Procuraduría indaga a 7 alcaldes del Magdalena

333

EN EL MAGDALENA las autoridades han confirmado una baja en el registro de riñas como consecuencia de las sanciones que se encuentran establecidas en el Código de Policía.

 

En estudio se encuentra si los alcaldes son responsables o no por no invertir a tiempo en las normas de seguridad y convivencia ciudadana que ofrece el Código de Policía.

 

En la Procuraduría Provincial  se encuentra la indagación preliminar a 7 alcaldes del departamento, que después de un mes de haberse iniciado las sanciones económicas del Código de Policía no habían invertido en la compra de comparenderas.

Se trata de los alcaldes de los municipios de Pivijay, Concordia, Remolino, Tenerife, Chibolo, San Ángel y Santa Bárbara de Pinto.

Según se conoció el proceso de indagación preliminar que se había abierto desde la Procuraduría Regional, tras denuncias del propio comando de Policía Magdalena, pasó a la Procuraduría Provincial de Santa Marta, la cual tiene como competencia la vigilancia de dichos asuntos.

Sin embargo ya se había iniciado un proceso de indagación y conocimiento de pruebas, para conocer si los alcaldes tienen alguna responsabilidad, luego que hace dos semanas 6 de las 7 alcaldías ya hicieron efectiva la compra de las comparenderas.

LA DENUNCIA

Tras pasado un mes de iniciarse con sanciones económicas por parte del Código de Policía, los alcaldes de los municipios de Pivijay, Concordia, Remolino, Tenerife, Chibolo, San Ángel y Santa Bárbara de Pinto, no habían hecho las inversiones necesarias para la aplicación de la norma.

Lo anterior ocasionó que 30 días después de la fecha de la puesta en marcha de la norma, la Policía no había hecho ninguna imposición en los municipios mencionados.

La Policía en el Magdalena a través del coronel John Jairo Rodríguez, comandante en 26 municipios, presentó ante la procuraduría la lista de los alcaldes que no han invertido en la compra de las comparenderas y la adecuación para la implementación de la norma.

LAS OBLIGACIONES DE LOS ALCALDES

El coronel John Jairo Rodríguez, explicó los deberes de las administraciones municipales frente al Código. “Necesitamos los espacios a donde se va a llevar la gente para protección o para procedimiento policial”.

Los alcaldes debieron regular las condiciones para la realización de actividades que requieran o en donde se vayan a realizar juegos pirotécnicos y todo lo relacionado con el control de incendios en sus ciudades y municipios.

Igualmente, tuvieron el tiempo para establecer las reglas para restringir la movilidad o permanencia de menores de edad en el espacio público y definir a qué tipo de actividades, fiestas o eventos no pueden ingresar. “No es un toque de queda. En aras de proteger a los menores, cuando haya un riesgo, se pueden tomar medidas y generar horarios”, dijo.

Así mismo los mandatarios locales tienen que promover programas que estimulen el reciclaje y manejo de residuos sólidos y crear un sistema de recolección especial para las llantas.

IMPLEMENTACIÓN HA LLEGADO A 16 MUNICIPIOS

De otro lado, la Gobernación confirmó que en el Departamento del Magdalena continúa socializándose el Código Nacional de Policía y Convivencia, a través de la iniciativa que lidera el Gobierno de Rosa Cotes, por medio de la Secretaría del Interior, en conjunto con el Departamento de Policía Magdalena y en convenio interadministrativo con la Universidad Sergio Arboleda.

Sobre el tema, el secretario del Interior departamental, Luis Miguel Gómez, señaló, “las expectativas se han superado, hoy ya hemos contabilizado 16 municipios en donde hemos hecho la Ruta Departamental para la implementación del Código Nacional de Policía y Convivencia, la Convivencia es la vía. Las instrucciones de la gobernadora Rosa Cotes se siguen cumpliendo y la receptividad ha sido muy buena de parte de las comunidades”.

La socialización inició el 7 de julio en Plato, y a partir de allí se han llevado a cabo actividades de divulgación del Código en Policía en municipios de las diferentes subregiones del Magdalena, las cuales han contado con el apoyo decidido de las alcaldías y rectores de las instituciones educativas, así como de la Secretaría de Educación Departamental.

Los municipios que han participado de las jornadas, a la fecha, son: Plato, Tenerife, Nueva Granada, Arigüaní, Chibolo, Sabanas de San Ángel, Santa Bárbara de Pinto, Santa Ana, San Zenón, Pijiño del Carmen, El Banco, Guamal, Zapayán, Pedraza, Concordia y Cerro de San Antonio.

La socialización del Código Nacional de Policía y Convivencia ha contado con la participación de 1.602 personas, entre los que se encuentran líderes, representantes de juntas de acción comunal, rectores y docentes, funcionarios públicos locales, comandantes de estación de policía, estudiantes, comerciantes, integrantes de las plataformas municipales de juventud y ciudadanía en general, quienes han acudido a los eventos con el interés de conocer la normativa vigente.

Este jueves 28 de septiembre, las actividades se llevarán a cabo en El Piñón y Salamina así: en la mañana, en la Institución Educativa Departamental Agrícola El Piñón y en la tarde, en la IED Salamina. El proceso finalizará en el mes de noviembre con un gran evento en el municipio de Ciénaga.

La capacitación es dictada por el teniente Rafael Rivera, jefe de la Unidad de Defensa Judicial del Departamento de Policía Magdalena, quien presenta en cada sesión los principales aspectos del Código Nacional de Policía y Convivencia.

También podría gustarte