Aseo mejora entorno del Mercado Público  

414
[themoneytizer id=”22300-1″]

La organización en zonas de parqueo, instalación de góndolas para la recolección de los desechos, circulación de taxis y rutas de transporte público, entre otras transformaciones urbanas tiene el Mercado Público.

Los samarios, residentes y visitantes que llegan a realizar sus compras en el Mercado Público por ser la principal despensa de alimentos están sorprendidos por la higiene y el aseo que se percibe en ese sitio al igual que en su entorno.

Y eso se debe precisamente a la toma de conciencia por parte de los propietarios de expendios, puestos y establecimientos comerciales quienes incentivan las buenas prácticas de disposición final de los desechos sólidos y otros desperdicios para no generar contaminación ni malos olores.

Para nadie es un secreto que hace algunos años el Mercado Público de Santa Marta y sus alrededores estaban convertidos en un verdadero chiquero con aguas putrefactas recorriendo las calles y en donde predominaban los olores nauseabundos originando una mala atmósfera ambiental.

Pero como bien reza el viejo refrán ‘no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista’, la ciudadanía fue entendiendo la importancia de mantener limpio el lugar de trabajo, su entorno y aportar así un granito de arena a la transformación urbana que viene dándose en esta dinámica zona comercial y de gran afluencia de compradores.

Según Luis Jaimes Tarazona, un asiduo comprador de pescados en el sector, da gusto visitar el Mercado Público en donde existe una mejor organización de los vendedores para poder hacer las compras con facilidad y por supuesto en un ambiente de mayor higiene y aseo.

‘‘Periódicamente vengo hasta acá a comprar pescado ya que es un alimento sano y nutritivo. Gracias a Dios siempre he venido aprovechar la variedad de pescados que tienen en los expendios y sobretodo los precios muy cómodos’’, expresó Jaimes.

Al consultarle cómo observa el nuevo Mercado Público y sus alrededores, don Luis respondió sin titubeos: ‘‘esto realmente cambió para bien de toda la ciudadanía, debo reconocer que hace menos de 10 años más exactamente desde la época del alcalde Carlos Caicedo esta zona ha sufrido un giro muy positivo en comparación a lo que esto era antes, no había espacio público, mucho desorden y un desaseo total, quien hoy desconozca esta nueva realidad es porque está ciego’’, recalcó.

Comentó que tiene una gran expectativa sobre las otras adecuaciones que se vienen dando en los alrededores del sector más específicamente en El Pueblito ya que se propiciará otra dinámica comercial que traerá desarrollo a la ciudad.

‘‘Creo que cuando habiliten los puestos en El Pueblito en donde reubicarán a los expendedores de pescados y mariscos vamos a poder disfrutar de un sitio muy acogedor por su amplitud y organización, lo que sin duda atraerá una mayor clientela. Para mí el principal beneficio de venir a comprar acá es el contacto directo con el comerciante que me permite pactar un buen precio sin intermediarios lo que beneficia al consumidor’’, aseguró Jaimes.

A su turno Ronald José Pedrozo Cabrera, quien ejerce el oficio de picador de pescados, afirmó que lleva casi 20 años arreglando o procesando esos alimentos con una buena manipulación de los mismos, con disposición final de las escamas y otros desechos.

‘‘Nosotros le prestamos el servicio a los clientes que compran el pescado acá y dependiendo de la cantidad se le cobra, es una labor concentrada y aseada porque se trata de un alimento fresco que mantiene su cadena de frío. Tenemos la experiencia y no improvisamos ya que con el transcurrir de los años hemos aprendido mucho’’, manifestó Pedrozo.

Fue enfático al reconocer que gracias al liderazgo que han implementado las dos últimas administraciones en Santa Marta, él puede dar fe del cambio que ha sufrido el sector del Mercado Público con transformaciones en varios aspectos tales como la organización en zonas de parqueo, instalación de góndolas para la recolección de los desechos, circulación de taxis y rutas de transporte público, entre otros.

‘‘El aporte nuestro también incide en el mejoramiento gracias a la concientización y cambio de actitud respecto al aseo, hoy podemos decir con orgullo que contamos con un nuevo Mercado Público más organizado, limpio y acogedor para toda la clientela samaria. Esperamos que esto siga cambiando para que la gente siga viniendo más a este sector y muy pronto se abrirán las puertas en El Pueblito donde estaremos ocho picadores brindando nuestros servicios a los compradores de pescados’’, anotó Pedrozo.

RECOLECTA ESCAMAS   

El atleta samario Richard Acosta Ospino recoge escamas de pescados para aprovechar su potencial en colágeno que favorece las articulaciones musculares. Cada vez que transita por el Mercado Público más exactamente detrás de El Pueblito se acerca a los picadores a pedirles escamas que se lleva en bolsas plásticas.

Dijo que como atleta de alto rendimiento aprovecha los beneficios que tienen las escamas del pescado que procesa en su casa de manera artesanal. ‘‘Estas escamas se lavan bien, luego se colocan en agua hasta que hierva, se deja enfriar, se licúan y por último se pasan por un colador para extraer la gelatina que se consume porque es puro colágeno’’, explicó Acosta.

Comentó el atleta que ha sentido mejorías en sus rodillas y músculos gracias a la ingesta de esa gelatina que le adiciona saborizantes. ‘‘Hay muchas personas que desconocen las propiedades de consumir pescado como un alimento alto en nutrientes pero además ignoran el potencial de colágeno que tienen las escamas’’, anotó.

Richard Acosta es atleta desde hace 20 años, ha participado en campeonatos nacionales donde se ha destacado y actualmente se prepara para un importante torneo.

Es válido mencionar que el colágeno es una proteína muy común en el cuerpo humano encargada de otorgar elasticidad a los tejidos. Se trata de un elemento fundamental que se considera como materia prima indispensable para el funcionamiento adecuado de las distintas partes de nuestro cuerpo.

Desde los tendones y músculos hasta la piel, las encías o los huesos, están condicionados por la presencia del colágeno y su pérdida tiene unas consecuencias muy evidentes en el organismo apareciendo molestias, crujidos, dolor e hinchazón relacionados directamente con los procesos reumáticos como la artrosis.

Por tanto, el colágeno es un complemento excelente para el tratamiento y la prevención de las enfermedades de las articulaciones y los huesos al conseguir el fortalecimiento real de las zonas afectadas.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte