiano.

El pueblo se rehusaba a finalizar con sus festividades más coloridas, pero como todos los años debía cumplirle la cita a aquel hombre que amaba tanto los Carnavales y debía morir en su ley; la buena noticia es que seguirá reviviendo y con él, el jolgorio, entusiasmo y desorden de las carnestolendas.

Con un pintoresco desfile llamado ‘Joselito peló el bollo’, Fundapescaíto también dio fin a esta celebración.

Santa Marta no fue la excepción y en ella, también se vivieron las últimas horas del Carnaval 2019; las entidades encargadas de la organización, lideraron las actividades finales con diferentes simulaciones de entierros, cargados de jocosidad y una tristeza que será efímera.

Hasta la tradicional ‘Esquina de la Alegría’, en Pescaíto, llegaron los ‘rumberos’ para disfrutar de la terminación del Carnaval de Funcarpes, que salió en desfile desde la calle 8 No 5-79 o Calle de Las Piedras; la viuda Rina Marcela Salas, reina Central, lloró a ‘Joselito, mientras los asistentes le gritaban al unísono, bailaron y despidieron estas fiestas al son de buena música, con tres comparsas.

El Carnaval es una fiesta para toda la familia y los más pequeños, quienes también tienen su espacio para la gozadera, hicieron una dramatización denominada ‘Adiós al niño Joselito’, en la que estuvo presente Eylin Andrea Perea Vizcaíno, la reina del Carnaval Infantil de Pescaíto Dorado.

En la tradicional ‘Esquina de la Alegría’, en Pescaíto, se dieron cita los ‘rumberos’ para disfrutar de la terminación del Carnaval de Funcarpes.

Mientras tanto, con un pintoresco desfile llamado ‘Joselito peló el bollo’, Fundapescaíto también dio fin a esta celebración; el recorrido lo encabezó un vehículo clásico y partió desde la calle 1 con carrera 11 y concluyó en la Plaza del emblemático barrio.

Al barranquillero parrandero lo llevaban en un cajón ‘enmaicenado’ y al paso, sus viudas lo lloraban y pedían explicaciones de los problemas pendientes que deja, entre ellos, mujeres embarazadas, hijos sin reconocer y deudas; Nahomy Noguera Cuello, reina Central, fue protagonista, junto a las tres finalistas del concurso ‘Reina de Reinas’.

Las fundaciones encargadas del Carnaval, lideraron las actividades finales con diferentes simulaciones de entierros, cargados de jocosidad y una tristeza que será efímera.

Fue así entonces como los samarios dieron fin a los Carnavales 2019, que una vez más dejó al descubierto el carisma, extroversión, alegría y entusiasmo de las personas de la región Caribe colombiana.

Santa Marta no fue la excepción y en ella, también se vivieron las últimas horas del Carnaval 2019.

La historia

Cuenta la tradición que ‘Joselito’ fue un hombre, quien amaba tanto los carnavales de su natal Barranquilla, que desde el sábado se perdió de su casa, en fiestas, verbenas, desfiles y cuanto acto del carnaval había, acompañado siempre de una botella de ron.

Después de cuatro días, fue encontrado el martes, inconsciente de la borrachera y sus familiares cuando lo recogieron creyeron que había muerto, por lo que organizaron su entierro, paseándolo por las calles de la ciudad.

Los asistentes le gritaban al unísono a ‘Joselito’, bailaron, consumieron alcohol y despidieron estas fiestas al son de buena música.

Durante su sepelio, el famoso ‘Joselito’ despertó de su borrachera, diciendo “No estaba muerto… estaba de parranda….”; desde ese momento, esta historia se recrea todos los años, con las respectivas mujeres y hombres disfrazadas de viudas y un ‘Joselito’ borracho, despidiendo los carnavales que se acaban y añorando desde ya los que vienen el próximo año.

Esta tradición carnavalera se extiende por muchos pueblos del Caribe colombiano, que le van incorporando elementos propios, pero con el factor común del goce colectivo, el jolgorio, la camaradería, la libertad exacerbada y la inhibición total.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte