Planta desalinizadora estaría ubicada en lotes de Prodeco

484
[themoneytizer id=”22300-1″]

En este lote en cercanías al aeropuerto Simón Bolívar es donde está previsto por las autoridades construir la planta desalinizadora que  será capaz de producir dos metros cúbicos por segundo.

El alcalde Rafael Martínez regresó de Israel con lo que llamó una nueva alternativa y con tecnología de punta para darle solución definitiva al eterno problema de agua potable que viene afrontando la ciudad por décadas y que hasta el momento no se ha logrado resolver. Hoy hay un plan y un norte al respecto.

 “El proyecto de la planta desalinizadora para la ciudad es un proyecto posible y realizable. Hoy tenemos una ruta, una agenda, un paso a paso, es una solución que permite poner en funcionamiento módulos que representarán a la ciudad más litros de agua por segundo adicionales”, expresó el alcalde de Santa Marta, Rafael Martínez, a su regreso de Tel Aviv, capital de Israel.

Manifestó además que “a pesar que se trabajó con el Gobierno anterior, y con el que se consiguió la viabilidad técnica, no se lograron conseguir los recursos; con el nuevo gobierno nos hemos puesto a estructurar nuevas soluciones con los recursos que tenemos que son totalmente del distrito” aseveró el alcalde Martínez.

El proyecto que aún deberá surtir etapas de pre factibilidad, factibilidad para luego entrar a licitación, habiéndose elegido previamente la modalidad por la cual se va a construir, Martínez asegura que luego de ello en un plazo de cinco meses ya estaría en funcionamiento el primer módulo para enfrentar a corto plazo el problema de agua y a un plazo de dos años estaría en completo funcionamiento la planta desalinizadora.

Durante su visita a Israel el mandatario asegura que: “miramos todos los componentes, costos de energía; costos laborales, de mantenimiento y claramente es un proyecto posible y realizable. Hoy tenemos una ruta, un paso a paso entre otras cosas con este proyecto se nos permite construir y poner en funcionamiento de forma modular; lo que quiere decir que a medida que se construye se coloca en funcionamiento cada modulo hasta llegar a los 2 mil metros por segundo que es lo que se quiere poder darle a la ciudad” mencionó.

“La planta puede funcionar modularmente sin problemas. Arrancaremos con 175 litros por segundo hasta llegar a 1.700 a 2000 litros por segundo. Es un agua propicia para el consumo humano sin problemas”, dijo en sus declaraciones.

LA UBICACIÓN DE LA PLANTA

El alcalde Martínez asimismo expresó la posible locación en donde se construiría la planta desalinizadora, para la cual se necesita contar con un terreno de entre 4-5 hectáreas. “Ya tenemos una oferta a los antiguos lotes de Prodeco en el sector cercano al Aeropuerto; estas son tierras infértiles, son improductivos para cualquier tipo de actividad de esta planta; ya hemos tenido reuniones con el fin de garantizar estos terrenos, por que lo que se requiere tampoco son grandes extensiones; estamos hablando de entre 4-5 hectáreas máximo, para la planta que se necesita con la que se produciría 2 metros cúbicos de agua por segundo” argumentó el burgomaestre.

De esta forma el ingreso del agua a la redes de distribución que suplen a miles de samarios, sería a través de esta planta desalinizadora (en la zona sur de la ciudad) complementada por las plantas de captación de los ríos que bajan de la Sierra Nevada (en la zona norte de la ciudad).

Asimismo el mandatario explico que uno de los mayores beneficios de este proyecto es su misma construcción. “Al estar construidas de forma modular, cuando una de las partes de la planta no funciona, el resto de los módulos continua su funcionamiento y produciendo el agua que necesita la ciudad; así que aquí lo que hay es tranquilidad, debido a que técnicamente es posible.

MODALIDAD DE CONTRATACIÓN

El proyecto que aún está arrancando luego de la negativa del Gobierno Nacional al proyecto con el que se buscaba traer agua del río Magdalena, el mandatario explicó que se están estudiando las modalidades por medio de la cual se realizaría la construcción de la planta desalinizadora.

La primera propuesta estaría relacionada con la construcción por parte de una empresa privada a la cual el distrito a través de la Empresa de Servicios Públicos de la ciudad Essmar compraría la cantidad producida por esta y de ahí se inyectaría en la red de distribución para suplir a los hogares y comercios samarios; con esta modalidad, que según el mandatario no es una concesión, debido a que el distrito siempre será el encargado de la distribución, cobro y mantenimiento de la redes, asimismo en un periodo que no determinó el burgomaestre la planta pasaría a ser propiedad del distrito.

La otra modalidad consistiría en que desde el primer momento el distrito asumiría totalmente el control sobre el proyecto, construyendo la plantadesalinizadora, buscando el personal para que labore y haga parte del proyecto a lo que el mandatario asevera que con esta modalidad se corre  “el riesgo que nosotros no sabemos inicialmente”.

El objetivo del alcalde Martínez es lograr sacar adelante este proyecto y de esta manera dejar por lo menos la construcción del primer modulo de la plantadesalinizadora que podría tardar cinco años y de esta manera empezar a solucionar a pasos el histórico problema de agua potable que vive la ciudad, y que desde sus inicios como mandatario se propuso acabar.

CONTINÚA CAPTACIÓN EN RÍOS

La construcción de la planta desalinizadora no implicaría depender únicamente de esta para poder distribuir el agua a los comercios y hogares de la ciudad, la construcción de una planta de captación en el sector de Curval y de la ampliación de la planta de El Roble, además de realizar un extenso trabajo que permita eliminar todas las perdidas tanto por conexiones legales como por perdidas de funcionamiento como filtraciones, lo que representa una pérdida del 70% del líquido, para lo cual se pretenderán estrategias y recursos para disminuirlo al 50% también hacen parte de la estrategia diseñada para conseguir que toda la ciudad tenga agua para el consumo.

GRANJA SOLAR:

Entre los factores que definen el costo final de la construcción y funcionamiento de la planta desalinizadora, el mandatario expresó que uno de los costos más altos que representa este proyecto es el costo energético, por eso una granja solar debe ser el complemento este planta.

“Este año vamos a contratar la construcción de una granja solar que producirá cerca de 5 megavatios que es el gasto de energía que tiene el alumbrado público de la ciudad (…) Con el proyecto de la planta desalinizadora se tendría que construir otra granja que produzca hasta 10 megavatios” comentó el alcalde Martínez.

De esta forma expresa el burgomaestre que esto impactaría positivamente a los samarios puesto que además de contar con agua 100% potable, el valor de la factura por el costo del agua sería aún más económico. “El  bolsillo de los samarios hasta se puede ver aliviado, debido a que si nos sale a nosotros  más económico comprar el agua desalinizada para distribuir a la gente, hasta se puede abaratar el servicio”.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte