Boyacoman: ¿el Indiana Jones colombiano?

417
[themoneytizer id=”22300-1″]

El humorista Frey Eduardo Quintero Suárez, más conocido como ‘Boyacoman’, se encuentra optimista con la aceptación que tendrá su primera película en Colombia. /COLPRENSA

Tras 18 años de su camino profesional en el humor al participar en el programa Sábados Felices, este jueves, 21 de marzo, será un día especial en su carrera, cuando entre en la cartelera de cine ‘Boyacoman y la esmeralda sagrada’.

Por:
SERGIO
VILLAMIZAR D

Desde muy joven, Frey Eduardo Quintero Suárez, más conocido como ‘Boyacoman’, le encantaba ver y repetir dos de las sagas cinematográficas de aventuras más importantes de los años 80 y 90 respectivamente: Indiana Jones y La Momia.

Este humorista, pieza clave de Sábados Felices y que todos los meses recorre el país con sus shows de comedia, siempre había soñado con llevar al cine su personaje creado con altas dosis de colombianidad.

Tras 18 años de su camino profesional en el humor al participar en los cuentachistes de Sábados Felices del Canal Caracol, este jueves, 21 de marzo, será un día especial en su carrera, cuando entre en cartelera ‘Boyacoman y la esmeralda sagrada’, que él mismo define como una película de acción y aventuras, cargada de altas dosis de humor.

En la película, Boyacoman es un boyacense de sepa, guaquero de profesión y cuentero de tradición, que en su día a día se dedica a buscar tesoros y contar leyendas prehispánicas colombianas. Se gana la vida vendiendo replicas de artesanías muiscas a los extranjeros, con el fin de cuidar y proteger el patrimonio precolombino del país.

Junto a Otoniel, su sobrino, un día llega la visita de un famoso profesor y arqueólogo francés quien ha dedicado su vida a la búsqueda de tesoros y leyendas precolombinas, y les hace entrega de un mapa que conduce al escondite de una gran esmeralda y a partir de ese momento empieza una gran aventura.

EL INICIO DE UNA SAGA

¿Qué siente a pocas horas del estreno de su primera película?

Tengo mucha ansiedad, ya no se duerme. Yo no sé cómo harán los ‘Avengers’, pero yo estoy que me pego del techo (risas).

¿Cómo nació la idea de hacer esta película?

Hace dos años nos reunimos con la productora y siempre he tenido el amor por la raíz, así que quisimos empezar nuestro camino en el cine con una leyenda colombiana, que nuestros niños conozcan nuestras historias, porque ellos ahora conocen más historias gringas que las de aquí. La idea es mostrarles cómo nació el mundo según nuestros antepasados indígenas.

¿En búsqueda de una esmeralda sagrada?

Soy fan número uno de Indiana Jones y La Momia, por lo que hicimos algo parecido, pero sin plata (risas).

¿Qué fue lo más difícil de hacer por primera vez cine?

Lo primero que nosotros queríamos era que la gente no pensara que era un producto al estilo Sábados Felices, que estamos muy orgullosos del trabajo en el canal, pero teníamos la idea de que si saltábamos al cine teníamos que hacer algo completamente diferente, aunque mantuviera la esencia de Boyacoman.

Queríamos que la gente tuviera una opción de cine colombiano distinta, de aventura. Es más, la película fue catalogada dentro del género de la aventura, aunque tenga una fuerte carga de comedia, entre tumbas, arqueología e historia.

¿Cómo fue llevar a Boyacoman al género de la aventura?

Fue emocionante y a este mundo uno vino a aprender, porque quien piense que todo lo ha aprendido está condenado al fracaso. Me llevaron un director de actores, estaba atento a las indicaciones del director y no salirme del tema para darle la categoría y el respeto que merece el público que paga una boleta para ir a verlo a uno.

¿Diferente el Boyacoman de televisión al Boyacoman del cine?

Queríamos que Boyacoman fuera un aventurero. Nosotros en Boyacá tenemos uno de los productos más valiosos del país que son las esmeraldas, y lo unimos a una leyenda sagrada, llena de magia, con color y vida. Queríamos mostrar que en Colombia podíamos hacer algo parecido a Indiana Jones o La Momia, con aventuras mitológicas, que los niños conocieran nuestra historia y se emocionaran con ella.

Boyacoman, en la película, siempre está acompañado de un niño en sus aventuras…

Maravilloso porque es un niño que ha sido protagonista de obras del Teatro Nacional varias veces, que desde los cuatro años trabaja el método de la actuación, al lado mío que todo es muy empírico, lo cual fue un choque muy bonito, porque él me enseñó a ordenarme y yo a relajarse.

¿Difícil hacer cine en Colombia?

Infortunadamente sigue siendo muy difícil hacer cine en el país. Nosotros los colombianos vemos que se estrena una película extranjera y alcanza hasta seis millones de espectadores, pero la máxima taquillera colombiana alcanza 1.600.000, que no es ni el 50 % de las películas extranjeras. Debemos abrirle el corazón al cine colombiano para que cada día se fortalezca y más empresas inviertan en él.

¿Le quedaron ganas de seguir haciendo cine?

Claro que sí, tenemos ganas de hacer una saga completa de estas historias. Nuestro sueño en el cine es hacer muchas historias colombianas, muchas leyendas. Ya estamos averiguando historias en Huila, Nariño, La Guajira, los Llanos, que pueden ser las siguientes aventuras de Boyacoman.

 ¿Qué le han dicho sus seguidores?

Todo el mundo está emocionado gracias a Dios. Estos años de carrera han servido para que lo quieran a uno y hay mucha expectativa gracias al trailer donde hay acción, emoción, magia y humor, por lo que ha causado gran interés.

¿Qué viene para Boyacoman?

Siempre permanecemos en gira por nuestro país, donde me siento muy querido, pero lo más importante de 2019 es la película y en un mes veremos los resultados y si podemos continuar con la saga, que es el más grande proyecto que sigue en mi carrera. Queremos seguir haciendo cine.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte