El respeto, mejor ingrediente para dignificar a la mujer

601

Paola Narváez Uribe es la directora ejecutiva de Acodres capítulo Magdalena, la agremiación de la industria gastronómica en el país.

[themoneytizer id=”22300-1″]

 

Entre olores y sabores se desenvuelve diariamente Paola Narváez Uribe: ¡y cómo no! si es la directora ejecutiva de Acodres capítulo Magdalena, la agremiación de la industria gastronómica en el país, por la que ella se siente muy orgullosa de trabajar.

Los 15 años que tiene recorriendo el amplio mundo de la culinaria y los restaurantes han hecho que se enamore de él; le encanta cocinar y le desestresa hacerlo, pero entre risas, admite que siempre  deja desordenada la cocina por la cantidad de recipientes y productos que utiliza y que al final, lavarlos le produce dolor de cabeza.

“Hago mis propias recetas, mi familia disfruta cada preparación. Puedo durar toda la mañana cocinando, con buena música, tomándome unos vinos, es uno de mis planes favoritos. Aunque no puedo negar que me gusta disfrutar de un buen restaurante, me encanta salir a que me cocinen y disfrutar de una gran experiencia gastronómica”, dijo.

Los 15 años que tiene recorriendo el amplio mundo de la culinaria y los restaurantes han hecho que se enamore de él; le encanta cocinar y le desestresa hacerlo.

Nacida en Girardot, Cundinamarca, el 8 de enero de 1981, Paola Narváez conoció el amor en Santa Marta, donde se casó con un hijo de esta tierra, tuvo 3 hijos y se formó profesionalmente como comunicadora social y periodista, con énfasis Comunicación Organizacional y Relaciones Públicas.

La también Magíster en Dirección y Gestión Hotelera fue elegida como una de las protagonistas en este especial del Día de la Mujer que hace HOY DIARIO DEL MAGDALENA, medio con el que dialogó sobre sus convicciones y la realidad del género femenino, desde su perspectiva y experiencia.

 

¿Cómo se define personalmente?

Soy una persona muy creyente, tranquila, alegre, con un don de ayudar a las personas que lo necesitan; incansable, me gustan los retos, el deporte y compartir en familia, aunque por temas laborales es complicado, pero trato de darle a mis hijos calidad de vida, amo mi rol de madre.

 

¿Cómo disfruta ese papel de mamá?

Siempre he trabajado en mantener el equilibrio y eso siempre lo tengo presente: en la casa se es ante todo madre, cuando llego me quito los tacones, dejo el computador en su puesto y empieza mi rol como ama de casa. Llego a revisar tareas, a compartir con mis hijos, tratamos siempre de compartir en la mesa, sea un almuerzo o cena en familia.

Los fines de semana vemos películas en casa, que es otra de mis grandes pasiones. Estar en el hogar es mi mejor terapia, ver a mis hijos jugar, escuchar las historias de mi hija adolescente y estar con mi esposo, es lo que más me llena como mujer.

 

El mensaje de Paola Narváez a las mujeres es que “merecemos ser reconocidas y amadas, sobretodo respetadas porque somos fuente de vida e inagotable de amor”.

… ¿y en el trabajo?

Me apasiona lo que hago; mis metas están centradas en lograr que el gremio por el cual trabajo, asegure su posicionamiento, se definan sus intereses y se fortalezca cada día. Es muy importante que nuestros asociados estén satisfechos por el trabajo que realizo.

Cada día es uno diferente, pero siempre estoy enfocada y haciendo el trabajo con mucha responsabilidad, ya que representar la voz de muchos empresarios no es fácil. Me gusta mantener un liderazgo en la Asociación, haciendo equipo siempre, porque la mujer líder es la que escucha, sabe dirigir, organizar, planear estratégicamente y sobretodo, soy 100 por ciento humana y con calidad personal.

 

¿Cree que eso de ser mujer es difícil?

Lo más difícil de ser mujer es que nos toca romper moldes que están muy arraigados en la sociedad, pero los tiempos están cambiando y vemos que el poder femenino está ocupando espacios importantes.

 Ser una buena mezcla de madre, esposa y profesional, saber manejar muy bien el tiempo, pues hay que cumplir un 100% con el trabajo y también en la casa. Está comprobado que somos tan organizadas, que podemos con todo lo que nos propongamos.

Pienso que hay que dejar de etiquetar a las mujeres por roles, como si no pudiéramos ser bonitas e inteligentes al mimos tiempo; ser femeninas y fuertes; lo cierto, es que todavía cargamos con remanentes del pasado, porque a pesar de la libertad que ahora tenemos, hay cosas muy invisibles que todavía nos marcan.

¿Se puede hablar actualmente del empoderamiento femenino o es solo una moda?

Claro que sí; por la toma de conciencia que individual y colectivamente ostentamos las mujeres, tiene que ver con la recuperación de la dignidad. Ahora luchamos por la igualdad, los reconocimientos de nuestros derechos y tener una vida libre de violencia.

En suma, la participación de las mujeres es esencial para el crecimiento propio, de las regiones y los países; se puede erradicar toda discriminación, disminuir la brecha y construir un país con igualdades para mujeres.

 

Un mensaje a las mujeres en su día…

Felicidades, merecemos ser reconocidas y amadas, sobretodo respetadas porque somos fuente de vida e inagotable de amor; hoy es necesario que nos comprometamos a que juntas luchemos para que  las mujeres de todas partes del mundo tengan el lugar que merecen, seamos tratadas con dignidad y podamos desarrollar todo nuestro potencial.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte