Herna Lucía Castro, ejemplo de solidaridad

294

Por su gran labor social en Guamal, Magdalena,  Herna Lucía Castro Ferreira fue nominada al Premio Mujer Cafam 2019.

[themoneytizer id=”22300-1″]

 

Herna Lucía Castro Ferreira, de Guamal, Magdalena, es una de las mujeres de admirar en este Departamento, tanto así que este año fue nominada al ‘Premio Mujer Cafam’, por la gran labor  social que adelanta desde hace 5 años en su tierra natal, dirigida a las personas de la tercera edad que se encuentran desamparadas.

La misión de Herna Lucía Castro Ferreira con los adultos mayores en el municipio de Guamal,  empezó a desarrollarse desde septiembre de 2013, asistiendo a una población en condición de abandono de parte de sus familiares, la gran mayoría de estos ‘abuelitos’ no tuvieron hijos y llegaron a la edad avanzada sin un apoyo a sus cuidados, mientras                 que otros tuvieron hijos pero como si no los tuvieran.

Al iniciar esta obra social lo hizo con ayuda de personas de buen corazón, con sus amigos empezó a pedir apoyo, de tal modo que recibió donaciones de camas, colchones, mesas, sillas y ropa.

Luego tomó una casa en arriendo, una vivienda amplia, donde ella pensó que solamente iba a tener 6 ‘abuelitos’, quienes eran los que en ese momento necesitaban urgente de la atención.

Herna Lucía Castro, es una mujer que se ha dedicado a proteger a los ‘abuelitos’ desamparados de Guamal, Magdalena.

La casa empezó a organizarla y a desarrollar la misión con los seis abuelos que no pagaban dinero alguno porque no tenían cómo hacerlo.

Esta misión nace por la necesidad de tener no solamente en el municipio de Guamal sino en los corregimientos donde también existen adultos mayores, un apoyo a estas personas que por situaciones de abandono carecen de afecto y motivación a seguir con una mejor calidad de vida.

Herna Lucía, nació en un hogar de padres separados, ella al igual que su hermano, crecieron  con la necesidad del cariño y  la presencia de un padre en el calor de su casa como todo núcleo familiar, siempre quiso tener un papá, y hoy tiene muchos por el cual lucha a diario para darles lo mejor.

Su padre falleció el primero de septiembre del 2013 y ella empieza  la misión el 15 de septiembre del mismo año y se entregó en alma vida y corazón, le dedicó gran tiempo a atender a los adultos mayores que venían de una gran soledad, abandonados, y fue así como creó la Fundación En las Manos de Dios o Casa del Abuelo ‘Divina Misericordia, es una fundación sin ánimo de lucro que atiende integralmente a las personas mayores que se encuentran solas y que carecen de atención a su edad, brindándoles albergue permanente y transitorio, ofreciéndoles  atención médica y espiritual, recreación y lo más importante el cariño y afecto familiar que muchos necesitan.

“Empezó a cambiar la calidad de vida de esos ‘abuelitos’ que había adoptado, vivía con ellos casi de tiempo completo al iniciar la misión, lideraba la preparación de sus comidas, lavado de ropa y mantenía la casa limpia. Al existir ya esa casita en Guamal, las personas empezaron a hablarme de otros abuelos que también estaban en condiciones de abandono y empezamos a visitarlos, a mirar en qué condiciones estaban y veía que era soledad total y los iba adoptando, sin ellos pagar un solo peso, porque de donde, si no tenían a nadie, no tuvieron hijos y ahí nace la fortaleza para seguir adelante en esta  labor, son 5 años  con esta misión que ha servido a esta población que estaba en abandono”, precisó Herna Lucía Castro con su humilde sonrisa.

Al iniciar se hicieron bingos, ventas de comida y otras actividades para poder tener recursos para la alimentación y el sostenimiento de los ‘abuelitos’, personas de la comunidad aportan mercados, cada abuelo tiene su carnet de salud subsidiado.

Ayuda a una comunidad de ancianos, a fortalecer y mejorar la calidad de sus vidas, ven en ella a una hija, otros como una mamá.

“Me fue creciendo la atención y al no tener ya recursos porque la población estaba aumentando, solicito apoyo a la Alcaldía y si hay la disponibilidad, hace aportes beneficiando el proyecto de vida. Hay adultos mayores que tiene el subsidio de adulto mayor y con ello se logra comprar sus elementos personales: toallas, ropa, etc”, indicó Herna Lucía.

Actualmente se encuentran haciendo actividades para captar más recursos y lograr comprar la casa donde residen, ya que es una vivienda grande, fresca y tiene el espacio suficiente para los ‘abuelitos’, hay locaciones para  los adultos mayores que se valen por sí mismos y se mantengan activos y se sientan útiles con el proyecto de gallinas ponedoras y una huerta, ya que son hombres de trabajo de campo

Con esta labor social se benefician 21 adultos mayores en el hogar permanente en Guamal, y 24   ‘abuelitos’ más en el corregimiento de Guaimaral, donde se les  brinda desayuno y almuerzo, de lunes a viernes, desarrollan actividades lúdicas y manualidades, en total en la actualidad se apoyan 45 adultos mayores en condición de abandono.

La señora ‘Lucy’, como también le llaman cariñosamente a Herna Lucía, prácticamente inicio el proceso sin imaginarse que se estaba involucrando en una misión donde estaba dando lo mejor que puede ofrecer un ser humano, ayudar al prójimo.

A los abuelitos, los consiente, festeja sus cumpleaños, los lleva a eventos de recreación, actos religiosos, los hace sentir personas importantes dentro de la comunidad donde viven.

Los guamaleros admiran su labor social, porque no todos los seres humanos sacrifican su espacio para ayudar al prójimo de casi tiempo completo como lo hace la señora ‘Lucy’ y sobre todo con unas personas que necesitan atención como si fuesen niños, porque llegaron a la edad avanzada desprotegidos y con deterioros físicos y cognitivos, que requieren de mucha paciencia y atención, cuando ya sus fuerzas se acabaron, pero nace una esperanza con la misión de esta mujer.

Herna Lucía, comprende que generalmente el abandono de parte de los hijos con los adultos mayores surge por el comportamiento de algunos padres, pero no debe haber resentimiento, ya que ellos en esa condición logran arrepentirse de su pasado.

“Hay que honrar a padre y madre, no importa si fue bueno o malo, es su concepto”, y es el mensaje que entrega  hoy 8 de marzo, fecha en que se celebra el Día Internacional de la Mujer.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte