Daño al planeta: se triplicó extracción de recursos naturales

317

El cambio en los usos del suelo es uno de los que más daños producte a la tierra.

[themoneytizer id=”22300-1″]

 

El crecimiento acelerado y desbordado de la extracción de recursos naturales es el principal culpable del cambio climático y de la pérdida de biodiversidad, de acuerdo con un reporte entregado por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

El informe sobre los recursos naturales 2019 encontró que en las últimas 5 décadas la población se duplicó y el producto interno global creció 4 veces. En ese periodo, la extracción global anual de materiales creció de 27 billones de toneladas a 92 billones y se duplicará de nuevo a 2060 con la tendencia actual.

El informe mostró que “la extracción y procesamiento de materiales, combustibles y alimentos responden por cerca de la mitad de las emisiones mundiales de gases de invernadero y más del 90 % de la pérdida de biodiversidad y estrés del agua”. A 2010, el cambio en los usos de la tierra había causado la pérdida del 11 % de las especies.

“El Informe Global de los Recursos muestra que estamos arrasando con los recursos finitos del planeta como si no hubiera un mañana, provocando al paso el cambio climático y la pérdida de biodiversidad”, según Joyce Msyua, director ejecutivo del programa. “Francamente, no habrá un mañana para muchas personas a menos que nos detengamos”.

Desde el año 2000, el crecimiento en las tasas de extracción se aceleró 3,2 % anual, sobre todo por las grandes inversiones en infraestructura y niveles de vida material más altos en países en desarrollo y en transición, especialmente en Asia. Sin embargo, los países más ricos todavía necesitaban 9,8 toneladas de materiales por persona, movilizados de cualquier sitio del mundo, lo que incide en la tendencia.

El uso de minerales metálicos aumentó 2,7 % anualmente y los impactos asociados en la salud humana y el cambio climático se duplicaron de 2000 a 2015. El uso de combustibles fósiles pasó de 6 billones de toneladas en 1970 a 15 billones en 2017. La biomasa se incrementó de 9 billones de toneladas a 24 billones, más que todo por alimentos, energía y materias primas.

Con base en datos históricos, el reporte proyecta la situación a 2060. De 2015 a 2060 se espera que el uso de recursos naturales crezca 110%, derivando en la reducción de selvas un 10 % y del 20 % en otros hábitats como pastos. Las implicaciones para el cambio climático serán severas, con un aumento de 43 % en las emisiones.

Si el crecimiento económico y el consumo continúan a las tasas actuales, se requerirán muchísimos esfuerzos para asegurar un crecimiento que no provoque impactos ambientales negativos.

El Colombiano

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte