“Que nadie se quede atrás” con el Síndrome de Down

354
[themoneytizer id=”22300-1″]

Fundown Caribe se une al clamor mundial para que las oportunidades de participación y la garantía de sus derechos sean una realidad.

Cada 21 de marzo, por designación de la Asamblea General de las Naciones Unidas, se cumple la cita anual que permite visibilizar la situación de quienes viven con Síndrome de Down y crear conciencia en la comunidad, sobre la importancia de ofrecerles los apoyos que requieren, para gozar de una vida plena, con oportunidades de desarrollo e inclusión en todos los ámbitos de la sociedad.

Desde la agenda 2030, se plantean Objetivos de Desarrollo Sostenible inmersos en un plan global que contempla a todas las personas, para asegurar “que nadie se quede atrás”; sin embargo, aún prevalecen prejuicios y actitudes negativas que, sin duda, obstaculizan el cumplimiento de esta gran meta, haciendo que muchas personas con esta condición permanezcan excluidas y sean discriminadas en diversos aspectos y espacios.

Por lo anterior, hoy jueves y a lo largo de lo que resta el mes, Fundown Caribe se une al clamor mundial para hacer un llamado a las personas con Síndrome de Down y a quienes las apoyan, a empoderarse y hacer escuchar su voz, para que las oportunidades de participación y la garantía de sus derechos sean una realidad.

Esta fundación que existe desde hace 12 años, es dirigida por Claudia Ritzel, quien reside en Santa Marta pero semanalmente viaja a Barranquilla, ciudad sede de esta entidad sin ánimo de lucro, para seguir trabajando de la mano de su equipo de colaboradores y padres de familia, por el bienestar de quienes tienen esta condición.

“Trabajamos en promover la inclusión de las personas en condición de discapacidad, sabemos que lo que hacemos es un cambio cultural; es decir, es algo que el impacto no se ve de la noche a la mañana. Hemos visto avances, pero infortunadamente todavía hay mucho por hacer”, expresó Ritzel a HOY DIARIO DEL MAGDALENA.

La  directora de Fundown Caribe también resaltó el proceso de adaptación de Colombia, en temas legislativos y como organización, Fundown actúa como orientador y formador de las familias sobre toda esta temática; por eso, recalca la importancia del apoyo que se la da a las personas que nacen con esta condición genética.

Fundown Caribe también presta guía a docentes y profesionales, haciendo actividades de concientización y sensibilización en pro de romper los mitos que existen alrededor del Síndrome de Down; realmente es desde el apoyo formativo, donde nacen los cambios y progresos que hoy se ven.

Actualmente, cuentan con aproximadamente 400 familias afiliadas; de ellas, 150 activas, que son las que participan de las actividades que realizan en Santa Marta, Barranquilla y Cartagena, a lo largo del año.

¡MÁS INCLUSIÓN!

Fundown Caribe, en alianza con Asdown Colombia, como miembros de la Federación Iberoamericana de Síndrome de Down, estarán realizando los días 29 y 30 de abril el V Congreso Iberoamericano sobre Síndrome de Down, en Cartagena de Indias; este evento que se celebra cada tres años, ya ha tenido lugar en España, México y Argentina.

 Esta es una oportunidad única para familias y profesionales, que contará con la participación de 12 ponentes de Iberoamérica, encargados de poner una impronta práctica en cada una de sus especialidades, ofreciendo herramientas que promuevan y faciliten la inclusión en los diferentes entornos sociales, de las personas con síndrome de Down.

SOBRE EL SÍNDROME

Debe aclararse que no es una enfermedad, sino uno de los defectos congénitos más comunes que puede tener un ser humano: aparece en una de cada 1.000 personas, aproximadamente.

En términos médicos, el síndrome se genera por una copia extra del cromosoma 21 o una porción del mismo; es decir, cada ser humano tiene 23 pares de cromosomas, 46 en total y las personas que tienen el síndrome, suman 47.

John Langdon Haydon Down, médico británico, describió y estudió la alteración en el año de 1866; sin embargo, el primer investigador en advertir que el síndrome era proporcionado por la transformación del cromosoma fue Jérôme Lejeune.

A través de los años y de su estudio profundo, los especialistas aseguran que no puede ser curado, que no existen maneras de prevenirlo y que se presenta desde el nacimiento del ser humano; es importante destacar que los niños que lo posean pueden llevar una vida similar a cualquier otro ser humano de su edad.

[themoneytizer id=”22300-28″]

 

También podría gustarte