Alcaldía invertirá $ 29 mil millones en la reconstrucción de malecones

390
[themoneytizer id=”22300-1″]

El alcalde (e), Adolfo Torné junto al gerente del EDUS, Dagoberto Ospina durante la presentación de los proyectos de recuperación de los Malecones de la Bahía y El Rodadero. /MONTINER ALVIS.

Con la intervención de ambos malecones, la Alcaldía  le apuesta a fortalecer a Santa Marta como un destino de turismo predilecto bien organizado y de calidad.

A finales de este mes la Alcaldía Distrital de Santa Marta abrirá las licitaciones públicas para contratar con los seleccionados las obras de recuperación de losmalecones de la Bahía y El Rodadero, respectivamente.

De acuerdo con la información entregada ayer por Dagoberto Ospina, gerente de la Empresa de Desarrollo Urbano de Santa Marta (EDUS), las obras requieren de una inversión total de $29 mil millones, de los cuales $16.000 millones son para el malecón Rodrigo de Bastidas gracias a los recursos pignorados de la compensación que hace la Sociedad Portuaria al Distrito y $13.000 millones son para la primera fase en El Rodadero, dineros de un crédito y de regalías.

Durante una socialización que se realizó en el Salón Blanco de la Alcaldía con la presencia del alcalde encargado Adolfo Torné, el gerente de EDUS precisó que las obras en ambos malecones incorporan un proceso de mejoramiento urbanístico, al igual que una solución de fondo al problema de aguas gracias a la reposición completa de las redes tanto de alcantarillado como pluviales.

‘‘Tanto en la Avenida Primera del malecón de la Bahía como en la carrera primera de El Rodadero se construirán colectores pluviales para garantizar el adecuado flujo de las aguas evitando así los estancamientos que afectan la competitividad y el desarrollo de actividades turísticas en ambos malecones’’, indicó el gerente.

Al referirse a los recursos económicos que se destinarán en estas obras que cambiarán la cara a estos dos sitios con vocación turística, Ospina recordó que el Concejo Distrital autorizó al alcalde para poder efectuar una operación de crédito público y además pignorar la contraprestación portuaria que el Distrito recibe cada año.

Para los diseños de ambos malecones se analizaron las actuales problemáticas relacionadas con la invasión del espacio público, proliferación de vendedores estacionarios, falta de arborización, escasez de iluminación, deterioro de adoquines y bancas, pero además la presencia de trabajadoras sexuales, lo que implicará un proceso de reubicación y un plan de formalización con capacitaciones durante la ejecución de los trabajos.

Con la intervención de ambos malecones, la Alcaldía Distrital que lidera Rafael Alejandro Martínez, le apuesta a fortalecer a Santa Marta como un destino de turismo predilecto toda vez que el propósito es transformar unas áreas precarias para convertirlas en zonas peatonales aseadas, con fuentes de agua, módulos comerciales, baños, seguridad e iluminación led.

MOVILIDAD ESPECIAL

Es válido mencionar que la intervención del Malecón de El Rodadero prevé la movilidad restringida a los vehículos sobre la carrera primera para darle prioridad a los caminantes, aunque los propietarios de apartamentos y de negocios sobre la ‘fachada al mar’ tendrán permisos especiales para usar sus automotores en horarios acordados.

Según el gerente de EDUS, existe toda la disposición por parte de la Alcaldía de Santa Marta, para no desconocer el derecho al trabajo que les asiste a las personas que por varios años vienen laborando en El Rodadero aunque se les hace hincapié en que no se permitirá la ocupación indebida del espacio público, mucho menos ahora cuando se contratarán obras de intervención que cambiarán positivamente el malecón que se incorporará a la carrera primera por un turismo organizado y de calidad.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte