Trapical Minds sigue haciendo historia

338

Trapical Minds está feliz con su más reciente sencillo ‘Déjate Querer’, al lado de Sebastián Yatra y que con poco más de una semana de estreno, ya cuenta con millones de reproducciones en Youtube.

[themoneytizer id=”22300-1″]

 

‘Ad portas’ de cumplir tan solo su primer año en la escena musical como agrupación, Trapical Minds ha dejado que su talento hable por sí solo; las fronteras han trascendido para ellos y ‘Mocca’, ‘Borracha’, ‘En el medio’, entre otras, son canciones que siguen siendo la sensación en Colombia, Latinoamérica e incluso, Europa.

El fenómeno ‘Trapical’ ha cautivado tanto, al punto de que grandes exponentes de la música nacional e internacional como J Balvin, Juanes y Sebastián Yatra los hayan elegido para acompañarlos en esta travesía que por ahora, solo conoce el dulce sabor de la victoria.

Y es que ese ‘Samarian Flavor’ es netamente de esta tierra; Santa Marta vio nacer a Lalo Ebratt y a Yera, integrantes de este colectivo junto a los tolimenses Skinny Happy, con quienes ya han llenado conciertos y se han llevado la ovación de un público juvenil, que cada vez los aclama.

Precisamente, Miguel Ospino Herrera, conocido como ‘Yera Music’, dialogó con HOY DIARIO DEL MAGDALENA para dar detalles de lo que ha sido este crecimiento vertiginoso, su carrera y el éxito que ha generado su más reciente sencillo ‘Déjate Querer’, con Sebastián Yatra y que con poco más de una semana de estreno, ya cuenta con más de 6 millones de reproducciones en Youtube.

Este colectivo musical está integrado por Yera Music, Lalo Ebratt y el dúo Skinny Happy, quienes se encuentran gozando de sus talentos y la acogida que han tenido a nivel nacional.

 

¿Cómo se da esta fusión con Yatra, que pertenece a otro género, distinto a lo que ustedes vienen haciendo?

Es una canción que nace muy espontáneamente, como que nació la canción y nos conocimos con Yatra, al mismo tiempo. De hecho, los Trapical estábamos en España de gira y casualmente, Sebastián también estaba haciendo gira por allá. Nos conocimos en un partido de fútbol, compartimos y nos divertimos un ratico; nos fuimos para el estudio a ver qué teníamos, a hablar de música, qué podíamos hacer.

Encontramos esta canción en el baúl, una que inicialmente la empecé a hacer con los Trapical, se la mostramos a Sebastián y enseguida, sintió la conexión, se notó en su sonrisa y él aportó su grano de arena con mucha felicidad.

Es un lenguaje muy universal el que se trabaja en la canción; tratamos de salirnos un poco del estilo que nos caracteriza a Lalo y a mí.

 

¿Esperaban que la acogida fuera tan grande y sobretodo, tan rápida?

Nos alegra muchísimo que la gente se haya conectado con el tema perfectamente y la cuota va subiendo, vamos viendo números muy buenos; de hecho, los últimos conciertos que hemos tenido los Trapical, nos piden mucho la canción, creo que hicimos un buen trabajo con esto y logramos lo que queríamos.

 

Hablando de Yera Music, no solo como cantante y compositor, sino como productor ¿Qué tal la experiencia de trabajar con figuras tan grandes?

Eso ha sido algo muy bonito, porque en mi posición como productor tengo que entenderme muy bien con los artistas, llego a conocerlos, sus gustos, lo que quieren lograr… yo me disfruto este camino, a pesar de que me toque ‘doblarme’ un poco en cuanto al trabajo por mi faceta como artista.

Es muy bonito saber qué es lo que está pasando con ellos,  conectarme con esa psicología, personalidad y cultura distinta; termino haciéndome muy buen amigo de los grandes artistas y es muy bueno contar con el apoyo de ellos y que han subido entender el concepto de Trapical, a través de la producción.

 

¿Gran parte de esos sueños que tenías, se han ido realizando, cómo te sientes?

Muy satisfactorio todo esto que está pasando; el Trapical es un concepto que tiene casi un año apenas y la música que vengo haciendo, es desde hace más tiempo, ‘colesound’, un género que solíamos fabricar en Santa Marta, sino que mutó a un nombre, una forma distinta de representarlo y es lo que es hoy junto a Skinny&Happy y Lalo, donde llevamos ese sonido a otro nivel, uno más visual.

Cuando escuchas una canción de Trapical, nosotros hacemos mucha referencia a la piña, porque la sensación que da es como una sinestesia de sabores, tú escuchas eso y te imaginas que le estás pegando un mordisco a un trozo de piña y sientes ese exceso de tu azúcar en tu cabeza.

 

¿Qué se siente pararse en un escenario de Europa, luego de tantos años ‘guerreándola’ aquí, en la calle, en bares, en el barrio, en la calle?

Es una sensación muy chévere; no te puedo negar  que antes de montarnos en cada escenario, siempre hay nervios, una expectativa, no se sabe qué va pasar en una tarima, ante a miles de personas.

Afortunadamente, los que hemos tenido así numerosos han sido muy buenos, nos hemos dado cuenta de que las canciones efectivamente están ‘pegadas’ en los rincones donde uno menos se imagina y es una sensación muy bonita. Salimos cansados, sudados, pero nos damos un abrazo gigante, por lo que estamos logrando.

Lo anterior, no quiere decir que ya no estemos tocando en bares pequeños y discotecas, porque hay que conquistar muchas regiones donde no ha llegado nuestra música y estamos dispuestos a eso, a conquistar los corazones de muchos.

 

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte